Biden firma una ley para acabar con los crímenes de odio contra los asiáticos

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Biden firma una ley para acabar con los crímenes de odio contra los asiáticos
Shutterstock
  • Biden firma ley para proteger a los asiáticos de la discriminación
  • El Congreso llevó a cabo la sesión de manera ordenada
  • Los asiáticos han sufrido discriminación desde hace ya un tiempo

Con el apoyo de demócratas y republicanos, el presidente de EE.UU., Joe Biden, firmó este jueves una ley destinada a articular una rápida respuesta federal frente al incremento de los crímenes de odio que la población de origen asiático ha sufrido durante la pandemia. En un evento en la Casa Blanca, Biden dio las gracias a los dos partidos por haberse unido para aprobar una ley contra el “feo veneno que durante mucho tiempo ha perseguido y plagado esta nación”, en referencia al racismo y los crímenes de odio.

Relacionado

“Mi mensaje para todos aquellos que están sufriendo es: les vemos. El Congreso lo ha dicho, les vemos. Y estamos comprometidos a detener el odio y la discriminación”, prometió. El discurso de Biden, de unos 20 minutos, estuvo plagado de referencias a la misión que asumió cuando lanzó su campaña para las elecciones presidenciales de 2020: rescatar los valores de decencia e igualdad de EE.UU. para unir al país como si fuera uno, desterrando para siempre el odio.

Protección a los individuos asiáticos

Shutterstock

La ceremonia tuvo un aire cordial con demócratas y republicanos riendo las bromas de Biden. Fue también la primera vez que se celebró en el interior de la Casa Blanca un evento multitudinario con la asistencia de casi 70 personas y sin la protección de las mascarillas desde que inicio la pandemia de Covid. A la ceremonia acudieron miembros de los dos partidos, quienes en las últimas semanas dejaron atrás sus colores políticos para aprobar la ley en el Congreso.

En concreto, la Cámara de Representantes aprobó esta semana el proyecto con 364 votos a favor y 62 en contra, todos del Partido Republicano; mientras que el mes pasado la iniciativa recibió el respaldo casi unánime en el Senado (94-1). En la ceremonia, también intervino la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, la primera mujer, primera afroamericana y primera persona de origen asiático en ocupar ese puesto.

Violencia contra inocentes

asiáticos odio
Shutterstock

Harris aludió al aumento de agresiones contra los asiático-estadounidenses y citó varios episodios de violencia, incluido el tiroteo que en marzo acabó con la vida de ocho personas, seis de ellas mujeres asiáticas, en Atlanta (Georgia). “Esa violencia -dijo Harris- no ha venido de la nada y nada de esto es nuevo. En mi vida, en mis experiencias, he visto cómo el odio puede invadir nuestras comunidades (…) He visto cómo puede impedir nuestro progreso.

Y he visto cómo cuando la gente se une contra el odio, nuestro país se fortalece”. El objetivo de la ley firmada por Biden es hacer más fácil la denuncia de crímenes de odio mediante campañas de información. Además, los documentos necesarios para poner una denuncia estarán disponibles en internet en varios idiomas. Asimismo, se creará un nuevo puesto en el Departamento de Justicia que tendrá la misión de investigar los crímenes de odio relacionados con la pandemia.

Acusaciones

Biden Estados Unidos compartirá vacunas COVID-19
FOTO Shutterstock

Un estudio de la Universidad Estatal de California en San Bernardino indica que en el primer trimestre de este año hubo un incremento del 164% en los crímenes de odio contra estadounidenses de origen asiático con respecto al mismo periodo del año anterior, justo antes de la pandemia. Aunque nadie mencionó al expresidente Donald Trump (2017-2021) durante la ceremonia, algunas ONG atribuyen la reciente estigmatización de los ciudadanos con raíces en Asia a sus comentarios sobre la covid-19, que describía como “el virus de China”.

El presidente Joe Biden  que “Estados Unidos se está levantando de nuevo”, al tiempo que pidió una expansión de los programas federales para impulsar la economía más allá de la pandemia de covid y expandir a gran escala la red de seguridad social a una escala no vista en décadas.

Un renacer americano

Shutterstock

En el discurso, Biden señaló con optimismo el resurgimiento de la nación tras el flagelo del covid como un momento para que Estados Unidos demuestre que su democracia aún puede funcionar y mantener la primacía en el mundo.

Hablando en términos muy personales mientras exigía grandes cambios estructurales, el presidente marcó sus primeros 100 días de gobierno haciendo un llamado a invertir 1,8 billones de dólares en niños, familias y educación para ayudar a reconstruir una economía devastada por el virus y que esté a la par del creciente número de competidores globales.

