La Biblia y el sexo: 30 citas atesorables para parejas que se aman


Hablar sobre sexo ha sido, y sigue siendo en muchos lugares, un tabú de varias sociedades. Sin embargo, un libro sagrado como es la Biblia, con miles de años, recoge en sus páginas multitud de testimonios y citas sobre el tema. Mira estas 30 citas de la Biblia sobre sexo para curiosear y meditar. ¡Alucinante!

1.- Él mismo creó dos géneros: “macho y hembra”, y vio que todo cuanto había creado llegó a ser “muy bueno” a su vista — Génesis 1:27, 31

Biblia y sexo

2.- Cuando unió en matrimonio a la primera pareja, les dijo que tendrían que “llegar a ser una sola carne” — Génesis 2:24

TE PUEDE INTERESAR: Cómo sobrevivir en pareja después de tener un bebé… ¡No están solos!

3.- Regocíjate con la esposa de tu juventud […]. Que sus propios pechos te embriaguen a todo tiempo. Con su amor estés en un éxtasis constantemente. — Proverbios 5:18, 19

4.- El esposo debe satisfacer las necesidades sexuales de su esposa. — 1 Corintios 7:3

5.- Que el matrimonio sea honorable entre todos, y el lecho conyugal sea sin contaminación, porque Dios juzgará a los fornicadores y a los adúlteros. — Hebreos 13:4

Citas de la Biblia sobre sexo

6.- Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra. — Génesis 1:28

7.- El que los creó desde el principio los hizo macho y hembra y dijo: ‘Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre y se adherirá a su esposa, y los dos serán una sola carne. — Mateo 19:4, 5

TE PUEDE INTERESAR: ¿Es amor o puro deseo sexual? ¡Descúbrelo aquí!

8.- Den muerte a los miembros de su cuerpo que están sobre la tierra en cuanto a fornicación, inmundicia, [e indecente] apetito sexual. — Colosenses 3:5

9.- Huyan de las relaciones sexuales prohibidas. Cualquier otro pecado que alguien cometa queda fuera de su cuerpo, pero el que tiene relaciones sexuales peca contra su propio cuerpo. ¿No saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que han recibido de Dios y que está en ustedes? — 1 Cor, 12-20

10.- Todo me está permitido, pero no todo me conviene… el cuerpo no es para el sexo, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. — 1 Cor, 12-20

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+