Biden propondrá ambicioso plan de $6 billones para impulsar la infraestructura y la clase media

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Biden propondrá ambicioso plan de $6 billones para impulsar la infraestructura y la clase media
Foto: Shutterstock / Video: MH
  • El presidente Joe Biden propondrá un ambicioso plan de $6 billones para impulsar la infraestructura y la clase media
  • El nuevo plan implicaría los gasto federales sostenidos más altos desde la Segunda Guerra Mundial
  • Biden exigirá que el gasto total del gobierno de EE.UU. aumente a $8,2 billones de para 2031

El próximo viernes, el presidente Joe Biden propondrá un presupuesto de 6 billones de dólares que llevaría a Estados Unidos a sus niveles más altos sostenidos de gasto federal desde la Segunda Guerra Mundial, de acuerdo con documentos obtenidos por el diario The New York Times.

Relacionado

Según el medio reseñado, los documentos muestran que el presidente Biden exigirá que el gobierno federal destine 6 billones de dólares del presupuesto en el año fiscal 2022 para el plan de infraestructura y que el gasto total del gobierno de EE.UU. aumente a 8,2 billones de dólares para 2031.

Biden y su plan de infraestructura

Biden plan infraestructura
Foto: AP.

El objetivo del mandatario demócrata es “actualizar la infraestructura de la nación y expandir sustancialmente la red de seguridad social, contenida en su Plan de Empleo Estadounidense y el Plan de Familias Estadounidenses, junto con otros aumentos planificados en el gasto discrecional”, según el diario reseñado.

Con este ambicioso plan, Biden busca ayudar a la mayor cantidad de estadounidenses a alcanzar las comodidades de una clase media, algo que bebeficaría considerablemente a muchos hispanos que hacen vida en EE.UU. y elevar la industria estadounidense para ser una mejor competencia económica a nivel mundial.

Aumento del presupuesto federal

biden plan infraestructura
Foto: Twitter.

El nivel de impuestos y gastos en los planes de Biden aumentaría el presupuesto federal para financiar inversiones que, a juicio de su administración, son cruciales para mantener al país como una potencia mundial. “Eso incluye dinero para carreteras, tuberías de agua, internet de banda ancha, estaciones de carga de vehículos eléctricos e investigación de fabricación avanzada”, citó el New York Times.

Según los documentos citados por el medio, el plan también prevé “financiación para el cuidado infantil asequible, la guardería de infantes universal, un programa nacional de licencias pagadas y una serie de otras iniciativas. El gasto en defensa nacional también aumentaría, aunque disminuiría como parte de la economía”.

Gobierno federal gastaría más que en años anteriores

Foto: Twitter.

El plan de 6 billones de dólares no contempla políticas adicionales importantes, solo será una solicitud al Congreso para que aprueben ese gasto federal. De ser aprobado, el gobierno gastaría más dinero anual que todos los años anteriores, exceptuando a dos, desde la Segunda Guerra Mundial.

La economía de EE.UU. registró un crecimiento del 1,6 % en el primer trimestre del año, sin cambios respecto al primer cálculo hecho hace un mes, y es señal de la recuperación económica en marcha tras la crisis provocada por la pandemia del covid-19, informó hoy la Oficina de Análisis Económico (BEA).

Recuperación de la economía

Foto: AP.

Se trata de la segunda estimación del Gobierno estadounidense, de las tres que hace habitualmente, sobre la actividad económica en el arranque del año después de la contracción anual del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,5 % registrada en 2020.

“El aumento en el primer trimestre reflejó la continuada recuperación económica, la reapertura de negocios, y la continuada respuesta del gobierno relacionada con la pandemia”, señaló el informe oficial, de acuerdo con la agencia Efe.

Grandes corporaciones de EE.UU. se quejan del plan de infraestructura de Biden

empresarios contra plan de Biden
Getty

Por otro lado, l as empresas estadounidenses se han quejado en voz alta durante años sobre el estado en ruinas de la infraestructura del país y han exigido que Washington invierta fuertemente para alcanzar al resto del mundo desarrollado.

Pero ahora que el presidente Joe Biden ha propuesto un paquete de gastos masivo de más de 2 billones de dólares, la respuesta colectiva de Corporate America es básicamente un “no, gracias”, destacó el portal Politico.

Ahora se quejan pero en privado

desempleo baja por tercera semana
Foto: AP.