Palabras con perspectiva

Shutterstock

Su discurso representó tanto una visión audaz como una apuesta considerable. Joe Biden gobierna con la mayoría más reducida del Congreso, e incluso algunos miembros de su propio partido han palidecido ante los costos de sus propuestas.

Al mismo tiempo, el discurso destacó la creencia fundamental de Biden en el poder del gobierno como una fuerza para el bien, incluso en un momento en el que con tanta frecuencia es objeto de desprecio.

Joe Biden y una ceremonia diferente

Shutterstock

“Puedo informar a la nación: Estados Unidos está de nuevo en movimiento”, afirmó. “Está convirtiendo el peligro en una posibilidad. La crisis en una oportunidad. El revés en fortaleza”.

Si bien el escenario ceremonial del Capitolio fue el mismo que de costumbre, las imágenes no fueron como alguno de los discursos presidenciales anteriores: los miembros del Congreso usaban mascarillas y estaban sentados separados debido a las restricciones pandémicas. Afuera, el Capitolio federal continúa rodeado con vallas después de que manifestantes invadieron el mismo recinto en protesta por su elección.

Declaraciones optimistas

biden usa flag
Shutterstock

“Estados Unidos está listo para despegar. Estamos trabajando de nuevo. Soñando de nuevo. Descubriendo de nuevo. Liderando al mundo de nuevo. Nos hemos demostrado a nosotros mismos y al mundo: Estados Unidos no se rinde”, declaró Biden.

La escena este año en la Cámara de Representantes tuvo un aspecto histórico: por primera vez una vicepresidenta, Kamala Harris, estuvo sentada detrás del mandatario. Al lado, estaba otra mujer, la presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi.

En defensa de la democracia

Biden usa
Shutterstock

La primera ovación ocurrió cuando Joe Biden saludó a Harris como “señora vicepresidenta”. Agregó, “ningún presidente había dicho jamás estas palabras desde este podio, ya era hora”. Por momentos, el presidente claramente defendió la democracia en sí.

Biden exigió que el gobierno se ocupe de los suyos como un símbolo poderoso para el mundo de un Estados Unidos dispuesto a seguir con fuerza sus ideales y su gente. Habló de un problema que rara vez enfrenta un presidente estadounidense: que para competir con autocracias como China, la nación necesita “demostrar que la democracia todavía funciona” después de las infundadas afirmaciones de fraude electoral de su predecesor y el consiguiente ataque al Capitolio de Estados Unidos.

”¿Puede nuestra democracia superar las mentiras, la ira, el odio y los miedos que nos han separado?” preguntó. “Los adversarios de Estados Unidos, los autócratas del mundo, están apostando a que no puede. Creen que estamos demasiado llenos de ira, división y rabia. Miran las imágenes de la turba que asaltó este Capitolio como prueba de que el sol se está poniendo en la democracia estadounidense. Están equivocados y tenemos que demostrar que están equivocados”, afirmó.

Yellen: Plan de gastos de Biden no estimulará la inflación

Shutterstock

WASHINGTON (AP) — La propuesta del presidente Joe Biden de invertir masivamente en infraestructura, en las familias y en la educación no estimulará la inflación debido a que el plan se llevaría a cabo gradualmente en un lapso de 10 años, aseguró el domingo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

Nuevos informes han mostrado que la economía está en recuperación después de la recesión provocada por la pandemia del coronavirus. Los ingresos de los estadounidenses se incrementaron en marzo a su punto más alto del que se tenga registro, impulsados por los pagos federales de 1.400 dólares para ayudar a la población, y la economía se expandió en una tasa anual del 6,4% en los primeros tres meses del año, lo que desató preocupaciones de que haya presiones inflacionarias.

Cuatro billones de dólares

Shutterstock

Algunos economistas, incluyendo al exsecretario del Tesoro Larry Summers, han advertido que las tasas de interés actuales extremadamente bajas establecidas por la Reserva Federal, junto con la propuesta del gobierno de Joe Biden de efectuar nuevos gastos por 4 billones de dólares, aunados a los aproximadamente 5 billones que ya fueron aprobados por el Congreso, conllevan el riesgo de acelerar la inflación.

Biden describió sus planes de expansión durante su discurso ante el Congreso la semana pasada. Las propuestas expandirían la red de seguridad social para menores, aumentarían los impuestos a los ricos y financiarían proyectos ambiciosos de infraestructura, con el objetivo de estabilizar la economía a largo plazo mediante empleos para la clase media.