La Casa Blanca cree que “es hora” de extender las obligaciones de vacunarse

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
La Casa Blanca cree que “es hora” de extender las obligaciones de vacunarse
Shutterstock
  • La Casa Blanca cree que es el momento de extender las responsabilidades de vacunación
  • La reapertura de fronteras con Europa es estudiada por la Casa Blanca
  • El bajo ritmo de vacunación en jóvenes preocupa a este organismo

Washington, 2 ago (EFE News).- La Casa Blanca considera que “ha llegado la hora” de extender las obligaciones de vacunarse contra la covid-19, y aunque el Gobierno federal lo ha hecho ya con sus empleados y estudia aplicarlas en las Fuerzas Armadas celebra que lo hagan grandes empresas y espera que sea un ejemplo a seguir.

Relacionado

En la rueda de prensa del equipo de respuesta contra la pandemia, el coordinador de dicho equipo, Jeff Zients, puso el acento en la necesidad de extender los requerimientos para vacunarse, aunque el Gobierno federal no haya impuesto dicha obligación para toda la población. La semana pasada, el presidente Joe Biden anunció que obligará a todos los trabajadores de su Gobierno a demostrar que están vacunados si no quieren someterse a pruebas de covid-19 regularmente, y no descartó que pueda imponer en el futuro un mandato de vacunación a nivel nacional.

Medidas de la Casa Blanca

Shutterstock

Como apuntó este lunes Zients, además de la obligación de los trabajadores federales y del personal médico del Departamento de Veteranos, la Casa Blanca ha pedido al Pentágono que estudie la forma de incluir la de la covid-19 dentro de la lista de vacunas que deben suministrarse entre las Fuerzas Armadas. Recordó además la obligación que tienen los contratistas del Gobierno, y valoró los mandatos que están dictando grandes empresas como Google y Wallmart.

“Es hora de imponer algunos requerimientos basándonos en la realidad de los diferentes riesgos que corren quienes no están vacunados frente a quienes lo están”, dijo Zients, quien aseguró que se está estudiando en qué “otras áreas” puede el Gobierno hacer obligatoria la vacunación. Tanto Zients como el principal epidemiólogo del país, Antony Fauci, y la directora de los Centros de Control de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, volvieron a poner sobre la mesa los datos que demuestran que la extensión de la variante delta está golpeando fuerte sobre los no vacunados.

Las estadísticas de contagios

Una prueba de coronavirus
Shutterstock

La directora de los CDC alertó que en los últimos siete días se ha registrado el nivel más alto de contagios de todo el verano, con 72.000 casos al día, un 44 por ciento más que en la anterior semana. “Esta sigue siendo una pandemia de no vacunados. Aunque los vacunados pueden contraer el virus, las posibilidades de que enfermen son mucho más bajas que entre los no vacunados”, dijo Walensky. Y recalcó, en este sentido, que las vacunas previenen de contraer la enfermedad de forma grave, mientras las hospitalizaciones y las muertes se dan sobre todo entre los no vacunados.

Mientras los datos siguen mostrando que son los estados con menor índice de vacunación donde más se extienden los contagios -según Zients uno de cada tres casos de las última semana se registró en Florida o Texas-, también denotan que ha aumentado la preocupación y han subido las inoculaciones en los estados en los que estaban en niveles más bajos. Así, según dijo el coordinador del equipo covid, en los ocho estados con más casos la vacunación se ha incrementado un 171 %, porcentaje que se eleva al 302 % en el caso de Luisiana, al 250 % en Misisipí o al 206 % en Alabama. Según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos contabiliza este lunes 35.101.600 millones de contagiados con el virus, que se ha cobrado la vida de 613.603 personas en este país, es el más golpeado por la pandemia. El Gobierno también ha dado a conocer este lunes que se ha alcanzado el objetivo que Joe Biden se había marcado para el 4 de julio, de que un 70 por ciento de la población adulta tuviera al menos una dosis de la vacuna. Se ha llegado a ese porcentaje casi un mes después. EFE News

Biden asegura que la Casa Blanca estudia si abrir fronteras a Europa

Shutterstock

Washington, 15 jul (EFE News).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró este jueves que el equipo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19 está estudiando si abrir fronteras al Espacio Shengen, cerradas desde el inicio de la pandemia, y que en los próximos días dará una respuesta. Biden hizo este anuncio en una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, con la que se había reunido previamente y, según reconoció el mandatario, también le planteó el tema de la apertura fronteriza.

“Está en proceso de qué tan pronto podemos levantar la prohibición, está en proceso ahora”, dijo Biden preguntado por una periodista alemana. “Podré responderle esa pregunta en los próximos días: lo que es probable que suceda. Estoy esperando saber de nuestra gente en nuestro equipo de la covid sobre cuándo debería hacerse”, añadió.

Se entiende la postura de Biden

El presidente de EE.UU. Joe Biden
Shutterstock

Por su parte, Merkel confirmó haber planteado el problema en la reunión, pero públicamente se mostró comprensiva con los tiempos del Ejecutivo estadounidense. La canciller reconoció que la expansión de la variante Delta “es un nuevo desafío” y dijo que antes de tomar una decisión como la de abrir fronteras Estados Unidos quiere asegurarse de que sea “sostenible” en el tiempo.

“Ciertamente, no sería sensato tener que retirarlo después de solo unos días”, aseguró. Estados Unidos mantiene sus fronteras cerradas a los viajeros procedentes de los 26 países del Espacio Shengen, así como de Irlanda y del Reino Unido, mientras que permite la entrada desde naciones en una situación pandémica peor. A pesar de las presiones de múltiples sectores económicos o del hecho de que zonas como la Unión Europea hace semanas que han abierto sus países a los estadounidenses, Washington se ha resistido a la reciprocidad. EFE News

La Casa Blanca, preocupada por el bajo ritmo de vacunación entre los jóvenes

La Casa Blanca
Shutterstock

Washington, 21 jun (EFE News).- La Casa Blanca expresó este lunes su preocupación por el bajo ritmo de vacunación entre los jóvenes estadounidenses, especialmente entre 18 y 25 años, y admitió que será muy difícil llegar al objetivo del presidente, Joe Biden, de que para el 4 de julio el 70 % de los adultos cuente con al menos una dosis.

Pese a los notables avances logrados, con más del 65 % de los adultos ya inoculados con al menos una de las dosis de los sueros disponibles, las autoridades sanitarias subrayan como uno de los grandes retos la necesidad de incentivar la vacunación entre los más jóvenes. “Lo que hemos visto en los datos es que hay una gran diferencia entre las personas de más de 25 años y las de entre 18 y 25 años”, indicó Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, en su rueda de prensa diaria.

La variante está aumentando

Shutterstock

Psaki subrayó que esta disparidad es “preocupante, especialmente dado que la variante delta está en alza” y, recordó, “no discrimina por edad”. Según los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), a finales de mayo el 80 % de los mayores de 65 años había sido vacunado, mientras que el segmento de entre 18 y 29 el porcentaje era menor del 40 %.

La portavoz de Biden reconoció que el objetivo del 4 de julio era “ambicioso”, pero recalcó que la vacunación “continuará” en EEUU tras esa fecha, por lo que instó a los ciudadanos a dar el paso para protegerse y proteger a su comunidad. El 55,8 % del total de la población adulta de EE.UU. (más de 143 millones de personas) está ya completamente vacunada, y el 65,8 % (168 millones) ha recibido al menos una dosis, de acuerdo a los últimos datos de los CDC. A la disparidad por edad, se suma también las diferencias regionales en EEUU. Mientras que estados como Massachusetts, Connecticut o Nueva Jersey tienen ya a más de dos tercios de su población completamente vacunada, otros como Alabama, Georgia o Luisiana solo han inmunizado por completo a poco más de un tercio. Estados Unidos es el país del mundo más golpeado por la covid-19 a lo largo de la pandemia, con más de 601.000 muertos y 33,5 millones de contagios. EFE News

La Casa Blanca reclama unión bipartidista para combatir la crisis climática

Shutterstock

Los Ángeles, 6 jul (EFE News).- La asesora presidencial de la Casa Blanca de Estados Unidos sobre cambio climático, Gina McCarthy, reclamó este martes un mayor compromiso al bando republicano para combatir la crisis climática a través de los fondos del plan de infraestructura que se encuentra actualmente estancado en el Congreso por el rechazo de parte de los conservadores.

En una entrevista con Efe, McCarthy explicó que el plan de infraestructura, valorado en 1,2 billones de dólares, es la herramienta para proteger a la población estadounidense de las sequías, incendios y huracanes, entre otros desastres naturales, que se registran en Estados Unidos en esta época del año. “Necesitamos que este marco bipartidista se mueva, y que se mueva ya”, dijo McCarthy sobre el acuerdo al que llegaron a mediados de junio republicanos y demócratas, que está ahora pausado.

El problema climático

Una imagen de dos tornados que se crearon por el cambio climático
Shutterstock

La Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, y los demócratas quieren que la propuesta de infraestructuras se vincule a un plan de gasto social, que contempla inversiones en banda ancha, la lucha contra la crisis climática y el cuidado de menores y ancianos, entre otros. Sin embargo, los republicanos desean que el proyecto se ciña a las infraestructuras tradicionales, como carreteras, puentes y puertos, y rechazan que se relacione con el gasto social.

“Este pacto es una oportunidad para que podamos trabajar al unísono con demócratas y republicanos para hacer algo importante para la gente de este país, no para ninguno de los partidos en particular”, insistió McCarthy, que dirigió la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en sus siglas en inglés) durante el segundo mandato del hoy expresidente Barack Obama (2009-2017).

Declaraciones de la asesora de la Casa Blanca

La asesora de asuntos climatológicos de la Casa Blanca, Gina McCarthy
Shutterstock

Además, la asesora de Biden destacó las “excelentes oportunidades” económicas y a nivel laboral que llegarán de la mano de este acuerdo, principalmente en el sector energético y transporte público. En sus declaraciones, McCarthy lamentó la intensa ola de calor, con temperaturas cercanas a los 50 grados centígrados, que dejó centenares de muertos en el oeste de EE.UU. y Canadá en la última semana, y señaló que con el nuevo plan de infraestructuras las medidas de prevención para desastres de este tipo mejorarían.

“Vemos que la sequía se está volviendo totalmente restrictiva en el oeste del país y tenemos que invertir en recursos como el almacenamiento de agua y centros de refrigeración”, agregó. El mensaje de compromiso de McCarthy llega unos días después de que Biden defendiera el plan sobre infraestructura no solo por el valor que tendrá para reconstruir los aeropuertos, carreteras y puentes del país, sino por lo que representa para la identidad de EE.UU. Durante la presentación del acuerdo bipartidista, Biden advirtió que no firmaría el plan de infraestructuras que pueda ser aprobado en el Congreso si no está vinculado al de gasto social.Sin embargo, poco después tuvo que recular y aclarar que sí que lo rubricará, ante el peligro de que los conservadores retiren su apoyo. EFE News