California: Militar hispano regresa para dar el último adiós a su madre antes de ser deportado

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
California: Militar hispano regresa para dar el último adiós a su madre antes de ser deportado
  • Hispano del ejército regresa a su hogar en San Diego para despedirse de su madre antes de que ella sea deportada.
  • Esta podría ser la última vez que el hispano vea a su madre en Estados Unidos a menos que se produzca un milagro legislativo o administrativo.
  • La hispana intentó solicitar un programa que protege a los miembros de la familia de militares de EE. UU. mientras están de servicio, pero denegaron su solicitud.

Hispano del ejército regresa a su hogar en San Diego, California para despedirse de su madre antes de que ella sea deportada, reseñó The San Diego Union-Tribune.

Relacionado

Su madre, Rocío Rebollar Gómez, de 50 años de edad, se encuentra orando para que ocurra un milagro antes de su fecha de deportación programada para el 2 de enero del 2020.

La matriarca familiar Rebollar Gómez tendrá que abandonar Estados Unidos después de las festividades, lo que inundó de tristeza la alegría que sintió de tener de su hijo militar de vuelta casa.

Rebollar Gómez indicó que está esperando un milagro, su única opción restante después de que todas las vías legales para mantenerla en el país se hayan agotado pero espera que ocurra antes de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) la obligue a abandonar el país el 2 de enero.

“El único regalo que queremos este año es que la abuela esté aquí”, dijo en español un miembro de la familia Rebollar Gómez.

Mientras tanto, su hijo, el segundo teniente Gibram Cruz, de 30 años de edad, pasará unos días en casa y luego volverá a su puesto en Arizona como oficial de inteligencia del Ejército.

El hispano llegó el fin de semana por la mañana al aeropuerto de San Diego en donde llenó a su madre de abrazos y lágrimas mientras el resto de su familia lo esperaba en la acera.

El militar señaló que no tendrá más tiempo libre para estar con su familia durante las festividades, incluyendo el compleaños de su madre el 29 de diciembre.

“Estoy aquí esencialmente para despedirme de mi madre”, dijo.

Asimismo, indicó que como oficial de inteligencia, el proceso para obtener permiso para viajar fuera de los EE. UU por razones personales es largo y complicado, lo que le dificultará visitar a su madre después de que ella sea deportada.

La hispana Rebollar Gómez intentó solicitar un programa especial que protege a los miembros de la familia del personal militar del país mientras estos prestan servicios, pero ese programa es discrecional y los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) denegaron la solicitud a principios de diciembre.

Cuando eso sucedió, ICE le informó a Rebollar Gómez que tendría que abandonar Estados Unidos en enero.

Asimismo, USCIS se ha negado a emitir algún comentario respecto a este caso.

“Las leyes de inmigración de los Estados Unidos permiten que un extranjero busque alivio de la expulsión; sin embargo, una vez que han agotado todo el debido proceso y las apelaciones, quedan sujetos a una orden final de expulsión de un juez de inmigración y esa orden debe llevarse a cabo ”, dijo un portavoz de ICE cuando se le preguntó sobre el caso.

La abogada de Rebollar Gómez, Tessa Cabrera, pidió discreción a ICE, y varios miembros del Congreso le dijeron a la familia que harían lo mismo.

Hasta ahora, ICE ha mantenido su orden de que la hispana debe irse.

Militar hispano regresa para dar el último adiós a su madre antes de la deportación
Foto: Getty.

Archivado como: Militar hispano regresa para despedir a su madre antes de la deportación

“En este momento el caso está en manos de ICE”, dijo Cabrera. “Estamos esperando un milagro. A este punto no hay nada más que pueda hacer como abogado para ayudarla”.

Aunque la hispana no tiene antecedentes penales, su historial de inmigración es complicado.

Rebollar Gómez llegó a los Estados Unidos por primera vez en 1988. A mediados de los 90, la recogieron en una redada de inmigración en el hotel donde ella trabajaba cuando tenía unos siete meses de embarazo y fue llevada a México ese mismo día junto con su hija menor.

Con dos niños que la necesitaban en los EE. UU., la hispana buscó la manera de regresar lo antes posible y cruzó la frontera de manera ilegal.

Nuevamente fue retirada de los Estados Unidos dos veces a mediados de la década de 2000.

The San Diego Union-Tribune indicó que ICE confirmó los detalles del historial de inmigración de Rebollar Gómez.

“La señora Rebollar está actualmente pendiente de partir a México de acuerdo con la ley federal”, dijo Lauren Mack, portavoz de la agencia.

Archivado como: Militar hispano regresa para despedir a su madre antes de la deportación

Después de la universidad, el hijo de Rebollar Gómez dejó de soñar con ir a la escuela de leyes para alistarse en el Ejército.
El militar hispano esperaba que ese gesto de servicio a los Estados Unidos significara que el país permitiría que su madre se quedara.

“Me uní para servir al país y mantener a mi familia segura”, dijo Cruz en la oficina del abogado. “Ahora me enfrento a peligros aquí en el frente de mi casa”.

Cruz y sus dos hermanas están lidiando con cómo prepararse logísticamente para la deportación de Rebollar Gómez. Teme regresar a Acapulco, su ciudad natal en México, debido a la violencia del cartel que ha afectado a la ciudad.

Esa violencia ya ha tocado a la familia de Rebollar Gómez. Su hermano fue secuestrado por un cartel, y aunque la familia pagó miles de dólares en dinero de extorsión por su regreso, su cuerpo nunca fue encontrado.

La familia está preocupada de que los lazos del hispano con EE. UU. y particularmente con el ejército, conviertan a su madre en un objetivo.

“Sería un sueldo fácil para ellos”, dijo el hispano, refiriéndose a los carteles. “¿Cómo se supone que debo mantenerla a salvo?”.

Archivado como: Militar hispano regresa para despedir a su madre antes de la deportación

Etiquetas: