Corte Suprema da luz verde para que Trump aplique regla de ‘carga pública’

Redacción MundoHispánico
Actualizado en

  • Carga pública: Corte Suprema da victoria a Trump y permite que a partir de ahora se implementen las reglas para rechazar la residencia permanente a quienes se hayan beneficiado de programas de asistencia pública
  • También la nueva norma aplica para aquellos extranjeros que quieran entrar a Estados Unidos
  • La propuesta de carga pública había sido anunciada por el gobierno en agosto, pero fue bloqueada por varias cortes

Carga pública. La Corte Suprema de Estados Unidos dio luz verde al gobierno de Donald Trump para comenzar a implementar nuevas reglas para hacer más fácil rechazar la residencia permanente o la entrada al país si los extranjeros han usado o pudieran usar programas de asistencia pública.

El máximo tribunal del país levantó una prohibición nacional impuesta por un juez de distrito en Nueva York. La decisión de la Corte Suprema significa que el gobierno de Trump ya puede comenzar a implementar los nuevos estándares. Quienes se oponen alegan que tales medidas representarían una carga para los inmigrantes pobres, mientras que los desafíos legales continúan, informó el diario The Washington Post.

Todos los cuatro jueces liberales de la Corte Suprema se mostraron en desacuerdo con la acción.

Las reglas establecen nuevos criterios para determinar quién puede ser considerado dependiente del gobierno de Estados Unidos para recibir beneficios, o ‘carga pública’ como menciona la ley, y, por lo tanto, no es elegible para obtener la ‘green card’ ni optar por un camino hacia la ciudadanía estadounidense. Las reglas se propusieron en octubre, pero nunca se han implementado.

De acuerdo con la nueva política, los inmigrantes que se encuentran legalmente en los Estados Unidos y usan beneficios públicos, como Medicaid, cupones de alimentos o asistencia para la vivienda, o que alguna vez han usado beneficios públicos, o se considera que algún día dependerán de los beneficios públicos serían los afectados. Los nuevos criterios proporcionan factores “positivos” y “negativos” para que los funcionarios de inmigración los evalúen al decidir sobre las solicitudes de residencia permanente. Los factores negativos incluyen si una persona está desempleada, dejó la escuela secundaria o no habla inglés con fluidez.

Quienes se oponen, argumentan que castigar a los inmigrantes legales que necesitan ayuda financiera pone en peligro la salud y la seguridad de las familias inmigrantes, incluidos los niños ciudadanos estadounidenses, y generará potencialmente millones de dólares en gastos de atención médica de emergencia y otros costos en gobiernos locales y estatales, empresas, hospitales y bancos de alimentos.

Funcionarios federales dicen que la norma garantiza que los inmigrantes puedan cubrir sus propios gastos en Estados Unidos sin sobrecargar a los contribuyentes por alimentos, vivienda y otros costos. Los funcionarios estadounidenses señalan que el cambio no es retroactivo y exime a los refugiados y asilados que huyeron de la persecución y que se encuentran por seguridad en Estados Unidos.

La norma, anunciada por el gobierno en agosto de 2019, fue avalada con una votación de 5-4 por los magistrados tras haber sido bloqueada en octubre pasado por las cortes del distrito de Nueva York, California, Washington, Illinois y Maryland, informó la agencia Efe.

Archivado como: carga pública

Seguir Leyendo

Search

+