La evolución de un juego lleno de historia, el Blackjack

Foto: Pixabay / Video: MH

El famoso Blackjack ha sido jugado durante siglos y ha evolucionado a lo largo del tiempo en el juego de azar que conocemos hoy en día.

Como sucede con varios juegos, el origen de este juego de naipes es un tema a debatir, pero la teoría con más peso es que surgió en Francia en el siglo XVIII.

Se dice que era un juego muy habitual en las propiedades de Luis XV, rey de Francia, pero se llamaba Vingt-Un (21). En el 21 había algunas desemejanzas con el juego actual, pero con el mismo objetivo, que es acercarse lo máximo posible a 21 sin pasarse.

También, se rumorea que hay otros juegos de cartas de distintas regiones que influyeron al Blackjack, como el juego español Treinta y Uno, el Sette e Mezzo de Italia o el Quinze de Francia donde el propósito también era alcanzar un número específico.

El juego 21 como se lo llamó en América, comenzó a popularizarse rápidamente con la llegada de los colonos franceses a esas tierras. Ya en 1820 con los primeros juegos legalizados y una especie de casino surgiendo en Nueva Orleans fue ganando terreno.

El nombre de Blackjack surge en Nevada en el año 1931 con un cambio significativo de las reglas, se hacía un pago especial que luego fue eliminado pero el nombre se quedó con el juego para siempre, y la mayoría de las reglas que se conocen hoy en día fueron implementadas en esos tiempos por la Comisión de Juegos de Nevada.

Entre los diversos juegos de casino, en sus comienzos y hoy en día, el Blackjack es el más demandado. Y gracias a la popularidad que ganó en los grandes casinos de Las Vegas, ciudad en la que se cumplen los sueños, sumó una gran cantidad de jugadores que desarrollaron sistemas y estrategias para optimizar sus resultados en el juego.

Aquí es donde nace uno de los sistemas más famosos, el conteo de cartas. Jess Marcum, alrededor de la década de 1950, empleó un conteo de cartas para vencer a la casa y lo único que logró fue la expulsión de varios casinos.

Varios jugadores se han dedicado a escribir libros, acerca de las reglas y estrategias básicas del Blackjack a lo largo de los años, uno de los más conocidos para intentar reducir la ganancia de la casa al mínimo fue “Playing Blackjack to Win” escrito por cuatro soldados del Ejército de los Estados Unidos, Roger Baldwin, Wilbert Cantey, Herbert Maisel y James McDermott.

El libro de “Los cuatro jinetes de Aberdeen”, como ellos se hacían llamar, hacía referencia a la estrategia del blackjack y el seguimiento de las cartas para conseguir el objetivo.

blackjack

Foto: Pixabay.

Pero realmente los casinos de la época se atemorizaron, con la publicación del libro “Beat the Dealer” en 1962 donde el autor estudió y analizó cómo las cartas de seguimiento podían ayudar a darse cuenta al jugador cuanto tenía ventaja y apostar a lo grande.

Su sistema de diez cuentas hizo reaccionar a los casinos, y como medida aumentaron el número de mazos utilizados en el juego entre otras normas para reducir la efectividad del sistema.

Es por eso que el libro de Edward O’Throp es considerado como el verdadero nacimiento del conteo de cartas.

El desarrollo más importante del Blackjack llegó a mediados de la década del 90 con el auge de internet. Así surgen los primeros casinos online dándole la posibilidad a los usuarios de jugar sin necesidad de apostar dinero real y haciéndolo desde la comodidad de su casa.

En sus inicios sólo estaba disponible la versión clásica el juego, pero luego, se pusieron a disposición de los jugadores nuevas variantes para jugar online.