Lo que necesitas saber de una cirugía bypass gástrica: 12 datos

La cirugía bypass ha tenido mucha popularidad recientemente por sus efectos en la salud de las personas que tienen sobrepeso con (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

El bypass gástrico se refiere a la cirugía que consiste en crear una pequeña bolsa desde el estómago para conectarla con el intestino delgado, con la finalidad de fomentar la pérdida de peso. Como consecuencia de la cirugía, los alimentos ingeridos entran en dicha bolsa y se dirigen al intestino delgado, ya sin pasar por la mayor parte del estómago. De acuerdo con la American Society for Metabolic and Bariatric Surgery (ASMBS), hasta el 2019, se creía que más de 250,000 personas se habían sometido a esta cirugía: ¿Quieres conocer más acerca de ella? ¡Aquí te decimos 12 cosas que necesitas saber!

1.Debes perder peso antes de someterte a la cirugía

Sí, es cierto que la cirugía tiene el propósito final de ayudar con la pérdida de peso, especialmente en pacientes que requieren alcanzar un peso específico; sin embargo, uno de los primeros pasos para acceder a este procedimiento quirúrgico es iniciar una dieta saludable. En algunos casos, se recomienda una pérdida de peso corporal de entre el 5% y el 10%, dependiendo de los requerimientos del paciente; esto, para prevenir posibles complicaciones, garantizar una menor estancia en el hospital y favorecer la posterior pérdida de peso.

2. Es un cambio físico, emocional y mental

Shutterstock

Esta cirugía no es una solución simple a un problema complejo: se trata del primer paso hacia un cambio radical en el estilo de vida que acerque a las personas a un bienestar integral para llevar hábitos más saludables. Por eso, es usual que el bypass gástrico esté acompañado de terapia psicológica o psiquiátrica para enfrentar los cambios físicos, emocionales y mentales que resultan de la pérdida de peso y de la adopción de nuevos hábitos. 

3. No es lo mismo que una cirugía de liposucción

No, la cirugía de bypass gástrico no es lo mismo que una liposucción, ya que en esta tiene el objetivo de conseguir resultados inmediatos, mientras que la primera involucra un proceso más lento. En cuanto a los resultados, se ha comprobado que es más fácil recuperar el peso después de una liposucción que de una cirugía de bypass gástrico, por lo que la selección de una o de otra dependerá de las necesidades específicas de cada paciente.

4. Esta cirugía encoge el estómago

Shutterstock

Una cirugía de bypass gástrico tiene como misión principal reducir el tamaño del estómago de las personas para reducir la cantidad de alimento que esta puede ingerir y, así, favorecer la pérdida de peso. Debido a esto, los pacientes sometidos a esta cirugía presentan cambios metabólicos, además de que han reportado experimentar cambios en el apetito, además de bajar en un 40% la tasa de mortalidad de los pacientes con obesidad.

5. La cirugía puede derivar en depresión

Como se ha mencionado anteriormente, los cambios hormonales y las afectaciones emocionales derivadas de la pérdida o aumento de peso pueden derivar en casos de depresión en algunos pacientes. Y aunque es cierto que la depresión es uno de los riesgos que se corren al someterse a una cirugía de este tipo, lo más común es encontrar testimonios de pacientes que han sentido un cambio positivo en su bienestar.

6. Tal vez no seas candidato a la cirugía

Una persona en una báscula para saber su peso para cirugía Bypass
Shutterstock

Existen muchos factores que influyen en el proceso de selección de un candidato al bypass gástrico, pues aunque se crea comúnmente que se trata de una cirugía para todos, este no es el caso. Los médicos contemplan aspectos como el índice metabólico basal, el índice de masa corporal, el peso del paciente y el estado emocional y mental en el que se encuentra antes de la cirugía.

7. Los beneficios van más allá de perder peso

Con la pérdida de peso, los pacientes con obesidad que se someten a un bypass gástrico pueden llegar a sentir numerosos efectos positivos en su organismo, los cuales se mantendrán a largo plazo con la adopción de hábitos saludables. El objetivo primero de la cirugía es contribuir con la reducción del peso corporal; sin embargo, esto ayuda también a una disminución de la presión arterial, del dolor de articulaciones e, incluso, en algunos casos, a la desaparición de la diabetes tipo 2.

8. No es tan dolorosa

Una médico platicando con un paciente para un Bypass
Shutterstock

Existe una razón por la que el bypass gástrico es recomendado para los pacientes aptos, y es que se trata de una cirugía ambulatoria que, en la mayoría de los casos, no requiere una larga estancia en el hospital. Los pacientes sometidos a este procedimiento no sufren de grandes dolores asociados con las heridas, ya que únicamente se requiere de entre tres a cinco incisiones menores a una pulgada de largo.

9. Es muy probable que no recuperes el peso perdido

La atención integral previa y posterior a la cirugía bariátrica es un factor decisivo para garantizar que los pacientes tengan una pérdida de peso constante, acorde a sus planes y, sobre todo, permanente. Si se compara a la cirugía bariátrica con otros métodos para la pérdida de peso, el porcentaje de pacientes que pierden peso de manera permanente es alentador, incluso si esta pérdida se realiza de manera lenta.

10. Es necesario acudir con un especialista

Especialista en cirugía bypass
Shutterstock

La salud de los pacientes con obesidad es prioritaria, especialmente cuando se trata de conseguir resultados a largo plazo; por este motivo, es primordial acudir con un especialista certificado en cirugía bariátrica. Este tendrá la misión de realizar un análisis exhaustivo del paciente y de sus necesidades, examinando a detalle su historial médico para enlazarlo con especialistas en salud mental que lo preparen para someterse a un cambio radical de hábitos.

11. Es una cirugía segura

Si estás pensando en someterte a una cirugía bariátrica, debes saber que se trata de un procedimiento seguro en el que las muertes son extremadamente raras, siempre y cuando se acuda con un especialista en el tema. Por supuesto, todo tipo de cirugía conlleva una serie de riesgos y ninguna de ellas es 100% segura pero, en las manos correctas, se tomarán las medidas necesarias para garantizar tu bienestar en todo momento.

12. Deberás realizar cambios abruptos en tu estilo de vida

Shutterstock

Desde antes de someterte a la cirugía, deberás de realizar cambios drásticos en la alimentación, pero la buena noticia es que muchos de los antojos por comida se verán reducidos. Una vez que la cirugía haya concluido, los pacientes bariátricos deberán alimentarse de manera saludable, favoreciendo el consumo de proteínas y agua en porciones pequeñas.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado