Ciudades santuario: Trump envía agentes de élite para detener indocumentados

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Ciudades santuario: Trump envía agentes de élite para detener indocumentados
  • Ciudades santuario: el gobierno de Trump está enviando agentes de élite que habitualmente trabajan en la frontera con México
  • La operación secreta busca arrestar inmigrantes indocumentados en ciudades que protegen a inmigrantes indocumentados, según el New York Times
  • Nueva York y Chicago son las primeras

Ciudades santuario. El gobierno de Donald Trump está enviando agentes de élite que habitualmente trabajan en la frontera mexicana a grandes ciudades como Nueva York y Chicago, dentro de una gran operación secreta para arrestar a inmigrantes indocumentados, informó este viernes el periódico The New York Times.

Relacionado

De acuerdo con el diario, que cita a dos funcionarios que conocen el operativo secreto, se espera que también se despliegue a esos agentes en San Francisco, Los Ángeles, Atlanta, Houston, Boston, Nueva Orleans, Detroit y Newark.

Se trata, según el rotativo, del más reciente movimiento del gobierno de Trump en su batalla contra las llamadas “ciudades santuario”, lugares donde las autoridades locales se niegan a cooperar con las autoridades federales para encontrar y deportar indocumentados.

Un portavoz de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) confirmó al Times que la agencia va a desplegar 100 agentes para trabajar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la agencia que se encarga de capturar a inmigrantes dentro del país para su deportación.

El despliegue tendrá lugar de febrero a mayo, según un correo electrónico interno visto por el periódico, que señala que entre los agentes habrá miembros de un grupo especial de la Patrulla Fronteriza conocido como BORTAC.

Esas unidades tácticas, que operan en la frontera sur, se utilizan habitualmente en operaciones de alto riesgo contra individuos violentos y grupos criminales y del narcotráfico.

Los agentes disponen de equipamiento y entrenamiento especiales, incluida preparación como francotiradores. En las “ciudades santuario”, su trabajo será apoyar a compañeros del ICE en sus operaciones habituales.

De acuerdo con el reporte del diario, el despliegue es una respuesta a las políticas adoptadas por esas localidades que, según el ICE, están dificultando el trabajo de sus efectivos.

El gobierno de Trump mantiene actualmente un duro enfrentamiento con ciudades como Nueva York por esta cuestión y en las últimas semanas ha tomado medidas para presionar a las autoridades locales para que cooperen.

Para el exjefe de la CBP Gil Kerlikowske, la decisión de usar el BORTAC es un “error significativo” pues estos agentes no están acostumbrados a trabajar en ciudades y pueden dar lugar a situaciones violentas.

“Si eres un jefe de policía y vas a hacer una detención por un delito relativamente menor, no envías un equipo de SWAT”, dijo Kerlikowske al Times en referencia a las fuerzas especiales de la policía.

Tucson rechaza convertirse en ciudad santuario y elige a una latina como alcaldesa

Tucson, en Arizona, rechazó este martes en las urnas declararse como ciudad santuario, al tiempo que hizo historia al elegir a Regina Romero como su primera mujer latina alcaldesa.

Poco más del 71 por ciento de los electores votaron en contra de la iniciativa conocida como Propuesta 205, que pretendía evitar que el Departamento de Policía de Tucson (TPD) cooperara con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE en inglés).

En una ciudad que vio nacer el movimiento santuario, el rechazo de los votantes fue sorpresa para quienes lo apoyaban, reportó Efe.

Zaira Livier, una de las fundadoras de la también conocida como Iniciativa para la Defensa de la Gente, dijo que seguirá luchando en favor de los derechos de los migrantes.

“Todos merecemos vivir en paz sin importar dónde hayamos nacido”, aseguró en rueda de prensa tras conocer los resultados de la elección.

La Propuesta 205 prohibía a los agentes del Departamento de Policía de Tucson preguntar el estatus migratorio de personas en ciertos lugares como las iglesias, escuelas, tribunales y hospitales.

Sus detractores consideraban que la propuesta iba en contra de la polémica ley estatal SB1070, aprobada por la Legislatura de Arizona en el año 2010 y que aún continúa vigente.

La ley estatal que en su momento convirtió al estado de Arizona en el epicentro del debate migratorio, otorga el poder a los departamentos policíacos de cuestionar el estatus migratorio de las personas que “sospechan” que son indocumentados.

Desde entonces, inmigrantes indocumentados han sido deportados debido a que, por ejemplo, tras una detención de tráfico fueron entregados a las autoridades migratorias.

Por meses, impulsores de la medida trataron de convencer a los votantes por medio de anuncios y tocando puertas para pedir apoyo para la iniciativa que pretendía proteger a los inmigrantes indocumentados.

Pero mucho antes de la elección, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, advirtió que Tucson podría perder parte de su presupuesto estatal de más de 120 millones de dólares si se convertía en ciudad santuario por estar en violación de la ley estatal SB1070.

Legisladores republicanos amenazaron además con aprobar durante la próxima sección legislativa leyes que castigarían a ciudades que se convirtieran en “santuario” para los inmigrantes.

También han amenazado con hacer responsable a la ciudad de los crímenes o daños que inmigrantes indocumentados puedan cometer en contra de los residentes.

Por otra parte, durante la trascendental elección de este martes, los votantes hicieron historia eligiendo a Regina Romero como la primera mujer latina alcaldesa de Tucson, la segunda ciudad más grande del estado.

De ascendencia mexicana, Regina Romero ganó con cerca del 56 por ciento de los votos a su favor.

“Estoy muy contenta por este importante logro, mis prioridades son trabajar en favor de nuestras comunidades, proteger sus derechos”, dijo Regina Romero a Efe tras conocer los resultados en su cuartel electoral.

Regina Romero, conocida por su trabajo en favor de la comunidad migrante desde su cargo de concejal el cual ha ocupado desde 2007, expresó que como alcaldesa buscará que la Legislatura estatal finalmente elimine la SB1070.

La nueva alcaldesa, sin embargo, fue una de las voces en contra de la Propuesta 205, ya que consideraba que violaba la ley SB1070 y causaría muchos problemas legales a la ciudad que se ha caracterizado por defender a los inmigrantes.