Cheques de Trump por coronavirus llegarían en tres semanas

Cheques que Donald Trump planea enviar de ayuda federal por coronavirus llegarían en tres semanas, dijo secretario del Tesoro, Steven Mnuchin

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Los cheques que EE.UU. planea como ayuda federal ante crisis por coronavirus podrían llegar en las próximas tres semanas
  • El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin dijo que los ciudadanos verán esos depósitos en sus cuentas bancarias
  • El viernes, el presidente estadounidense, Donald Trump, estampó su firma en el mayor paquete de estímulo económico

Cheques coronavirus ayuda federal. Los cheques directos que el Gobierno planea enviar a ciudadanos del país como ayuda federal para mitigar el impacto económico de la crisis del coronavirus podrían llegar en las próximas tres semanas, adelantó este domingo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Espero que dentro de tres semanas, la gente que nos haya dado información para un depósito directo verá esos depósitos directos en sus cuentas bancarias, y crearemos un sistema basado en web para los que no dispongamos de información para el depósito y que puedan subirla y obtener el dinero de inmediato, en vez de cheques mandados por correo”, dijo Mnuchin a la cadena CBS.

El viernes, el presidente estadounidense Donald Trump estampó su firma en el mayor paquete de estímulo económico de la historia del país, por valor de más de 2 billones de dólares, con el objetivo de contener el impacto económico de la pandemia del coronavirus, que deja ya más de 2 mil muertos en el país.

El plan del Gobierno Federal encabezado por Donald Trump incluye una partida de cerca de 250 mil millones de dólares que se reservarán para efectuar pagos directos a individuos y familias de 1,200 dólares para quienes tengan una renta de menos de 75 mil dólares al año más 500 dólares por cada menor de 17 años, todo esto en cheques como ayuda federal por el coronavirus.

Asimismo, se disponen 350 mil millones en préstamos para pequeñas empresas y otros 250,000 millones para ampliar los beneficios por seguro de desempleo.

Mnuchin rechazó utilizar el término “rescate”: “No estamos rescatando ni compañías ni industrias”, indicó.

“Por cualquier préstamo que hagamos, el contribuyente será completamente compensado -indicó-. Como dijo el presidente, vamos a mirar cada situación. Algunas son muy buenas compañías que solo necesitan liquidez y que obtendrá préstamos”, destacó.

El paquete de estímulo fiscal de Donald Trump es el triple del puesto en práctica en 2009 tras el estallido de la crisis financiera, que ascendió a 700 mil millones de dólares.

El plan actual, que representa alrededor de un diez por ciento del Producto Interior Bruto del país, fue respaldado esta semana en la Cámara de Representantes, mayoría demócrata, después de la aprobación en el Senado, de mayoría republicana.

Los muertos por coronavirus superan ya los 2 mil en EE.UU., que ha registrado hasta el momento 2 mil 201 fallecimientos, de los que más de una cuarta parte se han producido en el estado de Nueva York, según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins.

El viernes, Estados Unidos, que lidera el número de contagios en el mundo, superó la barrera de los 100 mil casos de Covid-19, y va ya por los 125 mil 433; seguido de Italia, con 97 mil 689; y China, con 82 mil 122.

Pero los efectos de la crisis por el coronavirus se observa no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo. Sin embargo, la ayuda que planea el Gobierno de Donald Trump es de las más ambiciosas en el planeta Tierra, con la que buscan contener de alguna manera no solo la situación sanitaria, sino un impacto negativo en la economía.

https://twitter.com/stevenmnuchin1/status/1244261374135603201?s=20

Cheques coronavirus ayuda federal

El inmenso paquete de 2.2 billones de dólares aprobado por el Congreso estadounidense para estimular la economía no resolverá el problema más apremiante entre médicos y enfermeros: la escasez de guantes, máscaras y batas protectoras.

El problema no es falta de dinero, dicen expertos. Es que no hay suficientes existencias de esos productos. Además la crisis ha revelado un sistema fragmentado de suministra que está ahora degenerando en el caos, según una investigación de la AP.

Los hospitales, los gobiernos regionales y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias están compitiendo por los mismos recursos, lo que ha ocasionado un aumento de los precios.

Los gobernadores de estados han estado han rechazado las afirmaciones del presidente Donald Trump de que hay suficientes suministros, quejándose de que falta la coordinación a nivel del gobierno federal.

“Básicamente es un caso de sálvese quien pueda”, comentó el secretario de finanzas de Virginia, Aubrey Layne.

Las máscaras higiénicas hace una semana costaban 2,50 dólares cada una pero ahora se venden a nueve dólares, se quejó Layne. Los fabricantes, añadió, saben que “sobran los compradores” incluso a precios altos.

“Hay mucho oportunismo”, denunció.

Médicos y enfermeros en lugares afectados como Nueva York y Nueva Orleans están atendiendo a pacientes enfermos sin máscaras ni guantes ni batas protectoras.

¿Podrá el paquete de estímulo económico ayudar en este aspecto?

“No se trata de lanzarle dinero al problema”, explicó Lisa Ellram, profesora de manejo de cadenas de suministros en la Universidad Miami de Ohio.

https://twitter.com/247DigitalWeb/status/1241510012679225345?s=20

Cheques coronavirus ayuda federal

Incluso el posponer los Juegos Olímpicos de Tokio ha llevado ya a una crisis en varias organizaciones deportivas de Estados Unidos, que son el eje de la delegación que este país envía cada cuatro años a las justas.

Al menos una de las organizaciones ha comenzado ya con los despidos y otras se encuentran desesperadas por mantener su solvencia. Algunas esperan que bajen sus ingresos por falta de cuotas de sus miembros, mientras que otras se tambalean debido a la cancelación de unos 8,000 eventos, entre todos los deportes.

De acuerdo con la base de datos consultada por The Associated Press se esperan pérdidas de ingresos por más de 121 millones de dólares entre febrero y junio para 43 de las 50 organizaciones rectoras del deporte.

Esas federaciones respondieron a una encuesta del Consejo de Organizaciones Rectoras Nacionales (NGB), acerca del impacto de la pandemia de coronavirus.

Sin incluir a la Asociación de Tenis de Estados Unidos -que obtiene grandes ingresos con el US Open- la NGB en circunstancias normales percibe anualmente cerca de 685 millones de dólares.

En contraste, la NFL y la NBA sumaron ingresos cercanos a los 8,000 millones de dólares cada una durante sus campañas anteriores. La mitad de las federaciones deportivas trabaja con personal reducido y con ingresos no superiores a los 5 millones de dólares anuales.

El Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC) rompió con la costumbre y optó por no solicitar un seguro ante posibles pérdidas. En su lugar decidió autoasegurarse.

Se espera que el déficit se pague de un fondo que se creó tras las ganancias de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984.

https://twitter.com/marca/status/1241778469807235073?s=20

Cheques coronavirus ayuda federal

El USOPC dice que las pérdidas entre todos los deportes podrían ir de 600 a 800 millones de dólares. Una parte de estas pérdidas puede recuperarse si los Juegos Olímpicos continúan como se espera, en 2021. Pero mantenerse financieramente saludables hasta ese momento no será fácil para las federaciones más vulnerables.

“No he escuchado a nadie decir que las NGB se van a ir a la bancarrota”, dijo Max Cobb presidente de la Federación de Biatlón y quien es además el líder del Consejo de las NGB. “Pero el colchón de las NGB es insuficiente para absorber todas las pérdidas. Todos tienen un modelo de ganancias y gastos muy ajustado y pocos tienen ahorros”.

La Federación de Ciclismo, una organización de medio nivel con ganancias anuales de cerca de 15 millones de dólares, despidió a ocho de sus 70 trabajadores. La Federación de Rugby, que tuvo ganancias de 14 millones en 2017 ya estaba tambaleándose y está más cerca de la bancarrota debido a la incertidumbre por los olímpicos.

El USOPC recientemente envió una carta al Congreso, para pedir 200 millones de dólares, como parte del paquete de ayuda de 2 billones que fue aprobado por los Representantes el viernes. Este dinero, dijeron, sería utilizado para apoyar a cerca de 2,500 atletas y ayudar a las NGB y sus 4,500 empleados.

La petición fue rechazada -el gobierno federal de Donald Trump tiene un largo historial de no dar apoyo financiero a los olímpicos- aunque Cobb está motivado por el hecho de que organizaciones sin fines de lucro como las NGB podrían ser elegibles para ciertos préstamos como parte de paquete de estímulos de 343,000 millones llamado “Programa de Protección de Salarios”.

Con información de EFE y AP

Continua artículo relacionado