Cimafunk recorre Estados Unidos inyectando serias dosis de funk afrocubano

Desde que irrumpió en la escena musical de Cuba hace un par de años con su primer álbum, Terapia, Cimafunk está conquistando al público con su sabrosa propuesta que combina el funk con ritmos afrocubanos y su estilo fresco e innovador que invita al espectador a bailar y gozar sin inhibiciones.

Cimafunk, el músico de moda en Cuba, trae a Atlanta su sabroso y ecléctico sonido. El cantante y compositor brindará un concierto junto a su banda de 10 músicos el sábado 13 de abril en el Southwest Arts Center. Foto: May Reguera.

Hace un par de semanas Erik Alejandro Iglesias Rodríguez, el nombre de pila de Cimafunk, debutó en Estados Unidos con una deslumbrante participación en el Festival de Música South by Southwest (SXSW), en Austin, donde estuvo acompañado de su orquesta de 10 músicos.

Y el 28 de marzo arrancó en Washington DC su primera gira de conciertos en el país que lo llevará a más de 20 ciudades, incluyendo uno que brindará el 13 de abril en el Southwest Arts Center como parte de un programa de intercambio cultural entre Cuba, el Atlanta Jazz Festival y el Buró de Cultura y Arte de Fulton.

Cimafunk produjo su fonograma Terapia de forma independiente entre 2016 y 2017 con la colaboración de músicos invitados como Roberto Carcassés, Héctor Quintana y Brenda Navarrete, entre otros. Contiene ocho canciones de su autoría como ‘Me voy’, inspirado en el afropop nigeriano con conga y tumbao; el funk con cha-cha-chá ‘Ponte pa’ lo tuyo’, con Roberto Carcassés, y el disco-funk ‘Basta’ y ‘Revuelto’, un tema pop con influencias de trova.

En una entrevista con MundoHispánico, Cimafunk habló de la gira, de su música, de la revolución musical que está formando, entre otros temas.
MH: ¿Cómo viviste tu debut en el festival South by Southwest (SXSW)?
Cimafunk: Superbueno, fue mi primera experiencia de gira norteamericana, esperábamos gozar, pero igual nos sorprendió la acogida de la gente, todo el mundo se conectó al momento, disfrutó y se fueron con una idea de la banda superpositiva. Ha sido muy bueno para la carrera porque mucha gente se ha enterado de que existimos y que vamos a estar en muchos lugares. Se ha formado una revuelta y la gente ha averiguado dónde vamos a estar para reservar, es una cosa muy sabrosa.

TE PUEDE INTERESAR: La Invasora se hace sentir con buen sonido mexicano y sus estrellas Juan ‘Yogi’ Tapia y Lalo Trujillo

En su corta carrera, el cantautor cubano ha ido sumando un fiel y nutrido público que se rinde ante su originalidad y efervescencia, incluyendo al gran cantautor Fito Páez que sorprendido ante la genialidad de Cimafunk, que en dos años ha sacudido a Cuba con su audaz mezcla de ritmos afrocubanos y funk, ha dicho del joven artista que es “El dios de ébano y una de las luces del futuro del continente”. Foto: May Reguera.

MH: ¿Qué significado tiene esta primera gira por Estados Unidos?
Cimafunk: Estoy loco por eso, estar haciendo esta gira es un sueño. Comenzamos en Washington y acabamos de visitar la oficina del Congreso, conociendo la historia de este país. Todo ha estado supersabroso, la gente superamorosa y estamos gozando. Es el primer concierto oficial de la gira y va a ser un día superlindo porque hay mucha gente cubana y también norteamericana que han estado siguiendo nuestra música en Spotify y en todas las redes sociales. Vamos a divertirnos, a gozar y a tratar de que la gente goce con nosotros.

MH: ¿Qué opinas de que te estén llamando el ‘James Brown de Cuba’?
Cimafunk: Muy honrado de que se me vincule con James Brown por todo lo que significó para el funk y todo ese movimiento. Pero igual yo tengo influencias de mucha gente más, sobre todo de músicos cubanos que estaban haciendo lo mismo en Cuba un poquito antes incluso que Brown existiera como Benny Moré y Bola de Nieve. También tengo referencias de grandes del funk como Ohio Players, Funkadelic y Sly & The Family Stone.

MH: ¿Cuál es la temática que abordas en Terapia?
Cimafunk: Trato de escribir cosas reales que me han pasado. Mis canciones hablan sobre la temática sexual, la mujer, la comida mezclada con el sexo, con doble sentido pero sin vulgaridad.

“El álbum Terapia es mi discurso musical, que no es intelectual pero tampoco vulgar. Es un dialecto popular para bailar y gozar, yo canto como la gente habla”, Cimafunk, cantautor cubano

MH: ¿Cómo fue el proceso creativo para producir Terapia?
Cimafunk: Fue bastante mágico el proceso creativo del álbum porque para mí era esencial la evolución de los tambores africanos en Estados Unidos, y en Cuba los sonidos de la rumba, la timba, el son y el changüí. Era muy loco, salía un tema detrás del otro y fue difícil elegir las ocho canciones que quería. Fue una locura experimentando con ritmos y lírica.

MH: ¿De dónde viene el nombre de Cimafunk?
Cimafunk: Cuando empecé a escuchar la música funk me puse Erick Funk, pero me puse Cimafunk cuando ya quería ir más en serio, casualmente había descubierto, un poquito antes, que tenía un antepasado que fue un esclavo y me sentí super conectado con él. Me sentí con un compromiso de hablar de eso porque el cimarronaje, para mí, más que ser un negro esclavo que se escapaba del barracón, del dominio de los amos y se iba a vivir al bosque, es un concepto de vida. En las comunidades que se llamaba Palenques habían cimarrones de muchas regiones incluso del mismo país pero de diferentes tribus y tuvieron que convivir juntos y crear una nueva comunidad donde nacieron niños ya con un discurso nuevo, que no era ni de África ni de Cuba. Era una mezcla afrocubana, eran muchachos cubanos de padres africanos y esclavos que estaban buscando libertad escondidos en el monte, sobreviviendo su cultura y ahí todo empezó a cambiar, todo empezó a sufrir una transculturización, una mezcla. Desde entonces estoy inmerso tratando de descubrir más información para sentirme más identificado porque para mí es una responsabilidad ser parte de esa cultura.

Cimafunk dice que se siente agradecido con Cuba por haberle abrigado de la manera en que lo ha hecho con su música y de dejar una huella en su país; y sabe que ahora tiene una responsabilidad más grande para ser más consecuente con su discurso porque la gente ya se siente inspirada. Foto: May Reguera.

MH: ¿Qué sientes al escuchar que grandes figuras hablan de ti, como Fito Páez que dice que eres el luminoso futuro de la música de América Latina?
Cimafunk: Eso está duro, (jejeje), Mare; lo que estoy viviendo todavía no lo siento así como veo que lo ve mucha gente. Yo me la paso trabajando igual, tratando de renovar la música porque siempre vivo insatisfecho con lo que voy haciendo. Sale y después le veo muchos defectos, entonces siempre estoy tratando de llegar a un sonido real y personal donde yo me sienta satisfecho, aunque creo que eso no va a pasar nunca. Y es eso lo que también me ayuda a pensar que voy a seguir renovándome porque sé que nunca voy a estar realmente conforme. Y lo que dijo Fito Páez porque él es una de las inspiraciones más fuertes que he tenido en la música y sobre todo en la lírica, en los textos. Mare, cuando yo hacía trova, escribía muchos textos que tenía que ver con la manera en que Fito Páez escribe.

MH: ¿Soñabas ser músico desde niño en Pinar del Río?
Cimafunk: La música siempre ha estado en mi vida, pero igual yo no soñaba con nada en específico, yo estaba nomás viviendo, yo crecí en el campo, normal ahí. Mi niñez fue bastante especial porque fue super saludable. Mi familia es una familia bien grande y tienen la tradición de estar muy apegados, siempre nos criamos en grupos grandes y mi niñez fue lo mejor. Yo no estaba conectado con nada de la música ni nada, yo cantaba en la iglesia, pero no tenía como esa visión, me puse a estudiar trompeta en la iglesia por unos pocos meses, pero lo dejé. Empecé a dedicarme a la música ya cuando crecí un poco y comenzaba a buscarme la vida. No había nada de música hasta que entré a la universidad y entonces ahí empecé un grupo de reggaetón con un amigo, estuvimos unos meses haciendo algo ahí hasta que conocí la trova. Ahí sí que me empecé a enfocar más en la música y la lírica, empecé a experimentar con ritmos. Y cuando decidí completamente irme para La Habana fue cuando dije ahora sí, voy a darle con todo y en serio.

MH: ¿Te sientes heredero de esos grandes músicos cubanos que hicieron historia?
Cimafunk: En realidad no siento eso, yo estoy hablando de mi realidad y, aunque tengo todas esas referencias, yo estoy reciclando lo que ellos hicieron y poniéndole un poquito de mí y de la gente que me rodea, sobre todo mis músicos. Ser heredero de esos músicos es una palabra supergrande para mí, pero creo que todos somos herederos de lo que ya se hizo. Nosotros estamos viviendo en un momento en que casi todo está inventado y estamos reciclando con lo que la otra gente inventó.

BREVE BIO de Cimafunk:

Nombre: Erik Alejandro Iglesias Rodríguez
Profesión: cantante y compositor
Nacionalidad: cubana
Fecha y lugar de nacimiento: 7 de abril de 1989 en Pinar del Río, Cuba
Discos: Terapia (2017)
Premios: premio Cuerda Viva 2018, categoría ‘Artista Novel’; Artista del año 2018, Vistar Magazine; y ganador del Concurso Primera Base del Festival Havana World Music 2018

Cimafunk

Afiche de álbum Terapia

Canciones de Terapia:

1. ‘Me voy’ (tiene guiños de afropop nigeriano, conga y tumbao de Tres cubano)
2. ‘Ponte pa’ lo tuyo’ con Roberto Carcassés (es un funk con cha cha cha)
3. ‘Paciente’ (es un funk a la cubana)
4. ‘Parar el tiempo’ (es un pop con cha cha cha)
5. ‘Basta’ (es un corte de funk con disco)
6. ‘Alabao’ con Brenda Navarrete (es un funk alternativo)
7. ‘Fiebre’ (es un pop)
8. ‘Revuelto’ ( es un pop con influencias de la trova cubana)

Cimafunk en concierto

Cuando: 13 de abril, 8-11 p.m.
Costo: $35.
Donde: Southwest Arts Center, 915 New Hope Rd., Atlanta.
Info: www.cimafunk.com y goo.gl/LoJ7pR

 

 

Search

+