Biden dice que racismo en EE.UU. es institucional y culpa a Trump

The Associated Press
Actualizado en

  • El exvicepresidente Biden culpó a Trump por situaciones racistas en el país.
  • Aseguró que el mandatario ayuda a institucionalizar el racismo.
  • Biden prometió que si llegase a la presidencia, el racismo no sería “tolerado”.

Joe Biden, quien busca ser el candidato demócrata para las presidenciales, culpó al presidente Donald Trump por institucionalizar el racismo en Estados Unidos.

El racismo en Estados Unidos es institucional y es un “problema del hombre blanco que afecta a la gente de color”, comentó el martes el exvicepresidente Joe Biden, alegando que la forma de combatir el problema es vencer al presidente Donald Trump y responsabilizarlo por el agravamiento de la división racial del país, reseñó AP.

Biden mencionó durante una entrevista con un pequeño número de reporteros que las palabras de Trump pueden “ser atractivas para los peores instintos de la naturaleza humana”, tal como pueden mover a los mercados o llevar a una nación a la guerra.

Biden encabeza la contienda para obtener la nominación demócrata para las elecciones presidenciales en casi todas las encuestas, en gran parte debido al apoyo que tiene del electorado afroamericano. Ha hecho que los votantes negros sean parte central de su candidatura y prometió hacer de la maximización de la participación de los negros y latinos un “enfoque abrumador” de su labor.

La entrevista, con duración de más de una hora, se centró mayormente en cuestiones raciales.

“Los hombres blancos son la razón por la que tenemos un racismo institucional”, comentó Biden. “Siempre ha habido racismo en Estados Unidos. Los supremacistas blancos siempre han existido, siguen existiendo”. Luego, añadió que en su gobierno eso “no sería tolerado”.

Al destacar las tensiones raciales del país y responsabilizar a Trump, Biden muestra que él, también, está dispuesto a hacer de la raza un tema central de su campaña, pero desde la perspectiva opuesta al presidente. La participación y el entusiasmo entre los votantes afroamericanos serán cruciales para el nominado demócrata, sobre todo para tratar de llevarse estados como Pensilvania, Michigan y Wisconsin.

Seguir Leyendo

Search

+