Revelan que Julio César Chávez presuntamente inhaló cocaína en el baño del papa

La reciente biografía del boxeador Julio César Chávez, publicada por Javier Cubedo, ha desatado toda una polémica, debido a las confesiones que hizo el hermano del pugilista, Rodolfo Chávez.

El diario Marca dio a conocer una anécdota, reseñada en el libro, que ocurrió en 1995, luego de que el boxeador perdiera su invicto de 89 peleas ante Frankie Randall, acontecimiento que llevó a Chávez a tomar unas vacaciones por Europa.

RECOMENDADA: Arrestan a padre e hijo hispanos por el tiroteo en un cumpleaños infantil

En la capital italiana, el deportista decidió hacerle una visita al entonces Pontífice Juan Pablo II. “No, ¡no quiero ir nomas a misa! Quiero ver al Papa de frente, quiero que me reciba en el Vaticano, en privado. Hablen con quien tengan que hablar, quiero ver al Papa”, dijo supuestamente el boxeador, de acuerdo con lo reseñado en el libro.

Pero los detalles del encuentro, que ahora salen a la luz, han conmocionado a muchos. Pues Rodolfo cuenta que en su paso por el Vaticano, Julio César Chávez le pidió al Papa que le mostrara su habitación y, una vez dentro, le pidió permiso para ir al baño. Allí, el pugilista habría inhalado cocaína.

TE PUEDE INTERESAR: Las fotos que confirman sospechas de hijo de Priscila y ‘El Temerario’; es idéntico a Gustavo Adolfo (FOTOS)

“Discúlpame, Diosito -se dijo entre dientes- perdóname”, habrían sido las palabras que pronunció Chávez antes de drogarse, según relató su hermano.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+