California: Hispano acusado de matar a cinco hijos se declara inocente

blank
blank

  • Hispano de California acusado de haber matado a sus cinco hijos pequeños se declara inocente.
  • El hombre fue acusado de cinco cargos de asesinato premeditado con circunstancias especiales de acecho, tortura y múltiples víctimas.
  • Las autoridades describieron el caso como “escalofriante”, “desgarrador” e “insensato”.

Un hispano acusado de matar a cinco de sus hijos bebés hace décadas se declaró inocente de los cargos el martes en el Tribunal Superior de Yolo, reseñó The Associated Press.

Paul Allen Pérez, de 57 años de edad, un delincuente sexual condenado con antecedentes penales de 20 años, fue acusado de la muerte de los niños nacidos entre 1992 y 2001, anunciaron las autoridades este lunes, el mismo día que iba a ser liberado de una prisión estatal en Delano con cargos no relacionados.

Hispano mató a hijos en California y ahora se declara inocente

Foto: AP.

Las autoridades describieron el caso como “escalofriante”, “desgarrador” e “insensato”.

Pérez fue acusado de cinco cargos de asesinato premeditado con circunstancias especiales de acecho, tortura y múltiples víctimas.

También enfrenta cargos de asalto a un niño menor de 8 años e incrementos criminales por sus condenas anteriores.

Pérez no habló en la audiencia en el Tribunal del Condado de Yolo más que para presentar sus súplicas.

“No se sabe mucho sobre este caso en este momento”, dijo la defensora pública de Pérez, Tracie Olson, a Davis Enterprise después de la audiencia, señalando que su oficina aún no ha recibido los informes policiales.

“La pregunta en mi mente es, ¿dónde está la mamá? ¿Y por qué no está ella aquí también enfrentando cargos por asesinato?”, indicó Olson.

El fiscal de distrito Jeff Reisig dijo que Pérez es elegible para la pena de muerte, pero no ha decidido si la aplicará.

La investigación de homicidio comenzó en 2007 después de que un pescador descubriera los restos gravemente descompuestos de un niño de 3 meses recientemente identificado como Nikko Lee Pérez en una zona de riego cerca de Woodland, California, a unos 130 kilómetros (80 millas) al noreste de San Francisco.

El hispano fue sospechoso después de ser vinculado por ADN al bebé encontrado en 2007.

Los otros bebés nacieron entre 1992 y 2001 en Merced y Fresno, y se cree que todos tenían menos de seis meses cuando murieron, dijeron las autoridades. De ellos, solo se han encontrado los restos de Nikko y otro niño.

“En mis 40 años en la aplicación de la ley, no puedo pensar en un caso más inquietante que este”, dijo el sheriff del condado de Yolo, Tom López, acompañado por representantes de las agencias policiales locales, estatales y federales, en una conferencia de prensa donde detalló los siniestros crímenes.

“No puede haber una víctima más vulnerable e inocente que un bebé, y desafortunadamente este caso involucra a cinco”, aseveró López.

López indicó que el descubrimiento del cuerpo de Nikko “ha perseguido a mi agencia durante años. Pero lo que comenzó como un solo homicidio sin resolver se ha convertido en algo mucho más grande… Lamentablemente, durante esta investigación supimos que Nikko no era hijo único. También supimos que cuatro de sus hermanos habían sufrido su mismo destino”.

Los otros niños, uno de los cuales se sabe que falleció y los otros se presume que también, fueron identificados.

Archivado como: hispano mató a hijos

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank