Inmigrantes en Chicago no pierden la esperanza, siguen luchando por una reforma migratoria

Decenas de activistas en Chicago formaron una cadena humana en frente de las oficinas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) marcando el plazo impuesto por el presidente Donald Trump para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

El 5 de marzo es la fecha límite que el presidente Donald Trump señaló el 5 de septiembre para anular el programa que ha amparado a miles de jóvenes indocumentados. Sin embargo, la Corte Suprema falló que no interviniera en la disputa sobre DACA. En enero el juez William Alsup, de la corte del distrito norte de California, determinó que el gobierno no podía acabar por completo con DACA mientras hubiera litigios pendientes en diferentes tribunales del país porque sus beneficiarios podrían sufrir daños irreparables.

“Es importante el cinco de marzo en el área política, el mensaje que queremos dar es que las vidas de dreamers están en riesgo al perder su DACA”, dijo Eréndira Rendón, directora de  Proyecto Resurrección en Chicago y beneficiaria de DACA.

De acuerdo a Proyecto Resurrección, a partir del 5 de marzo, cada día expirarán más de 900 permisos de DACA.

Rendón agrega que su premiso se vence en noviembre, pero debido a la cancelación del programa ha comenzado ya los trámites de renovación. Al ser aprobado, el permiso está vigente por solo dos años.

Activistas y líderes religiosos organizaron la manifestación para demostrar que la lucha aún sigue. Además, para exigir al Congreso que encuentre una solución permanente para la comunidad indocumentada.

La manifestación no solo tuvo integrantes hispanos, sino también contó con inmigrantes coreanos, judíos y de otras ascendencias que se sumaron para demostrar su apoyo por una reforma migratoria.

“Es importante (unirse a la causa) porque la comunidad inmigrante no solo es latina, hay mucha gente que es afectada por la administración del presidente Donald Trump”, dijo Youngwoon Han, de la organización Nakasce.”Es importante luchar por la justicia”, señaló.

Top Stories