Cadena perpetua a hombre que secuestró a inmigrante hispano (FOTOS)

  • Cadena perpetua: Nicholas Chase Cunningham vivirá el resto de su vida en prisión por el secuestro del inmigrante hondureño Ulises Valladares
  • La víctima falleció cuando a uno de los agentes del FBI que fueron a rescatarlo se le disparó su arma y mató al secuestrado, el incidente continúa bajo investigación por varias dependencias en Houston
  • En la cárcel siguen los tres cómplices de Cunningham y enfrentan su proceso legal acusados de secuestro agravado

Nicholas Chase Cunningham se declaró culpable del caso de secuestro agravado del inmigrante hondureño Ulises Valladares por el que estaba acusado y el juez le condenó a pasar el resto de su vida en una prisión de Texas.

Cunningham, de 44 años y quien hasta antes de ser detenido ostentaba ser rapero y trabajaba como guardia de seguridad en centros nocturnos, escuchó la sentencia de parte del juez Phil Grant de la Corte Criminal 9 de Distrito en el condado de Montgomery en la tarde del jueves 29 de agosto.

El secuestro de Valladares se perpetró porque el hombre, o uno de sus familiares, presuntamente tenía una deuda con un cartel mexicano de drogas, según consta en los documentos del caso consultados por MundoHispánico en Texas. Cunningham, además, estuvo casado con una prima de la víctima y por eso lo conocía de cerca.

La condena a Cunningham es la primera sentencia que se dicta a uno de los cuatro involucrados en uno de los casos criminales más sonados en los anales del área metropolitana de Houston, de los últimos años, y todo porque Valladares murió a balazos por parte de un agente del comando del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) que fue a rescatarlo.

Hasta ahora es un intrincada historia la muerte de Valladares, ya que involucra a varias dependencias policiales y judiciales investigando.

El punto culminante ocurrió a las 3:40 de la madrugada del gélido jueves 25 de enero de 2018 en la casa ubicada en el 7323 Elbert Street, del vecindario de Trinity Gardens, en el noreste del área metropolitana.

Ese día una partida de agentes del FBI llegó hasta la casa para rescatar a Valladares quien había sido secuestrado el miércoles 24 de enero de su domicilio en Conroe, una ciudad semiboscosa y rural, al norte del área metropolitana de Houston, en el condado de Montgomery.

Archivado como: cadena perpetua

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+