Cinco de Mayo: mucho más que guacamole, tostitos y tequila

  • Para los mexicanos es una fecha patriótica; sin embargo en Estados Unidos tiene otro sentido
  • Miles de personas celebran cada año la efeméride como una gran fiesta de la herencia mexicana
  • La celebración es mucho más que las comidas y las bebidas, es la tradición

Es, nuevamente, Cinco de Mayo. Poco a poco en negocios hispanos del área metropolitana de Atlanta el ambiente sabe a guacamole, tostitos y tequila. Pero la fiesta es mucho más. Todos se preparan para una de las mayores celebraciones de la cultura y costumbres mexicanas, aunque para muchos la fecha no tenga tal significado.

Pero la mayoría celebra. En bares, restaurantes, plaza públicas…la jornada es pretexto para el encuentro, para la fiesta, donde no falta la música regional, los trajes típicos, la diversión en familia y la comida, siempre picosa; todo lo cual se une para traer a cada espacio un pedacito del México lindo y querido, como recuerdo de su herencia.

La historia

Luego de perder varios territorios del norte en una guerra contra Estados Unidos, el pueblo mexicano se embarcó en una lucha interna por el poder, lo que provocó la debacle económica de la nación y con ello el impago a acreedores internacionales, como España, Inglaterra y Francia.

Este último, negado a un arreglo diplomático de la deuda, decidió invadir México para instaurar una monarquía favorable a Europa. Era el año 1862 y en Estados Unidos un conflicto interno -Guerra Civil- sacaba a la nación de Lincoln del ‘juego’. La doctrina Monroe “América para los americanos” no podía ser aplicada, esta vez.

En abril los franceses desembarcan por Veracruz. En su camino a la capital se encuentran una fuerte oposición del Ejército nacional y en la ciudad de Puebla tuvo lugar la primera gran batalla. Era el Cinco de mayo y México registraba su primera gran victoria contra una potencia extranjera. El general Ignacio Zaragoza se cubrió de gloria.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+