10 verdades sobre el alisado de pelo que necesitas saber

El cabello alisado es, sin duda alguna, divido, pero no todo lo que se dice de él es verdad. Aquí te ofrecemos datos que todos (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Si tienes una relación de amor/odio con tu pelo, no estás sola. Todas hemos gritado “¿POR QUÉ NO COOPERAS?” a nuestro pelo más de lo que queremos reconocer. Si tienes el pelo rizado u ondulado, las puntas rotas o difíciles, o sencillamente sufres del viejo frizz… entonces probablemente estás desesperada por ayuda. La humedad no es tu amiga y estás cansada de la lucha con tu secador de pelo todos los días. Parece que el pelo lacio es la respuesta. Elegante, controlado y libre de frizz. ¿Dónde podemos firmar? ¿Alisado es siempre mejor? Y, lo más importante, ¿es alisarse el cabello realmente tan fácil y hermoso como parece?

Con muchos y diversos productos para alisar el pelo, es importante aprender cuál es el adecuado para ti. Las palabras queratina, alisado brasileño y planchita se nombran mucho cuando se trata del alisado del pelo, Pero, ¿cuál es la diferencia y cuál es la opción más segura? Resulta que, “el quiebre del cabello no tiene nada que ver con los tratamientos y todo lo relacionado con las planchas que se utilizan para secar y sellar el cabello después”, dice el dermatólogo Neil Sadick de Nueva York. ¿Qué es lo que tiene que hacer una chica? Aprender de estos 10 consejos la mejor opción para su cabello.

1. No todos los tratamientos son iguales

Shutterstock

Como encontrar el sostén correcto, el doctor adecuado y el cónyuge perfecto, en el tema del alisado, no todos los tratamientos son iguales. No todos funcionan de la misma forma, no logran los mismos resultados y no están hechos para cada tipo de cabello. Primero hay que evaluar tus necesidades y tipo de cabello. ¿Tienes cabello ondulado? ¿Rizos rebeldes que necesitan ser domados? ¿Frizz que deseas suavizar? ¿Es tu cabello fácilmente dañado o fuerte? ¿Cuánto dinero estás dispuesto a gastar? Estas son preguntas importantes para hacerse antes de decidir qué tratamiento es adecuado para ti.

2. Algunos tratamientos pueden dañar más el cabello

Una chica peinando su cabello maltratado
Shutterstock

Podrás tener pelo lacio, pero ¿a qué precio? Algunos tratamientos alisadores realmente pueden dañar tu cabello debido al alto contenido químico o el proceso utilizado para quitar la textura del cabello. Así que antes de que te entusiasmes demasiado acerca de su tratamiento de alisado, asegúrate de comprobar los ingredientes. Muchos productos químicos pueden dar la apariencia que quieras, pero pueden debilitar cabello al mismo tiempo, dejándolo propenso al quiebre. Y créenos, nadie quiere que se le queme el pelo y se le caiga…

3. Puede ser costoso

Shutterstock

Mientras que muchas mujeres podrían decir que valió la pena cada centavo, el cabello alisado puede costar un montón de dinero. Tanto si optas por un producto casero de calidad para usar en casa o visitas tu salón local para un Brazilian blowout, puedes esperar pagar más de $150. Además, una vez hecho, no te puedes volver atrás. Así que asegúrate de hacer una investigación apropiada antes de dar el paso.

4. Nada es permanente

Es un deseo firme, no hay nada como una solución para siempre para tu cabello. Algunos tratamientos podrían alterar irreversiblemente tu pelo… pero luego crece. Nada es para siempre.

5. Te estás exponiendo a productos químicos nocivos

El cabello de una chica con un peine
Shutterstock

Se han descubierto algunos tratamientos que contienen formaldehído, un carcinógeno que puede causar problemas respiratorios y la irritación de la piel. Esto sólo se aplica a algunos productos. Dicho esto, OSHA emitió una advertencia en 2011 y un estudio más reciente ha encontrado que sigue siendo un problema en algunos salones sin ventilación adecuada. Algunos expertos sostienen que el formaldehído es realmente sólo una preocupación para aquellos que entran en contacto con el producto químico con regularidad, como estilistas y técnicos del salón. Pero aún así, pregúntate si realmente vale la pena arriesgarse.

6. Considera el mantenimiento

Shutterstock

Con la mayoría de los tratamientos que son semi permanente como aplicaciones de queratina y alisado brasileño, el tema es que no son opciones permanentes.Tendrás no sólo que repetir el tratamiento regularmente, a veces cada dos o tres meses, sino que también tienes que usar productos entre tratamientos para mantenerlo perfecto.

7. Elige basada en lo que es mejor para tu cabello

Shutterstock

No todos los tipos de tratamiento funcionan para todos los tipos de cabello. Si tienes un historial de pelo quebradizo o tienes cabello débil, deberías considerar un proceso más suave. Consulta con un profesional sobre qué es lo mejor para tu cabello antes de tomar cualquier decisión. Y puesto que algunos estilistas están tratando de ganarse la vida con esto y pueden no ser imparciales, pregunta a amigos que hayan probado estos tratamientos antes. Después de todo, tus amigos te dirán la verdad.

8. ¿Cuál es la diferencia entre un tratamiento de queratina y un Brazilian blowout?

Shutterstock

La diferencia más básica entre estos dos tratamientos es que la queratina implica depositar el tratamiento químico a lo largo de tu cabello durante un largo periodo de tiempo (¡tres días!), mientras que un Brazilian blowout consiste en una aplicación más corta seguida de una plancha. Con los tratamientos de queratina, te dejan  con el pelo seco en el salón pero con los productos químicos puestos, y debes dejártelo así por tres días antes del lavado. Y ojalá no llueva o tendrás que quedarte en casa. La humedad es un NO grande para tu pelo mientras dura el tratamiento. Con un Brazilian blowout el tratamiento es lavar el pelo y rematarlo con una máscara antes de salir del salón.

9. ¿El alisado es seguro?

Chica rascándose el cabello
Shutterstock

Algunos tratamientos contienen químicos que pueden causar complicaciones a corto y largo plazo. Los problemas a corto plazo incluyen irritación de ojos y piel, posibles daños a tu cuero cabelludo y cabello, así como molestias del tracto respiratorio superior. Los riesgos a largo plazo son mucho más preocupantes y algunas toxicólogos argumentan que debe prohibirse cualquier producto que contiene formaldehído. No todos los tratamientos incluyen productos químicos, así que si tienes un estilista de confianza discute con él lo que deseas y te conviene.

10. Tratamiento casero

Shutterstock

Antes de tomar cualquier decisión que pueda ser perjudicial para tu salud o su cabello, deberías intentar un tratamiento casero que es menos duro, menos arriesgado y menos costoso. Hay un montón de ellos, máscaras y champús disponibles en tu farmacia local. Y la buena noticia es que estos tratamientos ¡realmente funcionan! Quizá sean más incómodos de hacer y menos duraderos pero los expertos coinciden en que son eficaces.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado