8 formas en las que tú eres la causa de tu cabello dañado

El cabello hace tanto por nosotros y muchas veces lo damos por sentado. Te ofrecemos una guía para que sepas qué es lo que uno no (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Todas somos culpables del cabello dañado debido a que no le prestamos la suficiente atención. Aunque una sonrisa hermosa y una piel limpia sin duda pueden dar  una buena impresión, un cabello hermoso también capta la atención de la gente. Y no estamos hablando de un estilo perfecto de cabello recogido o de un corte que está a la moda; estamos hablando del cabello saludable y brillante que se ve y se siente hermoso. Como Cosmo Magazine informa, de acuerdo con la renombrada antropóloga biológica Helen Fisher, PhD, autora de Why We Love: “A los hombres no puede importarle menos si tus hebras están perfectamente estilizadas y ordenadas… pero notarán si tu cabello está o se siente seco, quebradizo y dañado, que son signos de mala salud”.

Y mantener uno hermoso y saludable es algo más que cómo te ven los demás. Vivian Diller, PhD, psicóloga y autora de Face It, argumenta que un buen cabello también puede afectar cómo te sientes acerca ti misma, y te hace sentir más en control. Ella explica: “El cabello estilizado y cuidado nos da ese apariencia externa de ser ordenadas, y puede contribuir para hacernos sentirnos de esa forma internamente”. Ok, así que todas podemos estar de acuerdo en que el cuidado correcto de tu melena es importante, pero la realidad es que muchas de nosotras le está haciendo un gran daño al suyo, muy seguido y sin darnos cuenta. La buena noticia es que unos cuantos cambios en tu rutina diaria de cuidado del este pueden hacer una gran diferencia en tus hebras, y no serás la única que notará las mejoras. Aquí hay 8 formas en las que tú estás causando daño a tu cabello, y cómo eliminar tus malos hábitos hoy.

1. Estás usando los productos equivocados

Shampoo para el cabello
Shutterstock

No todos los productos para el cabello son creados de la misma forma. Al igual que la talla no es la misma en tu ropa, tus zapatos, o tu corrector, necesitas prestar atención a tu tipo y condición. ¿Tienes uno seco? ¿Graso? ¿Rizos rebeldes? ¿Frizz incontrolable? Escucha al tuyo cuando hable y escoge productos que ayudarán a balancear el estado natural tu cabello para que puedas lograr ese look saludable y brillante que quieres.

2. No estás protegiendo tu cabello del sol

El FPS no es solo para tu piel— también necesitas proteger tu melena de los rayos dañinos del sol. Este puede tonarse seco y dañado por mucha exposición al sol, así que asegúrate de usar un producto que proteja tus hebras, hidrate y ayude a reparar tu cabello después de la exposición al sol. Amamos la línea de productos de protección solar de Phyto, pero cualquier producto con FPS o filtro UV hará maravillas.

3. Estás durmiendo con una cola de caballo

Shutterstock

Si no te gusta dormir con tus hebras sueltas, necesitas tener cuidado cuando acomodes estas en una cola de caballo antes de dormir. Cada vez que mueves tu cabeza estás poniendo tensión en tus hebras, y cuando despiertes probablemente encontrarás muchas partes sueltas en tu liga del cabello. Para evitar esto, usa una liga floja y que no tenga metal que no jalará tu melena mientras descansas. 

4. Estás separando las puntas de tu melena

Puede ser realmente tentador separar tus puntas, es un hábito desagradable que de hecho puede ser una causa del cabello dañado. Cuando se trata de separar las puntas: “Una vez que el cabello es separado, no puede ser reparado. Definitivamente hay unos trucos para hacer que las puntas separadas parezcan más saludables y menos notables, pero la única manera de en verdad reparar las puntas dañadas es recortarlas”. Hazte un favor y mantén tus manos alejadas de tus puntas dañadas, y obtén un corte para que puedas comenzar con uno nuevo fresco y saludable.

5. Te estás quitando las canas

Hombre viendo su cabello en espejo
Shutterstock

Canas… nadie las quiere y puede ser tan satisfactorio quitarlas tan pronto como ves una. Hemos estado ahí, y también lo hemos hecho. El viejo mito es que si te quitas un cabello, dos crecerán en su lugar. Aunque no estamos seguras si hay algo de verdad en ese mito, no es una buena idea. El científico de los cosméticos, Randy Schueller, autor del nuevo libro destructor de los mitos de belleza, It’s OK to Have Lead in Your Lipstick, explica que aunque quitar la cana hará que te deshagas de ella temporalmente: “El folículo (el pequeño tubo debajo de la piel que produce el cabello) aún está vivo y producirá otro cabello para remplazar el que has quitado”.

6. Te cepillas el cabello cuando está mojado

Aun uno fuerte y saludable está en su estado más débil cuando está mojado, así que si intentas cepillarte el cabello y deshacer tus nudos cuando está húmedo, es más probable que rompas hebras y causes daño a tu cabello. Acondiciónalo adecuadamente para evitar enredos, espera hasta que el aire lo seque un poco, y luego comienza a cepillar lentamente.

7. No estás comiendo una dieta balanceada

Shutterstock

Eres lo que comes, y eso también aplica para tu cabello. Una dieta rica en proteína y vitamina B ayudará a fortalecer a tu cabello, promover el crecimiento, y te dará una melena brillante y con cuerpo.

8. Estás ignorando el cuerpo de tu cabello

Un cabello saludable comienza con un cuero cabelludo saludable. Cuando laves con champú y acondiciones no solamente te enfoques en él, y no te concentres mucho en tus puntas. En vez, da un masaje gentil a tu cuero cabelludo  para estimular el flujo sanguíneo e incrementar el crecimiento del mismo, y para limpiar tu cuero cabelludo de cualquier químico o  acumulación de productos para el cuidado del cabello.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado