15 cosas a considerar antes de blanquear tus dientes

Si Blanquear dientes es algo que muchas personas piensan, es porque en definitiva existen factores a considerar. Te ofrecemos (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Tienes ese gran evento en algunos meses y habrá cámaras por todas partes. Quizá es el día de tu boda, estarás usando un vestido blanco y lo último que quieres es una sonrisa llena de dientes amarillos. Con más y más tratamientos de blanqueamiento disponibles cada día, parecen haber menos razones para dudar. Hay algunos consejos para blanquear tus dientes que debes mantener en mente antes de intentar algún tratamiento en casa.

La mayoría de los profesionales dentales están de acuerdo en que sin importar qué método elijas, el punto de inicio debería ser siempre el mismo. “El primer paso para decidir si blanquear tus dientes o no debería ser una examinación dental apropiada para determinar la causa de la descoloración de los dientes,” dice el Dr. Van B. Haywood. Antes de que sepas por qué tus dientes han perdido su blancura, podría ser difícil saber qué tratamiento es el adecuado para ti. Aquí hay algunos consejos para blanquearlos.

1. Estilo de vida

Shutterstock

Considera qué hábitos y comportamientos que exhibes contribuyen a la descoloración de tus dientes y detente. Si bebes mucho café o fumas eso contribuye al problema. Si lo sigues haciendo, hasta los dientes más blancos no se quedarán así.

2. Casa limpia para los dientes

Practica una buena higiene dental. Descuidar la limpieza diaria de tus dientes perjudicará cualquier resultado que obtengas del blanqueo.

3. Háblalo

Un dentista revisando dientes de paciente
Shutterstock

Discute con tu dentista si el blanqueamiento es correcto para ti. Hay ciertas condiciones que hacen a los efectos secundarios del blanqueamiento un problema para algunas personas.

4. Resuelve problemas dentales previos

Algunas condiciones que llevan a la descoloración pueden necesitar resolverse además o en lugar del tratamiento de blanqueamiento pues de otra forma no se resolverán y continuarán siendo un problema.

5. El factor de las encías antes de blanquear dientes

Dentista evaluando dientes
Shutterstock

Dependiendo del estado de tus encías, podría ser estéticamente mejor no blanquear, pues las raíces expuestas no pueden ser blanqueadas y se verán diferentes al resto de los dientes.

6. Sensibilidad

La solución de 10% de peróxido de carbamida usada en tratamientos en casa o el 35% puede causar sensibilidad en los dientes en individuales cuyo esmalte ya tiene problemas.

7. Pasta de dientes

Pasta de dientes en cepillo
Shutterstock

Si ya sufres de dientes sensibles, puedes cepillarte con una pasta de dientes con nitrato de potasio por dos semanas antes de empezar el tratamiento para minimizar la incomodidad.

8. No es para madres embarazadas

Si estás embarazada deberías posponer el blanqueamiento hasta después del parto.

9. Carillas, casquillos o composite

Shutterstock

Si tienes cualquiera de esas, no se blanquearán al igual que los dientes, así que tenlo en cuenta.

10. Variables ajenas a los dientes

Tu presupuesto y el tiempo que puedes invertir en el blanqueamiento puede determinar si te sentaría mejor un tratamiento en casa o uno profesional.

11. Cualquier forma

Shutterstock

Las mecánicas de los dos tratamientos son virtualmente iguales, pues el uso de láser no ha probado mejorar los resultados.

12. No te pongas creativa con los dientes

Especialmente cuando se trata de blanqueamiento. Si eliges no seguir las instrucciones de un kit en casa, te arriesgas a irritar tus encías. Asegúrate de seguir las instrucciones.

13. Empieza siendo saludable

Shutterstock

Los dientes y encías saludables tienen más probabilidad de sobrevivir a un tratamiento de blanqueamiento sin molestias.

14. Disfruta la blancura de tus dientes

Una vez que completas tu tratamiento, un tratamiento completo no debería necesitarse por algún tiempo -6 meses a un año- o retoques ocasionales deberían ser suficientes para mantener un tono realista.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado