Oregon protege cheques por coronavirus de cobradores de deuda (FOTO)

La gobernadora de Oregon, Kate Brown, dispuso una orden para evitar que cobradores tomen a cuenta los cheques de estímulo por coronavirus

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Gobernadora de Oregon protege cheques de ayuda por coronavirus
  • Kate Brown establece que los cobradores de deuda no podrán tomar ese dinero
  • Salvo algunos casos el Gobierno sí podrá tomar esos recursos

Cobradores cheques coronavirus. La gobernadora de Oregon, Kate Brown, emitió una orden para que los ciudadanos de su entidad queden protegidos de los cobradores de deuda que deseen adjudicarse los cheques de estímulos que el gobierno Federal emitió para enfrentar la pandemia del coronavirus (Covid-19), de acuerdo a lo publicado en el portal de The Oregonian.

Esta medida se aplica ya que legalmente los cobradores de deuda no tienen ningún impedimento para incautar esos cheques de ayuda para liquidar o abonar a la cuenta que tengan algunos ciudadanos con ellos, sin embargo la mandataria se adelantó a una posible maniobra en contra de sus gobernados.

El objetivo de Kate Brown es que ese dinero que reciban los ciudadanos se use exclusivamente para que las familias enfrenten la crisis derivada del confinamiento por el coronavirus, debido a que muchas personas perdieron su empleo y se les dificulta pagar algunos servicios, principalmente víveres.

De acuerdo al portal de Oregon, Kate Brown dijo que pudo ver un resquicio legal que podría perjudicar a algunos residentes, sin embargo, se trabajó para evitar que en algunos casos se proteja ese dinero. Hay ciertas restricciones para el cuidado de ese dinero.

Kate Brown señala que esa protección se extiende a algunos cobros del gobierno como Seguro Social, ayuda a veteranos y discapacidades, pero no así cuando hay una orden judicial por un juicio o condena por algún delito, como tampoco el pago de ayuda alimenticia para los hijos.

Se ha dicho que los ciudadanos de Oregon no podrán ser embargados y otros procesos de deuda a los que se enfrenten.

Hace unos días los habitantes de Estados Unidos comenzaron a recibir un cheque de ayuda por mil 200 dólares como parte de la ley CARES para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Cualquier persona con ingresos netos por debajo de los 75,000 dólares anuales y con un número de la Seguridad Social recibirá un pago por 1,200 dólares. Eso significa que los matrimonios que presentan declaraciones conjuntas recibirán un pago de 2,400 dólares en caso de que sus ingresos netos sean menores a 150,000 dólares al año.

La cantidad disminuye constantemente para aquellos con ingresos superiores. Los que ganan más de 99,000 dólares, o 198,000 dólares en matrimonio, no tienen derecho a recibir el fondo de ayuda. Para los jefes de familia con un hijo, los beneficios comienzan a reducirse a partir de los 112,500 dólares de ingresos, hasta alcanzar cero a partir de los 146,500 dólares anuales.

Los padres también recibirán 500 dólares por cada hijo que tenga derecho al pago.

A partir de la semana del 4 de mayo, según el memo, el IRS comenzaría a emitir los cheques físicos para los individuos. Indicó que se enviarán alrededor de 5 millones de cheques a la semana, lo que significa que el proceso podría tardar hasta 20 semanas en completarse.

El 18 de abril, la gobernadora Kate Brown a través de su cuenta verificada de Twitter, emitió el siguiente comunicado que de manera textual dice: “Su cheque de recuperación de #CARESAct está destinado a proporcionar alivio, no a recompensar a las agencias de cobro de deudas. Mi nueva Orden Ejecutiva garantiza que pueda usar ese dinero para cubrir los costos de las necesidades esenciales durante la crisis de Covid-19”.

Cobradores cheques coronavirus

Millones de estadounidenses comenzaron a recibir el pasado miércoles las transferencias directas de efectivo que son parte del paquete de estímulo fiscal aprobado por el Congreso para compensar el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

Las transferencias forman parte en el paquete de estímulo aprobado por el Congreso y ratificado por el presidente estadounidense, Donald Trump, a finales de marzo.

El monto total del programa es de más de dos billones de dólares, el mayor de la historia de Estados Unidos, e incluye además de los pagos directos, subsidios para empresas, ampliación de la cobertura por desempleo, y avales y créditos blandos para pequeñas y medianas empresas.

Aunque la mayor parte recibirán los pagos directamente en su cuenta bancaria, el Servicio de Ingresos Internos (la Hacienda de EE.UU.) enviará también cheques.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, informó de que se esperaba que esta semana recibieran estos pagos más de 80 millones de estadounidenses

Cobradores cheques coronavirus

Este lunes se conoció que el Tesoro había ordenado que los cheques incluyan la firma del presidente Trump, lo que ha generado polémica en el país ya nunca hasta ahora había figurado el sello del inquilino de la Casa Blanca en un reembolso por parte del Gobierno.

Casi 17 millones de trabajadores han perdido su trabajo en apenas 21 días, después de que otros 6.6 millones solicitaran el subsidio por desempleo en Estados Unidos, lo que representa la muestra más significativa del grave impacto de la pandemia del coronavirus en la economía del país.

Ese mismo miércoles, la Reserva Federal (Fed) advirtió de la “contracción abrupta” de la economía en todas las regiones del país en las últimas semanas por las restricciones de movilidad y el distanciamiento social.

Cobradores cheques coronavirus

La oleada de despidos que ha envuelto la economía de Estados Unidos desde el brote del nuevo coronavirus obligó a 5.2 millones de personas más a ir en busca de ayuda federal por desempleo la semana pasada, informó el gobierno el jueves. Con la nueva cifra, cerca de 22 millones de personas han solicitado la prestación por desempleo en el último mes, por mucho la peor racha de pérdida de trabajo en Estados Unidos de la que se tenga registro.

En total, aproximadamente 12 millones de personas reciben actualmente cheques por desempleo, casi igualando el punto máximo alcanzado en enero de 2010, poco después de que terminara de manera oficial el periodo de la Gran Recesión.

Con información de AP y EFE

 

Etiquetas:
Continua artículo relacionado