California: Conductor de Uber hispano es acusado de violar a una pasajera

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
California: Conductor de Uber hispano es acusado de violar a una pasajera
Etiquetas:
  • Un conductor de Uber de origen hispano fue acusado de violar a una mujer mientras esta se encontraba en estado de ebriedad.
  • El sospechoso confesó que sí mantuvo relaciones sexuales con la víctima pero de manera consensuada.
  • La víctima había estado bebiendo con amigos la noche del domingo y se había quedado dormida después de subirse al vehículo del hispano.

Un conductor de Uber hispano fue arrestado bajo sospecha de violar a una mujer que dijo que se quedó dormida en su automóvil después de una noche de beber y se despertó mientras él la agredía sexualmente, dijeron las autoridades, según The Associated Press.

El hombre fue arrestado después de que la policía de Fontana recibió un informe de que una mujer había sido violada por su conductor el 12 de enero después de haber pedido que la llevaran de regreso a su casa.

El sospechoso, Alonso Calle, contactó a la policía y dijo que era el conductor acusado de Uber, pero afirmó que tuvo relaciones sexuales de manera consensuada con la mujer en McDermott Park en la ciudad de Fontana el domingo temprano , dijo la policía en un comunicado.

Los detectives entrevistaron a Calle, de 32 años de edad, y luego lo arrestaron. Hasta los momentos no se sabe si el acusado tiene un abogado.

California: Conductor de Uber hispano es acusado de violar a una pasajera
Alonso Calle. Foto: Departamento de policía de Fontana.

La mujer llamó a la policía alrededor de las 3:30 de la madrugada del domingo para denunciar el presunto asalto.

Calle dijo que como sospechaba que la mujer le diría a la policía que había sido violada por él.

El hispano afirmó que ella se enojó, “dijo algo sobre que estaba siendo violada y que quería salir inmediatamente de su automóvil”, indicó el comunicado de la policía.

Calle dejó el área y luego llamó a las autoridades.

“Calle admitió que la víctima estaba muy intoxicada pero que aún así ella le había ofrecido tener sexo”, dijo el comunicado.

El hispano fue ingresado en el centro de detención de West Valley bajo sospecha de violación con una víctima drogada.
Los registros en línea muestran que permanece bajo custodia en el lugar y tiene una fianza impuesta de 250,000 dólares antes de su primera comparecencia ante el tribunal el 14 de enero, reseñó Newsweek.

“Lo que el conductor informó a la policía es extremadamente inquietante y no tiene lugar en nuestra comunidad”, dijo Uber en un comunicado a CBSLA.

“Cuando nos enteramos del incidente, de inmediato retiramos al hombre de nuestra plataforma y nos preparamos para trabajar con la policía en la investigación”.

En diciembre, Uber reveló que había recibido casi 6,000 informes de agresiones sexuales tanto de pasajeros como de conductores en todo Estados Unidos durante 2017 y 2018.

La compañía de transporte publicó la información voluntariamente después de las continuas críticas a la compañía por sus aparentes fallas en la protección de sus usuarios.

En una serie de tuits, el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo el 5 de diciembre: “Hacer lo correcto significa contar, confrontar y tomar medidas para poner fin a la agresión sexual. Mi corazón está con cada sobreviviente de este crimen tan omnipresente. Nuestro trabajo nunca será hecho, pero hoy damos un importante paso adelante”.

“Sospecho que muchas personas se sorprenderán de lo raros que son estos incidentes; otros entenderán comprensiblemente que todavía son demasiado comunes. Algunas personas apreciarán lo mucho que hemos hecho en materia de seguridad; otros dirán que tenemos más trabajo por hacer”, indicaba otro tuit.

“A la larga, seremos una mejor compañía para dar este paso hoy, porque creo firmemente que las compañías que son abiertas, responsables y sin miedo son, en última instancia, las compañías que tienen éxito”, concluyó Khosrowshahi.

Hispano se hacía pasar como conductor de Uber y Lyft para abusar de mujeres

Por otro lado, un hombre de origen hispano fue sentenciado de 29 años a cadena perpetua por hacerse pasar por conductor de Uber y Lyft para atacar sexualmente a mujeres en Los Ángeles.

Es por eso que si se acude a un centro nocturno, bar o club, y al concluir la estancia se gestiona un vehículo en alguna plataforma digital de transporte, los sentidos de la usuaria deben agudizarse para evitar confusiones que puedan resultar fatales al abordar un vehículo que no es del servicio y que en realidad puede ser conducido por un depredador sexual cuyo único propósito es aprovecharse del desconcierto para agredir a su víctima.

Estos sujetos rondan por establecimientos de esa clase para atentar en horas de noche o la madrugada contra mujeres que aguardan la llegada del servicio que solicitaron por medio de sus dispositivos, y quienes, inadvertidamente, han abordado el vehículo de un extraño que les ha sorprendido presentándose como un conductor de alguna plataforma digital cuando en realidad no laboran en esas empresas.

Esto ocurrió en el caso de Carlos Omar Pichinte, un hispano de 42 años de edad que se hacía pasar como conductor de Uber y Lyft para cometer agresiones sexuales contra mujeres en el oeste de Los Ángeles.

Pichinte fue sentenciado de 29 años de prisión a cadena perpetua, según anunció la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Los Ángeles.

Pichinte fingió ser conductor de las plataformas digitales de vehículos de transporte para perpetrar sus delitos en cuatro ocasiones contra mujeres en Beverly Hills y West Hollywood.

La fiscal adjunta de Distrito, Karen Montoya, preciso que el sujeto no presentó ninguna disputa el 17 de septiembre por dos cargos de asalto con la intención de cometer un asalto sexual y un cargo de violación forzada.

Las agresiones sexuales ocurrieron en octubre de 2016 y en marzo, abril y mayo de 2017.

Pichinte abordó a sus víctimas en un Kia con cristales ahumados y calcomanías de viaje compartido, para conducirlas a otro lugar donde pudiera agredirlas sexualmente, detalló la fiscalía.

El caso fue investigado por tres departamentos policíacos: el Departamento de Policía de Beverly Hills, el de Los Ángeles y el del Sheriff del Condado de Los Ángeles.