LA CHACHA: 20 enero y lo último sobre la ‘comprometedora foto’ de Fernando Colunga

No es que yo sea una víbora (que sí soy), pero es que la verdad ¿cuántas novias le conocen bien bien a Colunga? Thalía no cuenta porque estaban haciendo promoción de la marginal pepenadora esa de María la del Barrio y Blanca Soto tampoco, porque estaban en una novela juntos también, así que tal vez mi comadrita vidente Deseret Tavares tenga razón y traiga ‘algo’ con alguien del sexo masculino muy muy en secreto, pero las alarmas están encendidas.

Porque seamos honestas mijas, ¿no han pensado de verdad que tal vez el amor de la vida de Fernando Colunga es un hombre? Y Dios no lo permita (porque Marjorie se nos suicida) que resulte ser Julián Gil, porque ni el mismo Colunga sobre tantas fotos como el papá del niño de la dramática llorona de MarJo.

En la postal apareció Julián Gil con una playera tipo polo en color blanco y cachucha del mismo tono, con la barba ligeramente crecida y teñida por algunas canas, pero eso sí, con un cuerpo muy musculoso (riquísimo papi) y con la galanura que lo ha caracterizado.

Mientras a su lado estuvo Fernando Colunga, presumiendo camisa desabotonada en color guinda, pantalón de mezclilla en tonos claros, su rostro perfectamente afeitado, cabellera negra por completo y ligeramente más delgado que Julián Gil.

Como Chacha que soy, siempre a las pruebas me remito:

Estos no me engañan y en esa foto hay ‘algo raro’, pero ya el tiempo (primero Dios) nos lo dirá, mientras tanto díganme sus opiniones para quitarme esta mortificación.

Y para cerrar esta columna muy devastada, pues analicemos la foto que me dejó impactada de mi Queenaza Christian Bach que ya casi cumple un año de que se nos fue y me dejó con la quijada desencajada porque en efecto estaba enfermita mi rubia hermosa.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+