Anuncian reapertura de templos en California en medio de la pandemia por el coronavirus (FOTO)

California autoriza reapertura de templos religiosos en medio de la pandemia por coronavirus (Covid-19), se rebaja polémica con Donald Trump

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Anuncian reapertura de los centros de culto religioso (templos) en todo California
  • Será a un 25 % de su capacidad, informó el Departamento de Salud Pública regional
  • Deberán limitar la asistencia a un máximo de 100 asistentes

Anuncian reapertura de los centros de culto religioso (templos) en todo California, aunque a un 25 % de su capacidad, informó este lunes el Departamento de Salud Pública regional, por lo que se rebaja una nueva polémica con el presidente Donald Trump, que consideró estos lugares como “esenciales” e insistió en su apertura.

Los lugares de culto deberán limitar la asistencia al 25 % de la capacidad total o un máximo de 100 asistentes, lo que sea menor, aunque necesitarán una aprobación previa del departamento de salud pública del condado correspondiente, puntualizaron las autoridades sanitarias estatales en un comunicado.

Las nuevas restricciones estarán vigentes durante 21 días después de que un condado apruebe la apertura, y luego los funcionarios de salud evaluarán los impactos y harán ajustes, en caso de ser necesario, indicaron las autoridades sanitarias en su comunicado.

El Departamento de Salud Pública publicó una nueva guía que, aunque “alienta a las organizaciones a continuar con los servicios y actividades en línea”, permite reabrir servicios religiosos y funerales.

Pero para hacerlo deben establecer y aplicar un plan de prevención contra el Covid-19, capacitar a los empleados y voluntarios sobre el coronavirus, poner en marcha protocolos de limpieza y desinfección y establecer pautas de distanciamiento físico.

Insta a modificar tradicionales prácticas como el uso de una copa común, libros de oraciones o cojines de oración, ofrecer la comunión en la mano en lugar de en la boca, evitar los abrazos y los apretones de manos, así como limpiar las zonas más usadas como pasillos o capillas.

Ante la reapertura en California de estos centros de culto (templos) deberán además revisar la temperatura y los síntomas del personal al comienzo de sus turnos y recomendar a los asistentes a usar mascarillas o tapabocas de tela.

Pide además que se analice la posibilidad de prescindir temporalmente de los coros y los rezos grupales, pues se trata de actividades que aumentan “dramáticamente” el riesgo de transmisión de Covid-19.

Este anuncio llega después de que el viernes el Tribunal del Noveno Circuito de Apelaciones, con sede en San Francisco, declinase levantar las restricciones temporales ordenadas por el gobernador de California, Gavin Newson, sobre los servicios religiosos en persona para evitar la propagación del coronavirus, después de que Donald Trump autorizara a las iglesias a reabrir sus puertas este fin de semana.

Donald Trump insistió en los últimos días en la necesidad de que los gobernadores permitiesen la apertura de los centros de culto al considerarlas “esenciales”, por lo que a nivel federal pasan a ser considerados cruciales, una categoría en la que también han entrado hospitales o procesadoras de alimentos.

“EE.UU. necesita más rezos, no menos”, dijo Donald Trump.

Newsom se ha visto presionado en los últimos días sobre este tema y más de 1,200 pastores del estado se unieron este jueves a una declaración de “esencialidad” con la que desafiaron la moratoria estatal, aunque el gobernador ya anunció el viernes que este lunes publicaría las nuevas pautas para permitir los servicios religiosos.

Los servicios religiosos en templos de California serán muy distintos por las normas dadas a conocer el lunes que limitan la asistencia a un máximo de 100 personas y que recomiendan a los feligreses portar mascarillas, cantar menos y abstenerse de estrechar manos o abrazar.

El estado difundió directrices que sirven de base para que los departamentos de salud de los condados puedan aprobar la reapertura de iglesias, mezquitas, sinagogas y otros centros de culto. Han estado cerradas desde que el gobernador Gavin Newsom emitió una orden de confinamiento en marzo para reducir la propagación del nuevo coronavirus.

En las directrices se les pide a los fieles usar mascarillas, no compartir sus libros de oraciones ni las alfombras para orar, y no pasar la charola para recaudar dinero.

Se solicita también no acudir a reuniones grandes por días feriados, bodas y funerales, y se advierte que las actividades como los cantos o la recitación en grupo “niegan” los beneficios de seguridad que da el distanciamiento social.

En las orientaciones se señala que, incluso con el distanciamiento físico, la asistencia a los templos conlleva un mayor riesgo de transmitir el virus e incrementar el número de hospitalizaciones y fallecimientos, y se recomienda a los centros de culto acortar las ceremonias religiosas.

Cada condado tendrá que adoptar normas para que los servicios se reanuden dentro de su jurisdicción, y las directrices serán revisadas por autoridades de salud estatales después de 21 días.

Se desconoce qué tan pronto se reanudarán los servicios presenciales en los templos de California tras su reapertura por coronavirus. Los condados que están teniendo éxito en controlar el virus probablemente actuarán pronto. Otros donde hay brotes -como el de Los Ángeles, donde han ocurrido aproximadamente el 60% de los fallecimientos en California por la enfermedad Covid-19- quizá decidan demorarlos.

“Un condado no necesita el permiso del estado para permitir la apertura de un centro de culto”, pero primero cada instalación debe cumplir con las directrices. Estas incluyen limitar las reuniones al 25% de la capacidad del edificio o un máximo de 100 personas, la que sea más baja.

Recientemente, y sin guardar las medidas de distanciamiento y utilizar tapabocas, una multitud de personas se congregaron en Sacramento, California, este sábado para protestar por las restricciones que mantiene el Gobierno estatal para contener el brote de coronavirus.

La manifestación bautizada como “Liberty Fest” (Fiesta de la Libertad) se realizó frente al Capitolio del estado y convocó cerca de un millar de personas, según reportes del canal local ABC-10.

La acción de hoy hace parte de los llamados de la organización Freedom Angels Foundation para exigir la reapertura de todos los negocios del estado y las iglesias.

Por lo que la noticia de la reapertura de templos en California da una esperanza a sus fieles.

Con información de EFE y AP

Continua artículo relacionado