Grupos como la Cámara de Comercio y la Business Roundtable han rechazado en gran medida el plan, diciendo que los aumentos de impuestos que Biden propone pagar aplastarían la competitividad estadounidense.

Los altos ejecutivos de la gran parte de las empresas que en el pasado han pronunciado discursos sobre la necesidad del gasto en infraestructura permanecen sin opinar en público, optando por quejarse en privado de que el plan de Biden es demasiado caro, demasiado partidista, demasiado cargado de políticas sociales no relacionadas y nada de lo que tenían en mente. Sin embargo, Jeff Bezos, director ejecutivo del gigante minorista en línea Amazon, emitió un comunicado el martes que a primera vista parecía un respaldo al plan de Biden.

Pero en realidad no fue así

Jeff Bezos, presidente ejecutivo de Amazon. Foto: Getty

Bezos, al igual que otros directores ejecutivos, asintió con la cabeza hacia la aceptación de una tasa impositiva corporativa superior más alta, aunque en realidad puso su nombre detrás. No llegó a respaldar explícitamente la propuesta de infraestructura de Biden y, en cambio, pidió una “solución equilibrada” para impulsar la competitividad de Estados Unidos. Debajo de la mesa, el mundo empresarial desprecia el plan de Biden en su forma actual y está dispuesto a que se caiga.

“Este plan haría a Estados Unidos menos competitivo, lo que significaría un menor crecimiento económico de Estados Unidos y menos creación de empleo”, dijo Neil Bradley, director de políticas de la Cámara de Comercio. “Los beneficios de la infraestructura se compensarían con aumento de impuestos punitivos. Y si avanzan con solo votos demócratas, el concepto de hacer cualquier cosa sobre una base bipartidista terminaría y solo reforzaría el tipo de estancamiento que ha impedido el progreso en todos los demás temas”.

Temen que con el plan se esfumen los empleos de EE.UU.

Getty

Los ejecutivos de algunas de las empresas más grandes de Estados Unidos se quejan mucho más amargamente en privado sobre el enfoque de la Casa Blanca, argumentando que elevar la tasa corporativa máxima al 28 por ciento desde el 21 por ciento, sin restaurar las deducciones eliminadas en el proyecto de ley de recortes de impuestos de 2017 del entonces presidente Donald Trump, afectaría la contratación y a la economía.

Y dicen que instituir un impuesto mínimo global que otros países pueden no adoptar sacaría más empleos y ganancias de Estados Unidos, a pesar de que la Casa Blanca asegura que el plan creará empleos en la construcción. También se quejan de la falta de alcance suficiente a la comunidad empresarial antes de que se anunciara el plan de infraestructura y les preocupa que Biden se esté abandonando su promesa de campaña de trabajar sobre una base bipartidista en una legislación que consideran radical.

Tasa del 25 por ciento, más manejable para empresarios

empresarios contra plan de Biden
Getty

Los ejecutivos a menudo dicen que podrían manejar una tasa impositiva corporativa de alrededor del 25 por ciento, que grupos como Business Roundtable apoyaron anteriormente, pero solo con las deducciones restauradas.

“No pensé que el 21 por ciento fuera el número correcto cuando hicimos la reforma tributaria. Y el 25 por ciento es un lugar en el que probablemente se podría obtener consenso”, dijo el director ejecutivo de una de las firmas financieras más grandes del mundo, con la condición de que su nombre ni el de su firma sean identificados. “No es la tasa, son todas las otras cosas las que nos harían menos competitivos en todo el mundo. Y los trabajos desaparecerán si hacemos estas cosas”.

Empresarios reacios a aprobar un plan que no sea bipartidista

Archivo/Getty

El CEO agregó que la comunidad empresarial generalmente no respaldará ningún proyecto de ley que se impulse solo con el apoyo demócrata a través del proceso de reconciliación presupuestaria, una maniobra que permite que la legislación apruebe el Senado con una mayoría simple, que la Casa Blanca usó para aprobar sus 1.9 billones del plan de estímulo por la pandemia.

“Realmente importa si esto es totalmente partidista. Suena a cliché, pero la gente de negocios realmente quiere sentarse en el medio y respaldar cosas que cuentan con el apoyo de ambos partidos”, dijo el presidente ejecutivo. “Biden hizo muchas promesas de hacer estas cosas de manera diferente. Pero si bien tiene un barniz más brillante, mucho parece como Trump haciendo todo a su manera”.