Cinco de Mayo: mucho más que guacamole, tostitos y tequila

blank
blank

El efecto comercial

Para los detractores, el Cinco de Mayo no es más que guacamole, tostitos y tequila, con bares, restaurantes y plazas llenos de clientes hispanos y estadounidenses. Pero obvian otra realidad añadida. Es la fiesta de México y todos lo saben. Y sí, se recuerda su comida y su bebida, pero también sus tradiciones y sobre todo su presente.

empresaria Duluth

Edith López, dueña de La Oaxaqueña, en Duluth. Foto: Hanoi Martínez/MH

“Nosotros traemos aquí un pedacito de nuestra tierra, la cual no vemos hace 15 años”, dice a MundoHispánico Edith López, quien junto a una hermana abrió La Oaxaqueña, un restaurante en Duluth, que se suma desde su inauguración a la festividad, con ofertas gastronómicas sobre todo para la familia.

“Por casualidades de la vida, recibimos el permiso para operar un cinco de mayo, por tanto, también celebramos nuestro aniversario ese día”, recuerda la comerciante. “Y en verdad la fecha se presta mucho para los negocios, se vende más, pero no se puede negar que la familia comparte, sale unida y eso es muy importante”, destaca.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+
blank