La mexicana Brenda López apunta al Congreso tras hacer historia en Georgia

  • La mexicana Brenda López, la primera mujer latina en ser elegida legisladora estatal en Georgia, quiere volver a ser historia.
  • Esta vez aspira como congresista federal, pero para llegar a Washington tendrá por delante un duro reto.
  • Pero López no es extraña a los desafíos y sabe que la clave para ganar es obtener el apoyo de las minorías.

La mexicana Brenda López, la primera mujer latina en ser elegida legisladora estatal en Georgia, quiere volver a ser historia, esta vez como congresista federal, pero para llegar a Washington tendrá por delante un duro reto en las elecciones primarias y el 3 de noviembre próximo.

Tras su victoria en los comicios de 2016, la abogada, politóloga y socióloga latina aspira a un escaño en la Cámara de Representantes de Estados Unidos y compite con otros seis candidatos del Partido Demócrata, que se medirán el próximo 19 de mayo.

Pero López no es extraña a los desafíos y sabe que la clave para ganar es obtener el apoyo de las minorías, no solo de los hispanos sino también de la comunidad asiática y de los jóvenes, en una de las áreas más diversas de Georgia, y luego poder sacar a todos esos votantes a las urnas.

La legisladora de 37 años es un rostro bien conocido en la comunidad latina del estado, especialmente en el Distrito 99 que representa en la Cámara de Representantes de la Asamblea General de Georgia, pues desde muy joven ha estado involucrada en distintas organizaciones que defienden a los hispanos.

López, la menor de seis hermanos, nació en Cuernavaca, en el estado de Morelos, y se mudó a Georgia en 1989, cuando solo tenía cinco años, luego de que su padre se acogiera a la amnistía migratoria de 1986 que promulgó el entonces presidente, Ronald Reagan.

“En Georgia estudié en seis diferentes primarias porque cada año nos cambiábamos de apartamento por su alto costo”, recordó la representante estatal en una entrevista con Efe antes de participar el domingo pasado en un evento con motivo del Año Nuevo Chino en el que convivió con la comunidad asiática.

A pesar de los retos que enfrentaba como joven migrante, López se graduó de la secundaria e ingresó a la Universidad Estatal de Georgia, donde estudió Ciencias Políticas y Sociología, y luego a la Universidad Syracuse, en el estado de Nueva York, para cursar la carrera de Derecho.

“Desde que estaba en la ‘prepa’ (high school) hacía mucho servicio comunitario con organizaciones sin fines de lucro, y ahí es donde conocí muchas organizaciones hispanas como GLAHR (Alianza Latina pro Derechos Humanos de Georgia) y GALEO (Asociación de Funcionarios Latinos Elegidos de Georgia), de la cual ahora soy parte de la junta directiva”, contó la legisladora.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+