Arizona: No habrá cargos contra ex policías de Tucson por muerte de hispano en custodia

No habrá cargos contra ex oficiales de policía de Tucson que estaban 'bajo la lupa' de la fiscalía por la muerte de un hispano bajo custodia.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: archivo / Video: MH
  • No habrá cargos contra ex oficiales de policía de Tucson que estaban ‘bajo la lupa’ de la fiscalía por una muerte bajo custodia
  • Barbara LaWall, fiscal del Condado de Pima, indicó en un comunicado que determinaron “que no hay pruebas suficientes”
  • Los oficiales involucrados fueron identificados como Jonathan Jackson, Samuel Routledge y Ryan Starbuck, quienes presentaron su renuncia al Departamento de Policía tras el incidente

No habrá cargos contra ex oficiales de policía de Tucson que estaban ‘bajo la lupa’ de la fiscalía por una muerte bajo custodia.

La Oficina del Fiscal del Condado de Pima, en Arizona, informó que no había pruebas suficientes en contra de tres ex oficiales por la muerte de un hombre hispano mientras se encontraba bajo su custodia. Por este motivo, no presentarán cargos en contra de los agentes, informó Tucson.com.

Barbara LaWall, fiscal del Condado de Pima, indicó en un comunicado que determinaron “que no hay pruebas suficientes para acusar a los agentes de un delito”.

Foto: Twitter

El pasado 21 de abril, Carlos Adrian Ingram-Lopez, de 27 años, murió en el piso del garaje en casa de su abuela. La señora había llamado al 911 porque su nieto corría desnudo y mostraba un comportamiento errático. La policía trató de controlarlo y lo inmovilizó con esposas boca abajo. “No puedo respirar”, se quejó el sujeto, según se ve en las imágenes corporales de los oficiales de policía.

No habrá cargos contra ex policías de Tucson por muerte de hispano en custodia

Los oficiales involucrados fueron identificados como Jonathan Jackson, Samuel Routledge y Ryan Starbuck, quienes presentaron su renuncia al Departamento de Policía tras el incidente.

Según una carta de la fiscalía a Chris Magnus, jefe de policía, hubo un cuarto oficial involucrado, Jerin Stoor, quien se mantiene activo y quien habría sujetado por las piernas de Ingram-López cuando lo inmovilizaron.

En un principio, la oficina de LaWall consideró cargos por asalto, encarcelamiento ilegal y homicidio imprudente u homicidio negligente, pues se supone que deben colocar a los detenidos en el suelo esposados ​​de lado, según políticas del departamento de policía. Los agentes rompieron la regla.

El caso ha llamado la atención. En principio, por su similitud con la muerte de George Floyd cuando se encontraba bajo custodia policial. También porque la policía notificó muy tarde la situación al ayuntamiento. Las imágenes corporales del arresto fueron publicadas dos meses después de que ocurrió.

El forense del condado de Pima dictaminó que la causa de muerte de Ingram-Lopez era “indeterminada”. Atribuyó su muerte a un conjunto de circunstancias que le generaron un “paro cardíaco repentino”. Indicó que la víctima tenía “intoxicación aguda por cocaína y restricción física” con un corazón agrandado como una “condición contribuyente significativa”.

Por su parte, la familia pago dos autopsias independientes, que sugieren que su muerte es “más consistente con” asfixia.

Tucson: Rechazan renuncia de jefe policial por muerte de hispano en custodia

Chris Magnus, el jefe del Departamento de Policía de Tucson (TPD en inglés), en Arizona, ofreció su renuncia este miércoles luego de que se revelaran esta semana detalles y un video sobre la muerte de un hispano mientras estaba bajo la custodia de sus agentes, tres de los cuales ya han renunciado. Sin embargo, las autoridades no aceptaron su renuncia.

Algo que preocupa a muchos es que el suceso ocurrió el 21 de abril y los detalles no habían sido revelados hasta este miércoles por la tarde, reseñó EN24.

La alcaldesa de la ciudad, Regina Romero, dijo ayer en una conferencia de prensa que ni el Consejo ni ella fueron notificados de este hecho hasta hace pocos días.

En un video publicado el jueves por el TPD, se puede ver a los policías llegando a la casa del hispano Carlos Adrián Ingram López después de que su abuela llamara para pedir ayuda.

El hispano estaba desnudo y se escondía dentro de un garaje detrás de un automóvil, donde varios agentes de la policía de Tucson lo confrontaron y esposaron.

Tucson hispanoEl hispano no se resistió, pero estaba visiblemente alterado. Muchas veces pidió y suplicó, en inglés y español, que le dieran agua, mientras estaba esposado boca abajo.

Según se aprecia en el video de la cámara corporal de uno de los agentes, los oficiales lo cubrieron completamente con mantas de plástico y uno de ellos lo sujetó por la espalda.

Pasaron varios minutos antes de que el agente se diera cuenta de que el hombre no respondía. Fue entonces cuando lo destaparon, lo giraron y aparentemente se dieron cuenta de que no estaba respirando. Minutos después llegaron los paramédicos.

