Confirman que cadáver hallado en una maleta es de hispana desaparecida


Días antes de que su cuerpo fuera encontrado dentro de una maleta cerca de la carretera de Connecticut, la hispana Valerie Reyes llamó a su madre aterrorizada de que alguien la matara.

“Estaba realmente asustada, muy asustada”, contó su madre, Norma Sánchez, a WABC, medio afiliado a CNN.

La joven hispana de 24 años había estado viviendo en un apartamento en un sótano en New Rochelle, Nueva York, durante algún tiempo, pero recientemente se había vuelto ansiosa e incluso se sentía paranoica de estar sola ahí, reseñó KSAT este sábado.

“Me temo que alguien me va a matar”, le dijo Reyes a su madre.

TE PUEDE INTERESAR: Jardineros hispanos ayudan a aterrizar un globo aerostático en plena calle

Pero aún no está claro por qué Reyes tenía miedo. Sánchez comentó que su hija no mencionó si le tenía miedo a alguien en particular.

El martes, un grupo de trabajadores de la carretera encontró el cuerpo de la hispana metido en una maleta roja en la afluente ciudad de Greenwich, Connecticut, a unas 14 millas de su apartamento.

Al menos tres organismos policiales se han unido a la investigación, pero no se ha nombrado a ningún sospechoso. Mientras tanto, su familia y amigos buscan lidiar con el dolor y la búsqueda de la justicia.

Desaparecida

Reyes desapareció desde la mañana del 29 de enero, indicó la policía. Ni su familia ni los empleados de la librería Barnes & Noble en Eastchester, donde había estado trabajando durante casi tres años, la habían visto durante unos días.

Varios folletos con fotografías de Reyes y su descripción comenzaron a aparecer en la ciudad de Nueva York, mientras que sus familiares empezaron a hacer peticiones en las redes sociales para obtener información sobre su paradero.

TE PUEDE INTERESAR: Tormentas de nieve cubren noroeste de EE.UU. y seguirá nevando

“Teníamos la esperanza de que ella volviera”, le dijo a WABC una de sus primas, Angélica Reyes. “Eso es todo lo que sabíamos. Que ella estaba en la ciudad, así que pensamos que estaba buscando ayuda”.

La semana pasada, el Departamento de Policía de Nueva York Midtown North tuiteó una fotografía de Reyes y preguntaron si alguien la había visto.

“Fue vista por última vez con un abrigo verde, jeans negros y zapatos negros. Sufre de ansiedad y depresión”, escribió la policía.

Cuerpo hallado en una maleta roja

Una semana después de la desaparición de Reyes, un grupo de trabajadores viales que se encontraba en un barrido de rutina vio una maleta roja en una zona boscosa en Greenwich.

La bolsa estaba a unos 15 a 20 pies de la carretera en un vecindario tranquilo. Cuando abrieron la bolsa, encontraron a una mujer con las manos y los pies atados, dijeron las autoridades.

Greenwich, con una población de alrededor de 63,000 habitantes, se encuentra en Long Island Sound, a unas 35 millas de la ciudad de Nueva York. La próspera ciudad es el hogar de empresas financieras y de fondos de cobertura.

El cadáver fue identificado como el de la de la hispana Reyes el miércoles.

Hasta este sábado, la oficina del médico forense de Connecticut, que ayudó a identificar a Reyes, no había divulgado la causa ni la forma de muerte. Podría tomar hasta ocho semanas antes de que el informe esté disponible, dijo la oficina.

Uno de los trabajadores, quien no ha sido identificado, fue suspendido con remuneración por tomar fotos del cuerpo de Reyes y de la escena del crimen.

“La víctima era una hija, una hermana y una prima de una familia que está sufriendo una tremenda pérdida en este momento”, expresó en un comunicado la autoridad local, Peter J. Tesei. “Este comportamiento irreflexivo e insensible de un empleado es inexcusable”.

La policía, que vestía trajes blancos de protección, pasó varias horas en el departamento de Reyes el viernes, informó WCBS, afiliada de CNN, y llevaba bolsas de papel cuando se fueron.

Las autoridades instan a cualquier persona con información a que llame a una línea directa y anónima al 203-622-3333.

“Tarde o temprano lo atraparán”

Cuando salió el sol el jueves, una multitud de parientes y amigos se pararon alrededor de un círculo de velas con imágenes de Jesús y la Virgen María en ellas.

Cantaron himnos en español y rezaron el rosario en Glen Island Park en New Rochelle. Algunos sostenían velas y flores, otros se abrazaban y lloraban silenciosamente.

“Mi hija no merecía lo que le hiciste. Mi hija era pura”, manifestó Sánchez en la vigilia, dirigiéndose a quien sea responsable de la muerte de Reyes.

“Tarde o temprano lo atraparán, lo sé”, expresó.