California: Arrestan a dos primos latinos por estafar más de $500 mil a ancianos

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
California: Arrestan a dos primos latinos por estafar más de $500 mil a ancianos
Foto referencial: Shutterstock / Video: MH
  • Primos latinos fueron capturados en California.
  • Los primos latinos estafaban por lo general a ancianos desde California.
  • Más de 500 mil dólares habrían robado los primos latinos en California junto a otro sospechoso.

Dos primos latinos y otro hombre fueron arrestados en California por estafar a ancianos y robarles más de 500 mil dólares.

La agencia de noticias Efe informó que dos latinos residentes del sur de California fueron arrestados este jueves por supuestamente hacerse pasar por agentes federales y defraudar a más de 50 personas de la tercera edad con órdenes falsas de arresto para que les enviaran dinero.

Los primos Elmer Miranda Barrios, de 35 años, y William Margarito Barrios, de 36, fueron detenidos en Riverside, California, en medio de un operativo que incluye el arresto de otro sospechoso, Anuj Mahendrabhai Patel, por cargos de conspiración para cometer fraude postal y fraude electrónico, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos citado por Efe.

Las autoridades aseguran que los tres sospechosos habrían defraudado, junto con un grupo de conspiradores en el extranjero, más de 500,000 dólares en efectivo a sus víctimas.

Según documentos judiciales, desde abril de 2019 hasta marzo de 2020, otros miembros de la conspiración, que se cree se encuentran en India, llamaron por teléfono a las víctimas y se hicieron pasar por empleados del gobierno o agentes del orden.

Usando datos falsos, incluidos números de placa falsos y números de teléfono del gobierno falsificados, los acusados convencieron a las víctimas, la mayoría de las cuales tenían más de 55 años, de que había una alerta de fraude y que sus identidades o su dinero estaban en problemas.

Para solucionar el problema las víctimas tenían que enviar dinero en efectivo por correo, que fue recolectado por los hispanos.

Los primos supuestamente usaron documentos de identificación fraudulentos para reclamar el dinero.

Las autoridades destacan que en febrero de 2020, una víctima de 82 años envió 10,000 dólares a “Víctor Efraín DePaz” en Hemet, California.

California primos latinos

La pérdida de las víctimas en este caso es de aproximadamente 541,420 dólares, y los acusados supuestamente conspiraron para recibir más de 50 paquetes enviados por las víctimas.

Las autoridades federales destacaron que William Margarito Barrios enfrenta un cargo adicional de ser un extranjero ilegal que volvió a ingresar a Estados Unidos luego de su deportación.

Si son declarados culpables, Patel y Elmer Miranda Barrios enfrentarían una sentencia máxima de 20 años en una prisión federal, mientras que la pena máxima de William Barrios sería de 22 años en una prisión federal.

California: Brenda Becerra fue asesinada por su esposo César Hernández

César Hernández fue detenido en California acusado del asesinato de su esposa Brenda Becerra en un incidente de violencia doméstica.

Hernández, de 47 años, enfrenta cargos de homicidio en segundo grado por la muerte de Becerra, de 24 años, acusado por el Departamento de Policía de Watsonville (WPD, por sus siglas en inglés) en el norte de California.

La muerte de Becerra presuntamente a manos de su esposo se da en octubre que desde 1981 está designado por el gobierno de Estados Unidos como el Mes de la Concientización de la Violencia Doméstica.

De acuerdo con la orden de arresto en contra de Hernández, consultada por MundoHispánico, la tragedia en la muerte de Becerra comenzó como un reporte de su desaparición.

El jueves 15 de octubre del 2020 a las 2:00 de la madrugada los padres de Becerra vieron llegaron a su hija quien les llevaba a sus dos hijos pequeños para que se los cuidaran durante el resto de la noche.

Los familiares de Becerra, de quienes no se revelará su nombre para proteger su identidad, le dijeron posteriormente a las autoridades que la joven madre tenía un comportamiento errático y se veía angustiada cuando llegó a su casa.

Después de que la mujer se fue de la casa de su familia nunca más volvieron a saber de ella.

Luego de varias horas de angustia porque Becerra no volvía por sus hijos su familia se preocupó y llamó al WPD para reportar la insólita visita de la mujer en la madrugada y luego su extraña ausencia.

Entonces los oficiales asistieron a la casa de Becerra y su esposo César Hernández y les llamó la atención que en el lugar no estaban los carros de la pareja.

Cuando los agentes del WPD descubrieron que los autos de la pareja no estaban en su casa se prendieron las alarmas en l la investigación del caso.

El reporte de la desaparición de Becerra causó conmoción entre la comunidad hispana de Watsonville, en California, una ciudad con gran presencia hispana y al suroeste del área metropolitana de San Francisco frente al mar Pacífico.

La investigación del caso dio un giro dramático a las 12:00 del día del viernes 16 de octubre cuando desde el Departamento de Policía de Santa Cruz (SCPD, por sus siglas en inglés) llamaron a sus colegas del WPD para reportarles que habían encontrado a Becerra muerta en su auto.

Brenda Becerra estaba adentro de su vehículo estacionado en la calle Mission Drive de Santa Cruz y muy cerca del Dignity Health Dominican Hospital justo en donde la mujer trabajaba.

Cuando los agentes del SCPD encontraron muerta a Becerra el WPD emitió un comunicado en el que dijeron que César Hernández, un ciudadano mexicano, se había convertido en su principal sospechoso en la muerte de su esposa.

La muerte Becerra se determinó oficialmente como un “presunto acto criminal” y diversas corporaciones en California comenzaron a buscar a César Hernández.

Michelle Pulido, vocera del WPD, explicó a MundoHispánico que desde el viernes César Hernández se convirtió en el presunto responsable en la muerte de su esposa.

Los detectives de la División de Homicidios del WPD, de acuerdo a Pulido, determinaron que la mujer fue asesinada en Watsonville y luego la llevaron muerta en su propio auto hasta Santa Cruz y ahí la abandonaron.

Encontrar a César Hernández se convirtió en la prioridad para los agentes del WPD y otras corporaciones de California quienes calcularon que el presunto responsable viajaba en su auto.

La alerta del auto en el que viajaba Hernández fue la pista que permitió su arresto cuando el hombre pretendía escapar hacia México por la frontera con Tijuana en el estado de Baja California.

El lunes 19 de octubre a las 5:00 de la tarde agentes de la Patrulla Fronteriza, en la ciudad de San Ysidro, California, atisbaron el carro en el que presuntamente viajaba César Hernández y le cerraron el paso antes de que entrara al puente internacional.

Los agentes federales le entregaron a Hernández al Departamento de Policía de San Diego (SAPD, por sus siglas en inglés) para que lo retuvieran en sus instalaciones hasta que los detectives de la División de Homicidios del WPD fueran a detenerlo.

El miércoles 21 de octubre del 2020 César Hernández llegó a Watsonville e ingresó en la cárcel del Condado de Santa Cruz acusado de la muerte de su esposa.

La causa oficial de la muerte de Brenda Becerra se determinó oficialmente por los médicos forenses como un golpe severo en el rostro, con algún objeto pesado, y luego fue asfixiada.

En la orden de arresto en contra de César Hernández se detalla que el hombre procreó dos hijos con Brenda Becerra y ambos son de menos de cuatro años de edad.

Hasta el momento de escribir esta historia aún no se había determinado cuándo será la primera audiencia en el caso en contra de Hernández por el asesinato de su esposa y que ha sacudido a la comunidad hispana de California. Hasta ahora el hombre no ha confesado por qué presuntamente mató a su esposa.