Cierre de gobierno podría atrasar reembolsos de impuestos

La pugna entre los demócratas y el presidente estadounidense Donald Trump que ha mantenido parcialmente cerrado el gobierno por casi dos semanas podría atrasar los reembolsos de impuestos este año, reportó CNN.

Aunque la Cámara de Representantes aprobó este jueves un proyecto de presupuesto para reabrir la Administración, la medida está prácticamente condenada a morir debido a que el mandatario ha dicho que no aprobará ninguna ley de financiamiento que no incluya fondos para su muro fronterizo, una de sus más sonadas y polémicas promesas de campaña.

De momento, el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) trabaja bajo planes de cierre de temporada baja en cuanto a presentación de solicitudes y actualizará sus procedimientos antes de la próxima temporada de impuestos el viernes, según una persona familiarizada con el asunto.

TE PUEDE INTERESAR: Demócratas aprueban plan para reabrir el gobierno sin muro para Trump

La posibilidad de un cierre prolongado de la Administración podría complicar la temporada de impuestos de este año, la primera a partir de la nueva ley aprobada por el Congreso en 2017.

Durante un cierre, el IRS generalmente no realiza auditorías, no paga reembolsos ni ofrece asistencia a los contribuyentes si tienen preguntas, especialmente fuera de la temporada de presentación de solicitudes. Y mientras algunas de las luces aún pueden estar encendidas en el edificio, la agencia actualmente opera con solo el 12.5 por ciento ​​de su fuerza laboral, o menos de 10,000 empleados federales, reportó CNN.

“Dificulta un poco las cosas”, dijo Kyle Pomerleau, economista de la organización sin ánimo de lucro Tax Foundation. “En la medida en que las personas confíen en el reembolso, cualquier retraso será negativo”.

MIRA TAMBIÉN: Exalguacil de Alabama se quedó 1.5 millones de la alimentación de reos de ICE

La temporada de presentación de impuestos generalmente comienza a mediados de enero, y si el cierre se resuelve para entonces, puede tener poco impacto duradero en los contribuyentes.

El IRS aún tiene que anunciar cuándo las personas y las empresas pueden comenzar a presentar sus declaraciones de impuestos, pero cualquier retraso para quienes no reciban el dinero que se les debe solo intensificará la presión sobre Trump y los legisladores para llegar a un acuerdo rápidamente, indicó CNN.

Muchos consideran los reembolsos de impuestos como es una ganancia financiera importante que utilizan para cubrir gastos costosos o aumentar sus ahorros anuales. Los que más necesitan los reembolsos también suelen estar entre los primeros en presentar la declaración de impuestos durante la temporada de impuestos de enero a abril, indicó CNN.

El impasse político llega en un momento en que ya iba a haber una complejidad adicional a medida que los individuos y las corporaciones luchan por primera vez con los nuevos cambios en la legislación fiscal.

“Esta temporada de presentación será un desafío”, dijo Pomerleau. “El IRS aún estaba pensando en eso. Los individuos todavía estaban pensando en eso incluso con la financiación completa”.

La agencia recibió dos años de financiamiento para implementar la nueva ley tributaria, por lo que algunas de esas actividades, incluyendo la elaboración de hojas de trabajo y formularios de impuestos junto con instrucciones y publicaciones, han continuado, reportó CNN.

Pero las empresas no pueden llamar a la agencia para pedir asesoramiento sobre los cambios, dijo Alice Jacobsohn, de la American Payroll Association. Eso incluye preguntas sobre cómo la nueva ley tributaria puede haber cambiado las cosas para los formularios W-2 de este año, que deben enviarse a fines de enero.