Cinco millones de indocumentados son trabajadores “esenciales”

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Video MH / Foto Getty
  • Cinco millones de indocumentados son trabajadores “esenciales”
  • Casi 3 de cada 4 inmigrantes indocumentados en la fuerza laboral de los Estados Unidos mantienen al país funcionando
  • Más allá de su presencia en la fuerza laboral, los trabajadores indocumentados hacen contribuciones importantes a la economía de los Estados Unidos a través de los impuestos que pagan y sus gastos

Cerca de 5 millones de inmigrantes indocumentados, casi 3 de cada 4 inmigrantes irregulares en la fuerza laboral de los Estados Unidos, mantienen al país funcionando gracias a su esfuerzo como trabajadores “esenciales” frente a la pandemia.

Eso, según un informe divulgado este miércoles por el Center for American Progress (CAP).

Durante la actual pandemia, que ha supuesto el contagio de casi 13.7 millones de personas y la muerte de cerca de 270,000 personas en el país, los indocumentados han seguido trabajando en sectores fundamentales para el país, subrayó CAP.

“Han destacado por su trabajo crucial como trabajadores agrícolas que cosechan los alimentos de los estadounidenses; empleados que almacenan estantes de comestibles; y conductores de reparto que llevan comida a la seguridad de los hogares de las personas”.

“Después de décadas de dar por sentados estos trabajos, el país se ha dado cuenta de cuán esenciales son estas personas y sus contribuciones”, indica el reporte.

Cinco millones de indocumentados son trabajadores "esenciales"

El grupo señaló que 16 de los 50 estados de la nación albergan cada uno más de 100,000 trabajadores indocumentados.

Los mayores números de ellos en Texas, con 1,159 millones o el 8,4 % de la fuerza laboral del estado, y California con 1,441 millones de personas o el 7,5 % de la fuerza laboral.

Las ocupaciones con mayor presencia de trabajadores indocumentados son, según CAP, la construcción, que emplea 450,200 de estas personas, servicio doméstico y limpieza (344,000), la cocina (333,500) y limpieza de oficinas y mantenimiento de edificios (264,100).

Pero es en la agricultura donde el porcentaje de trabajadores indocumentados en el más alto, con el 29 % del total, en relación con la fuerza laboral de ese sector, según CAP.

Cinco millones de indocumentados son trabajadores “esenciales”

Más allá de su presencia en la fuerza laboral, los trabajadores indocumentados hacen contribuciones importantes a la economía de los Estados Unidos a través de los impuestos que pagan y sus gastos.

“Es importante reconocer que los trabajadores indocumentados no quitan empleos a los trabajadores nacidos en Estados Unidos”, añadió sobre un “mito” que, en opinión de este grupo progresista, ha sido “desmentido constantemente” por la investigación económica.

“La realidad es que los inmigrantes indocumentados llenan brechas cruciales en la fuerza laboral, en gran medida sin competir con los trabajadores nacidos en el país y complementándolos, creando mayor actividad económica y una productividad que puede ayudar a que el país salga de su bajón causado por la pandemia”, señaló CAP.

Por ello, el grupo considera que la aprobación de una reforma migratoria que incluya una vía para lograr la ciudadanía para los cerca de once millones de indocumentados que viven en el país sería la “manera correcta de honrar” a estas personas.

La mayoría de los latinos tienen trabajos que requieren contacto en persona

Más de la mitad de los trabajadores latinos, afroamericanos y nativos tienen trabajos considerados “esenciales” y otros que no lo son pero que no pueden realizarse desde casa y obligan a estar cerca del público, una proporción mayor que los trabajadores blancos, según un reporte publicado este miércoles.

Cinco millones de indocumentados son trabajadores “esenciales”

El informe de Urban Institute apunta a que 53 % de los trabajadores latinos tienen trabajos que los colocan en mayor riesgo de exposición y transmisión del coronavirus, por el 45 % del total de la población activa de Estados Unidos y el 41 % de los blancos no hispanos.

El 53 % de los trabajadores latinos se reparten entre el 31 % que forman parte de industrias “esenciales” y el 22 % que son “no esenciales”, aunque sí fundamentales para que las personas compren en tiendas, coman en restaurantes y obtengan servicios personales, señala el informe.

Además, los trabajadores de estos grupos minoritarios y que deben trabajar en persona y cerca de otros tienen ingresos más bajos que los trabajadores blancos en estos trabajos y es menos probable que tengan seguro médico.

El 16 % de los trabajadores afroamericanos y el 28 % de los nativos y los latinos carecen de seguro, en comparación con el 10 % de los trabajadores blancos no hispanos.

Por todo ello, refleja el Urban Institute, los hogares formados por afroamericanos, nativos americanos e hispanos enfrentan “mayores riesgos” de transmisión del virus en el hogar porque es más probable que tengan un trabajador que trabaje en persona y cerca de otros, y que vivan en hogares con múltiples generaciones de adultos.

Cinco millones de indocumentados son trabajadores “esenciales”

Ante este panorama, el grupo independiente considera “urgente” que se desarrollen políticas y sistemas para proteger y apoyar a estos grupos minoritarios por medio de políticas “amplias” que cubran las “prácticas de salud pública, las políticas en el lugar de trabajo y el acceso a la atención médica”.

Entre ellas estaría garantizar vacunas gratuitas o de muy bajo costo para los trabajadores esenciales, a los que hay que llegar con campañas de divulgación que fomenten la recepción voluntaria y atiendan las posibles preocupaciones de estos trabajadores sobre la seguridad y el costo de las mismas.

Aunque los latinos representan el 18 % de la población del país, los hispanos abarcan el 24 % de los positivos por la covid-19 y el 14,9 % de las muertes, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Regresar al Inicio