Rentar una casa: 15 tips para encontrar la casa perfecta

Encontrar la casa para rentar perfecta puede ser un reto para las personas, pero existen un par de cosas que puedes considerar para (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Rentar la casa de tus sueños es posible, pero primero tienes que seguir algunos pasos indispensables, después de todo, se trata de una inversión importante que deberá traer seguridad y confort en todo momento. A continuación, te presentamos 15 formas sencillas de garantizar que tu búsqueda sea exitosa, y que el dinero que inviertas en una renta te ofrezca todo lo que sueñas disfrutar en tu nuevo hogar: ¡Conócelas!

Inspecciona la propiedad

Antes de firmar un contrato de arrendamiento o, incluso, de realizar cualquier compromiso verbal con un agente de bienes raíces o con un arrendador, deberás solicitar la ayuda de un experto para inspeccionar cada rincón de tu nueva residencia. Las inspecciones tienen un precio promedio de aproximadamente 350 dólares; sin embargo, esto podría ahorrarte muchos contratiempos futuros como filtraciones de agua o desperfectos en la construcción.

Lee el contrato de renta con detenimiento

Pequeña casa con llaves
Shutterstock

Si ya estás decidido a rentar una casa y esta ha pasado por un proceso de inspección exitoso, será momento de firmar un contrato de arrendamiento, el cual deberá ser leído con mucha atención. Confirma con un abogado que en el contrato se establezca toda la información necesaria para hacer de tu estancia una experiencia segura, y que todo lo que te ha ofrecido el agente de bienes raíces o el arrendador esté debidamente estipulado.

Conoce a los vecinos

¿Quieres saber si debes mudarte a un lugar? ¡Conoce a los vecinos! La calidad de vida que tendrás en tu nueva casa tendrá que ver también con las personas con las que convivirás todos los días: Conocer sus opiniones podría mejorar tu propia experiencia. Conocer a los vecinos te dará una confianza extra en que entrarás a una comunidad segura en la que las actividades se desarrollan  de manera amena y en donde existe una unidad entre vecinos.

Fotografía la propiedad

Llavero con casa
Shutterstock

En ocasiones, las fotografías de una casa no corresponden con la descripción que se ha hecho de ella, por lo que seguramente querrás tener una confirmación visual de cada uno de los rincones para tomar tu decisión. Al fotografiar la propiedad, no solo tendrás un referente de las reparaciones que puedas realizar, sino también tendrás una prueba del estado en el que te han entregado la casa, de manera que no te soliciten pagos por reparaciones que no correspondan con el uso que le has dado a las instalaciones.

Realiza una búsqueda en línea

Existen numerosas aplicaciones para encontrar una casa que se ajuste a tu presupuesto, gustos y estilo de vida; no dudes comparar las diferentes opciones que encontrarás en la web y realizar una exhaustiva filtración de resultados. Al buscar en línea, encontrarás cientos de opciones, pero no todas se acercarán a la idea que tienes; recuerda también que en redes sociales también existen opciones para encontrar a particulares que se encuentren en proceso de rentar una casa.

Visita la propiedad en renta

Diferentes tipos de casa
Shutterstock

Una búsqueda exhaustiva en internet arrojará suficientes resultados para que elijas al menos cinco propiedades que te interesen y que se ajusten al presupuesto que has asignado para la renta de una casa. Comunícate de inmediato con el contacto designado en la descripción y agenda una visita a las diferentes casas que te interesan, ya que a partir de esto podrás tomar una decisión informada y verificar que la propiedad se encuentre en un estado habitable.

Espera el momento correcto para rentar

Para todo hay un momento: en el caso de las rentas de casas, la temporada ideal para mudarse o encontrar mejores ofertas es durante el invierno, pues es durante estos meses que los precios suelen ser más reducidos. Esto se debe a muchas razones, pero principalmente a que en el invierno, donde las temperaturas presentan cambios considerables, son menos las personas que desean viajar, empacar o transportar sus pertenencias a un nuevo hogar.

Compara precios de renta

Shutterstock

No temas realizar comparaciones entre una casa y otra, incluso cuando ambas te parecen opciones ideales para ti: comparar los precios te hará notar cuestiones que quizá de otra manera pudieras pasar por alto. Por ejemplo, compara el precio entre dos propiedades con características y amenidades similares, tomando en cuenta la ubicación y la antigüedad de la casa ¡esto hará más sencillo tu proceso de elección!

Obtén buenas referencias

Ten la certeza de que el internet es una fuente inagotable de conocimiento, no solo para encontrar las mejores opciones, sino también para identificar señales de alerta ante situaciones que puedan representar un riesgo para tu seguridad física y financiera. Procura realizar una exhaustiva búsqueda y comparación de referencias, tanto de la persona que te acompañará en el proceso de arrendamiento como de aquellas personas que habitan en el mismo complejo.

Busca ofertas especiales de renta

Shutterstock

Así como hay ofertas especiales en rentas vacacionales, también las hay cuando se trata de rentar una nueva casa, ya que la finalidad es que los propietarios atraigan a clientes potenciales para finalizar la transacción. Estos beneficios pueden incluir la eliminación de los gastos de formularios de aplicación, una reducción en los depósitos de seguridad. Estos descuentos abarcan el primer mes de la renta o, bien, la duración completa del contrato que has de firmar.

Busca casas fuera de la ciudad

¿Quieres pagar menos por una casa que te ofrezca más amenidades? ¡Busca a las afueras de la ciudad! Aunque esto aumentaría potencialmente el tiempo de traslado entre un lugar y otro, así como la oportunidad de acceder a una mejor calidad de vida. Las afueras de las ciudades ofrecen importantes beneficios que impactan directamente en la calidad de vida de las personas gracias a factores como una disminución considerable de la contaminación auditiva y visual, por mencionar solo algunas.

Elimina las amenidades que no necesites

Shutterstock

Antes de firmar un contrato de renta, no olvides negociar revisar bien cuáles son las amenidades y servicios incluidos en tu nueva vivienda, pues quizá desees reconsiderar y elegir una nueva opción. Cuando elijas una propiedad, recuerda establecer un presupuesto que se adapte a la cantidad que puedes pagar: tal vez una casa dentro de un complejo que ofrezca alberca, área de juegos o casa club no sea del todo conveniente a tus intereses financieros.

No te apresures en tomar una decisión de renta

Tómate todo el tiempo que necesites para tomar una decisión y elegir una casa, pues si te apresuras podrías terminar pagando mucho más de lo que habían contemplado inicialmente. Compara precios, realiza las inspecciones necesarias, revisa las reseñas que puedas encontrar en internet y haz una minuciosa inspección de tu nuevo hogar para descartar situaciones que te resulten inconvenientes.

Haz una checklist

Shutterstock

Antes de iniciar la búsqueda formal de una casa para rentar, prepara una lista de cotejo en la que incluyas los servicios y amenidades de los que puedes prescindir y aquellos que consideras necesarios. Esto guiará cada parte de tu proceso y te permitirá filtrar la información para tener resultados de búsqueda más óptimos; así, no perderás tu valioso tiempo ni tu inversión en opciones que no son adecuadas para tus intereses.

Provee buenas referencias

El mercado inmobiliario es sumamente competitivo, y es por eso que los propietarios desearán elegir a los candidatos con mejores referencias, ya que esto asegura, de alguna manera, una relación arrendador-arrendatario mucho más saludable. La puntualidad en los pagos, la limpieza, el orden y un comportamiento adecuado serán clave para que puedas rentar la propiedad de tus sueños sin pasar por algún tipo de contratiempo.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado