Remedios caseros para la candidiasis: 10 curas infalibles

La candidiasis es una infección causada por un hongo en la mayoría de las ocasiones. Esta puede atacar cualquier parte del cuerpo en (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shuttertstock
La candidiasis es una infección causada, en la mayoría de las ocasiones, por la candida albicans, un hongo responsable de más de la mitad de los casos. Esta infección puede localizarse en diferentes partes del cuerpo, como la vagina, el esófago, la boca o la piel. A la par del tratamiento médico indicado por el médico especialista, es posible recurrir a remedios caseros e ingredientes naturales para reducir los síntomas y evitar que se convierta en una infección recurrente:

Probióticos

Las personas que desean reducir el riesgo de sufrir candidiasis podrían encontrar en los probióticos, especialmente en el yogur y en los suplementos, un excelente aliado para proteger al organismo del exceso de cándida, además de proteger la flora intestinal. A la par de los suplementos, los expertos recomiendan consumir de manera regular yogur sin azúcares añadidos (especialmente el de tipo griego) pues estos favorecen el crecimiento del hongo asociado con la aparición de la candidiasis.

El aceite esencial de orégano puede ser un remedio

Aceite de orégano como concepto de remedio casero
Shuttertstock

Es importante no confundir al orégano que se encuentra en los supermercados con el aceite de orégano, pues debe de tratarse de un ingrediente puro, también conocido como Origanum vulgare. De acuerdo con los datos obtenidos de estudios científicos recientes, el aceite esencial de orégano ha resultado ser efectivo para evitar el crecimiento de la C. albicans; una forma de utilizarlo es por medio de la inhalación o de la aplicación de algunas gotas diluidas sobre la zona donde se manifiestan los síntomas más severos (en el caso de la candidiasis vaginal, no se recomienda su uso).

El aceite de coco funciona como remedio

El aceite de coco posee múltiples propiedades, entre las que destacan sus propiedades antimicóticas, previniendo la aparición del hongo C. albicans; este remedio natural es fácil de conseguir y, además, económicamente accesible. Un dato importante a tomar en consideración es que, para tratar los síntomas de la candidiasis, el aceite de coco debe de ser 100% orgánico para ser aplicado directamente en las áreas más afectadas.

Vinagre de sidra de manzana

Shuttertstock

Si sufres de candidiasis, se recomienda tomar un baño de 20 minutos con agua tibia y agregar media taza de vinagre de sidra de manzana, pues la acidez de sus componentes previene el crecimiento de microorganismos que puedan ser dañinos para el organismo. Por lo general, se recomienda un baño en tina en lugar de una ducha, ya que esta última elimina prácticamente todas las bacterias, incluso las buenas, lo que deja a zonas sensibles como la vagina sin un sistema de protección ante la aparición de la candidiasis.

El jugo de arándano para la candidiasis

El jugo de arándano posee increíbles propiedades que son de beneficio para el organismo, especialmente si se desean prevenir infecciones recurrentes por candidiasis. Consumir regularmente este jugo elevará de manera considerable los niveles de vitamina C en el cuerpo, otorgándole al cuerpo las herramientas necesarias para reducir la frecuencia con la que aparece este tipo de infección.

Agua oxigenada

Shuttertstock

Las personas que sufren infecciones recurrentes por candidiasis aseguran que el agua oxigenada, utilizada como antiséptico, es efectiva para la mayor parte de las infecciones por candidiasis. Se utiliza de manera tópica en el caso de las infecciones en la piel; sin embargo, para las infecciones vaginales, se recomienda diluir en agua natural para obtener mayores beneficios.

Ácido bórico

El ácido bórico es un compuesto químico que, entre otros beneficios, contiene propiedades antisépticas que protegen a la piel de las infecciones recurrentes por cándida y alivian a las personas que la padecen de sufrir síntomas severos. Este ácido se encuentra, por ejemplo, en algunos talcos, aunque otra opción para disfrutar de sus propiedades cuando se padece de candidiasis vaginal, es por medio de supositorios (pero recuerda siempre consultar con tu médico).

Vitamina C

Naranjas como concepto de remedio para vitamina C
Shuttertstock

La vitamina C es uno de los mejores aliados para fortalecer el sistema inmune y encontrar un balance en el organismo, lo que fomenta la buena salud de la piel y evita las infecciones recurrentes. Esta vitamina dota al cuerpo de componentes antimicrobianos, y puede ser consumida por medio de suplementos o de alimentos como las frutas cítricas, pimientos rojos, brócoli y papas.

Un remedio de aceite de árbol de té

Al igual que el ácido bórico, existen suplementos en forma de supositorio para tratar la candidiasis vaginal con el aceite de árbol de té, conocido por matar hongos, bacterias y por combatir algunos tipos de virus. Para aplicarlo de manera tópica en zonas afectadas, se sugiere diluir con otros tipos de aceite como de jojoba o coco; en el caso de las infecciones vaginales, se recomienda consultar el uso de supositorios para aliviar los síntomas.

Ajo

Shuttertstock

Deshazte de la candidiasis con una solución de ajo aplicada en las zonas de la piel que presenten las mayores molestias, en especial si estas se localizan en la boca, pues se ha demostrado que el ajo inhibe el crecimiento de este hongo. Para prevenir la candidiasis recurrente y aprovechar al máximo los beneficios que el ajo ofrece, los expertos recomiendan consumir una mayor cantidad de este alimento en la dieta diaria.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado