Departamento de Policía de Houston

Adolescente salvadoreña de 17 años y embarazada es acusada de complicidad en un asesinato (FOTOS y VIDEO)

La salvadoreña Elida Lucía Jovel-Medrano, embarazada de cinco meses y de 17 años de edad, fue detenida por el Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) como presunta responsable de haber sido la persona que manejó el auto con el que tres presuntos asesinos escaparon de la escena del crimen en el que murió a balazos Johnny Páramo-Torres, de 25 años, el sábado 4 de agosto afuera del restaurante La Unión en el suroeste del área metropolitana.

Jovel-Medrano compareció en la mañana del martes 21 de agosto frente a un juez calificador en la Cárcel del condado de Harris y le informó que está acusada de cómplice de asesinato en contra de Páramo-Torres. El delito es considerado grave.

Una fuente al interior de la División de Homicidios del HPD, quien habló a condición de que no se revelara su nombre, informó a MundoHispánico que el móvil del crimen fue un pleito entre pandillas rivales. El juez le fijó a Jovel-Medrano una fianza de 50,000 dólares para que enfrente su proceso en libertad, sin embargo, hasta el momento de escribir esta historia la muchacha seguía detenida.

Relacionado: Acusan a hispano de haber matado a dos mujeres a balazos; podría enfrentar la pena de muerte

De acuerdo a los documentos del caso, consultados por MundoHispánico, alrededor de las 7:00 de la tarde Jovel-Medrano y otros dos hombres jóvenes tuvieron una discusión con Páramo-Torres adentro del restaurante ubicado en el 9575 Wilcrest Drive, en el vecindario de Alief, con alta presencia de hispanos de clase trabajadora.

En un momento Jovel-Medrano y sus acompañantes se retiraron del lugar pero a las 7:45 de la noche la mujer volvió manejando su auto junto a otros hombres y ella se quedó con el motor encendido justo enfrente del restaurante.

Tres hombres se bajaron del auto entraron en el sitio y dispararon sobre Páramo-Torres quien murió en el sitio. En cuanto soltaron los balazos los tres salieron corriendo para subirse al carro de la muchacha quien aceleró a toda velocidad perdiéndose por las calles del barrio.

Cuando los agentes de la División de Homicidios llegaron al lugar recuperaron imágenes de las cámaras de seguridad del restaurante las cuales fueron las piezas fundamentales que armaron el rompecabezas del crimen.

El miércoles 15 de agosto Jovel-Torres ya era buscada por las autoridades del HPD quienes lograron identificar su auto por medio de las placas. Sin embargo, la chica ya no estaba en su casa cuando fueron a detenerla. Arrestarla era la prioridad de los agentes pues ella conoce la identidad de los otros tres involucrados.

Justo ese miércoles un agente del Departamento de Seguridad Pública (TxDPS) atisbó el carro de la muchacha quien, presuntamente, pretendía dejar la ciudad pues llevaba en su auto por una carretera hacia el oeste una maleta con ropa. El agente la paró para detenerla e informó del arresto al HPD.

El Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) también fue informado del arresto de Jovel-Torres debido a que la chica está en Estados Unidos en calidad de indocumentada y por sus presuntos vínculos con la pandilla. Sin embargo, en los documentos del caso no se detalla a qué pandilla pertenece la muchacha.

Kevin Acevedo-Carlson, el abogado defensor de Jovel-Torres, explicó al juez durante su primera comparencia en corte que su defendida es estudiante de último año en la preparatoria Sharpstown High School en el suroeste de la ciudad en donde es parte del coro estudiantil y que tenía planes de estudiar enfermería en cuanto terminara la escuela. Hace cinco años que vive en Texas.

Te puede interesar: Hombre detenido por ICE cuando lleva a su esposa a dar a luz sí es buscado por asesinato en México, confirman funcionarios

De acuerdo al Código Penal del Estado de Texas el delito de asesinato tiene tres calificaciones que los jueces consideran para dar su veredicto a una persona que sea encontrada culpable. Con base a eso las penas van de 5 hasta 99 años en prisión y el pago de 100,000 dólares en daños a las víctimas. Hasta el momento de escribir esta historia la jueza Kristin M. Guiney, de la Corte Criminal 232 de Distrito en el condado de Harris, no había determinado cómo calificaría el cargo en contra de Jovel-Torres.

La División de Homicidios del HPD junto a la organización sin fines de lucro Crime Stoppers de Houston piden a la comunidad hispana de Houston que si alguien conoce la identidad y el paradero fidedigno de los otros tres presuntos asesinos cómplices de Jovel-Torres se comuniquen a su oficina al 713.308.3600 o al 713.222.8477. Todas las pistas se mantendrán anónimas. Hay una recompensa de hasta 5,000 dólares a quien de la pista que lleve a la detención de los asesinos.

Esta imagen de las cámaras de seguridad del restaurante muestra a los tres acompañantes de Jovel-Torres, quien no ha revelado quienes son sus cómples, en el momento en el que empezaron la discusión adentro del restaurante La Unión y que terminó con la vida de un hombre muerto a balazos. (Fotografías: Departamento de Policía de Houston)
Esta imagen de auto de Jovel-Torres fue la pieza que comenzó a armar el rompecabezas apara el HPD pues lograron identificar el auto en el que escapó la muchacha y a partir de las placas rastrear a quién pertenecía. La chica fue detenida por un agente del TxDPS cuando presuntamente pretendía dejar la ciudad con rumbo hacia el oeste del estado.

ES TENDENCIA:

Top Stories