California: Inmigrante es entregado a ICE luego de combatir incendios como preso

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
California: Inmigrante es entregado a ICE luego de combatir incendios como preso
Foto: Getty / Video: MH
  • Un inmigrante que luchó contra los incendios forestales de california mientras estuvo preso fue entregado a ICE cuando debía ser liberado
  • El hombre fue trasladado y se encuentra en un centro de detención de ICE en Louisiana
  • El inmigrante enfrenta la deportación al país del que su familia huyó cuando apenas era un bebé

Un inmigrante de 41 años, que luchó contra los incendios forestales de California mientras cumplía condena en una cárcel de California, fue entregado al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE en inglés) cuando llegó la fecha de su liberación.

En un reportaje realizado por The Guardian se conoció la historia de Kao Saelee, un inmigrante nacido en Laos, un país asiático del que su familia huyó cuando apenas tenía 2 años.

Saelee le dijo al medio reseñado que el pasado 6 de agosto su hermana estaba esperándolo fuera de la prisión para recogerlo ya que ese día estaba programada su liberación, sin embargo, los guardias no le permitieron ver a su familia y lo entregaron a agentes de inmigración.

California: Inmigrante es entregado a ICE luego de combatir incendios como preso
Foto: Twitter.

Un contratista de seguridad privada le puso grilletes en las manos, la cintura y las piernas, lo metió en una camioneta y se fue.

Saelee fue puesto bajo la custodia de ICE y posteriormente fue trasladado a un centro de detención en Louisiana.

“Pagué mi deuda con la sociedad y creo que debería tener la oportunidad de estar con mi familia”, dijo Saelee a The Guardian en una llamada reciente desde la cárcel de Pine Prairie Ice.

“¿Cuál es el punto de enviar a alguien de regreso a un país donde no tiene familia? Me volvería loco de miedo”, apuntó el inmigrante.

Saelee cumplía una condena de 22 años por un caso de robo en su adolescencia y había servido al estado de California como bombero mientras estuvo en prisión.

El inmigrante ayudó a combatir los incendios forestales de 2018 y 2019.

Kao Saelee tenía planes sencillos para sus primeros días de libertad: nadar en un lago y hacer una barbacoa en compañía de su familia.
Según el inmigrante, cuando llegó a EE. UU., le costaba encajar con sus compañeros blancos porque lo acosaban con frecuencia.

“Su historia es similar a la de muchos jóvenes refugiados del sudeste asiático que fueron reasentados en vecindarios de California que tenían tasas realmente altas de violencia, pobreza y encarcelamiento”, dijo Anoop Prasad, abogado de planta del Asian Law Caucus (ALC), que representa a Saelee.

El Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California (CDCR en inglés) se asoció el mes pasado con ICE para asegurarse de que los agentes migratorios pudieran hacerse cargo de personas como Saelee para que no salieran en libertad.

Este año, el estado ha enviado envió a cientos de personas a ICE al finalizar sus sentencias de prisión.

ICE revela que más de 6 mil detenidos se han contagiado de COVID-19 y 7 han muerto

Más de 6 mil inmigrantes bajo custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y recluidos en centros de detención en Estados Unidos han dado positivo al coronavirus desde que comenzó la pandemia, según la contabilidad que lleva esta agencia federal hasta este martes.

Según el ICE, desde la llegada de la enfermedad al país se han registrado en total 6 mil 21 casos de COVID-19 en estas instalaciones, cifra que incluye seis muertos.

Pero en el conteo de hoy no se incluye el deceso del mexicano Cipriano Chávez Álvarez, que estaba recluido en el Centro de Detención para inmigrantes en Stewart, suroeste de Georgia, que murió apenas el lunes pasado de COVID-19.

Con el deceso del inmigrante ocurrido ayer asciende a tres la cifra de indocumentados que fallecen por el virus en esa cárcel, confirmó a Efe la oficina forense de la localidad.

En su portal, el ICE registra solo dos muertes en el centro de detención de Stewart, uno más en el centro de detención del condado Glades, en Florida; otro en el de Otay Mesa, en California, uno más en Farmville, en Virginia; y otro en la cárcel de inmigración en el condado de Montgomery, en Texas.

El ICE tiene en la actualidad a 20 mil 97 inmigrantes bajo su custodia en los centros de detención del país, a la espera del trámite de deportación.

La cifra de detenidos ha ido bajando gradualmente desde que, al comienzo de la pandemia, había más de 35 mil indocumentados bajo su custodia.

La agencia ha aplicado 39 mil 443 pruebas a los detenidos, y actualmente hay 620 de ellos en aislamiento porque están siendo tratados por el virus.

Los centros más afectados actualmente son el Jackson Parish Correctional, en Louisiana, con 79 inmigrantes que están lidiando con la enfermedad, seguido por un contagio de 58 detenidos en la cárcel de Adelanto en el sur de California.

Activistas y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) han iniciado decenas de demandas exigiendo la liberación de los detenidos en alto riesgo, y denunciando las pobres condiciones sanitarias de los centros.

ACLU señaló este lunes en un comunicado que la muerte de Cipriano Chávez Álvarez, de 61 años, el séptimo inmigrante que fallece por COVID-19, eleva a 20 la cifra de personas que mueren bajo custodia del ICE por distintas causas en el año fiscal 2020, que culmina el próximo 30 de septiembre.

Asimismo, el deceso convierte a este año en el más letal para las personas detenidas por la agencia desde el año fiscal 2005, cuando murieron 21 personas.

Archivado como: Inmigrante entregado a ICE en California