Chicago anuncia fondo de ayuda por coronavirus que beneficiará a indocumentados (FOTO)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Chicago anuncia fondo de ayuda por coronavirus que beneficiará a indocumentados (FOTO)
  • Chicago tiene un fondo por coronavirus de 5 millones de dólares para residentes e indocumentados
  • Alcaldesa Lori Lightfoot dice que es para excluidos de la Ley conocida como CARES
  • Los residentes elegibles recibirán un cheque único de $1,000

La ciudad de Chicago reveló el miércoles un fondo de $5 millones para residentes que, según la alcaldesa Lori Lightfoot, fueron excluidos de la legislación federal de alivio del coronavirus conocida como la Ley CARES, incluidos los indocumentados, de acuerdo a información publicada por AP.

Los residentes elegibles recibirán un cheque único de $1,000, dijo Lightfoot. El fondo es una asociación entre la ciudad, Open Society Foundations y The Resurrection Project, dijeron funcionarios del gobierno que encabeza Lori Lightfoot.

Las autoridades dijeron que se espera que el fondo comience a entregarse este mes. Los interesados pueden solicitar a través del sitio web del Proyecto Resurrección.

Chicago coronavirus indocumentados

“El dinero que la ciudad de Chicago pone en nuestras comunidades, se hace sin tener en cuenta la ciudadanía”, dijo Lori Lightfoot.

Lightfoot dijo que el fondo también está dirigido a estudiantes universitarios que viven en la pobreza y residentes que recientemente abandonaron la prisión.

Lightfoot firmó una orden ejecutiva en abril que dijo que garantizará que los inmigrantes de Chicago que viven en el país sin permiso legal reciban todos los beneficios, oportunidades y servicios de la ciudad, una regla que reiteró por una ley ya existente.

Como alcaldesa, Lightfoot se ha esforzado por apoyar a las comunidades de inmigrantes, entregando personalmente volantes de “conozca sus derechos”, el verano pasado cuando el presidente Donald Trump anunció redadas a gran escala del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE).

Pero también se ha enfrentado a las críticas de activistas que quieren que ella haga más, incluida una nueva redacción de la Ordenanza de Ciudad Acogedora para eliminar ciertas lagunas.

Así como Chicago anuncia ayuda por coronavirus a indocumentados, en los primeros cuatro días del año se anunció que Denver otorgará subsidios de hasta 1,000 dólares a aquellos trabajadores que perdieron sus empleos por la actual pandemia y que, por su situación migratoria, no son elegibles para los programas de ayuda federales o estatales, informó el alcalde Michael B. Hancock.

Por medio de un comunicado, Hancock dijo que su oficina, en acuerdo con el concejo municipal, “invertirá” 750,000 dólares en un fondo de ayuda para aquellos inmigrantes, incluso indocumentados, que se quedaron sin trabajo y sin beneficios como consecuencia del Covid-19.

El Gobierno local estima que, de contarse con las donaciones suficientes, hasta 17,000 personas podrían beneficiarse con los subsidios.

Según datos del Buró del Censo, unos 345,000 de los 727,000 habitantes de Denver, capital de Colorado, nació en el extranjero, con un 60 % de los inmigrantes provenientes de América Latina. Además, un 14 % de todos los negocios de esta ciudad está a cargo de inmigrantes.

“Las personas y las familias a quienes ayudaremos con este fondo trabajan en los restaurantes, hoteles y recintos de esta ciudad, y en muchas industrias que alimentan nuestra pujante economía y que hacen que nuestra ciudad sea lo que es. Ellos también merecen nuestro respaldo en estos tiempos de incertidumbre”, dijo Hancock.

“Contrariamente a lo que hace el gobierno federal, nosotros no abandonaremos a algunos de nuestros amigos, familiares o vecinos. Los ayudaremos como a todos los miembros de nuestra comunidad”, agregó.

Sin embargo, miles  de indocumentados se han abstenido de pedir ayuda por el coronavirus como el que anuncia Chicago.

Lori Lightfoot

Por su parte, la concejala Robin Kniech, respaldó la iniciativa y afirmó que el fondo es una manera de responder a “la historia de racismo” en Estados Unidos y de “mitigar las heridas experimentadas por una comunidad que ha padecido de prejuicios y de exclusión”.

Una vez que el concejo municipal de Denver apruebe de manera formal el proyecto, el llamado Fondo para Trabajadores Abandonados quedará a cargo de la organización no lucrativa Impact Charitable, que ya cuenta con 980,000 dólares adicionales para subsidios de emergencia a favor de inmigrantes desempleados.

Los interesados deberán demostrar que por el coronavirus perdieron su empleo, quedaron en vacaciones extendidas sin goce de sueldo, o trabajan ahora menos de 20 horas por semana. Además, deben demostrar que no califican ni para el desempleo ni para subsidios federales.

La ayuda recibida sólo podrá usarse para “necesidades urgentes”, como comida, alquiler, cuidados médicos o transporte, y se dará prioridad a aquellos “particularmente vulnerables”, como por ejemplo los que están en riesgo de ser desplazados de sus viviendas.

Esta ayuda es muy similar a la que anunció recientemente Chicago por coronavirus que beneficiará a indocumentados.

Chicago coronavirus indocumentados

Antes de la noticia de que Chicago entregará ayuda por coronavirus a residentes e indocumentados, ya se había dado un negro panorama que la pandemia dejó a su paso en Estados Unidos.

Más de 1.8 millones de personas solicitaron la última semana de mayo el subsidio convencional por desempleo, con lo que ya suman más de 42 millones los que lo tramitaron desde que a finales de marzo la pandemia de Covid-19 empezó a golpear el mercado laboral, aunque las cifras conocidas este jueves son las menores desde que arrancó la crisis.

Las solicitudes, que alcanzaron una cima de más de 6.8 millones en la última semana de marzo, han ido disminuyendo en semanas recientes a medida que ha progresado la reapertura de muchas actividades económicas.

Chicago coronavirus indocumentados

El índice oficial de desempleo estuvo en 14.7 % en abril, un nivel no visto desde la Gran Depresión en la década de 1930.

El desempleo entre los hispanos, que en febrero pasado estaba en el 4.4 % y en marzo en el 6 %, se disparó en abril hasta alcanzar el 19.8 %, lo que muestra a esta comunidad como la más afectada por la crisis en el mercado laboral.

Por lo que luego de todas estas malas noticias, la ayuda que anuncia Chicago para sus residentes e indocumentados es una esperanza para los hispanos.

Con información de AP y EFE