Magnos dijo que una investigación interna determinó que los agentes involucrados habían violado varios protocolos, pero se negó a especificar cuáles. “Si no hubieran renunciado, habrían sido despedidos”, dijo el jefe de policía en la misma conferencia de prensa, de acuerdo con el reporte de EN24.

Indicó que este caso ocurrió en medio de la pandemia por el coronavirus, lo que retrasó el proceso de notificación.

En la autopsia, no se pudo determinar la causa de muerte, pero según el forense, Ingram López sufrió un paro cardíaco, su corazón estaba agrandado y al momento de su muerte estaba intoxicado con cocaína.

El TPD ha solicitado que la Oficina Federal de Investigación (FBI) esté investigando el caso, y la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Pima, Arizona, aún no ha determinado si presentará cargos contra los agentes involucrados.

Este caso sale a luz en medio de un movimiento nacional a favor de la reforma de los departamentos de policía en todo el país después de la muerte de George Floyd a manos de un oficial de policía blanco en Minneapolis en mayo pasado.

La alcaldesa Romero indicó que planea presentar un plan que incluya, en principio, que se informe inmediatamente al alcalde y al Consejo cuando ocurra una muerte bajo la custodia del TPD.

En los últimos 10 años, 12 personas murieron bajo la custodia de este organismo.

Vigilia por el hispano que murió en custodia policial en Tucson

De acuerdo con una reseña del diario Tucson.com este viernes, la familia de Carlos Adrián Ingram López estaba parada el jueves al lado de un santuario lleno de velas para honrar a su ser querido. Todos llevaban una camiseta blanca con una foto del hispano cargando a su hija, la frase “#NanaAyudame” y su nombre.

Unas 400 personas asistieron a una vigilia el jueves por la noche, en El Tiradito, un santuario público al sur del centro de Tucson, para demostrar su apoyo a la familia del hispano Ingram López, de 27 años.

El Departamento de Policía de Tucson publicó información sobre el incidente por primera vez públicamente el miércoles, casi dos meses después de la muerte bajo custodia, lo que provocó la indignación de la comunidad en medio de un creciente impulso nacional y local para abolir los departamentos de policía.

Ingram López tenía cocaína en su sistema y sufrió un paro cardíaco mientras estaba restringido por los oficiales, pero la causa de muerte que figura en un informe de autopsia de la Oficina del médico forense del condado de Pima la menciona como “indeterminada”.

Los oficiales inmovilizaron a Ingram Lopez después de que su abuela llamó a la policía para informar que se estaba comportando de manera irregular y corriendo desnudo por la casa, relató también Tucson.com.

Las imágenes de la cámara corporal mostraron a los oficiales esposando al hispano, a quien colocaron boca abajo. El hombre gritaba: “Nana, ayúdame” y “Nana, por favor, nana, tráeme agua”.

Varios líderes locales de derechos civiles tomaron el micrófono y expresaron sus condolencias a la familia, diciéndoles que Ingram López todavía debería estar aquí hoy y que lo que le sucedió fue inaceptable.

“Hace dos meses, el Departamento de Policía de Tucson mató a nuestro hijo, nuestro nieto, nuestro sobrino, nuestro hermano y un padre de una niña de 2 años”, dijo la tía de Ingram López, Diana Chuffe. “Ayer, lo volvieron a matar por difamarlo en los medios”.

“Nuestro dolor es grande, y estamos exigiendo respuestas del departamento de policía”, dijo. “Lo merecemos, mi hermana lo merece, toda nuestra familia lo merece”.

El jefe de policía de Tucson, Chris Magnus, ofreció su renuncia el miércoles durante una conferencia de prensa. Pero el jueves, el administrador de la ciudad de Tucson, Michael Ortega, se negó a aceptar la oferta de renuncia de Magnus.

“Pasé tiempo hablando con el jefe Magnus sobre su ofrecimiento de renunciar tras la muerte en custodia de Carlos Adrián Ingram López. Basado en esta conversación y el fuerte apoyo que muchos han expresado en su favor no aceptaré su renuncia”, dijo Ortega en declaraciones enviadas a los medios de comunicación, indicó Efe.

Enfatizó que Magnus ha demostrado un “fuerte liderazgo” y que tomó inmediatamente la responsabilidad por las acciones de sus agentes. “Su renuncia no nos ayudará a seguir transformando nuestro Departamento de Policía”, dijo Ortega, a quien correspondía la decisión final de aceptar o no la renuncia del jefe policial.

La familia de Ingram López le dijo a la alcaldesa de Tucson, Regina Romero, que la familia no quería que Magnus renunciara.

“Queremos que se quede y queremos que lidie con este desastre que está en el Departamento de Policía de Tucson”, dijo Chuffe para aplaudir. “No nos sirve de nada alejarse”.

La multitud cantó “Nana, ayúdame” 14 veces, representando los 14 minutos que Ingram López fue inmovilizado en el piso del garaje de su abuela antes de morir.

Archivado como: Arizona: No habrá cargos contra ex policías de Tucson por muerte de hispano en custodia

Etiquetas: , ,
Continua artículo relacionado