Biden anuncia que va por la reconstrucción de la clase media

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Biden anuncia que va por la reconstrucción de la clase media
FOTO The Associated Press
  • El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, impulsará el empleo y ayudas públicas
  • El objetivo del mandatario es “reconstruir la clase media”
  • Reconoció la importancia de la clase media en la construcción del país

Biden clase media. El mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, apuesta por construir una economía a través del apoyo de la clase media, pues asegura que tras el fuerte impacto que dejó la pandemia del coronavirus a nivel mundial, la forma de salir adelante es dando impulso a la clase trabajadora.

Relacionado

El mandatario quiere construir una economía de abajo hacía arriba y del medio hacía afuera, por eso la propuesta de Biden encarará con toda seguridad la negativa frontal de la oposición republicana en el Congreso, donde deberá ser aprobado para ver la luz.

“Vamos a reconstruir la clase media estadounidense”

FOTO The Associated Press

El presidente, Joe Biden, aseguró este jueves que su objetivo económico principal es “reconstruir la clase media” del país a través del impulso de la creación de empleo y las ayudas públicas para superar los efectos de la pandemia. “Wall Street no construyó este país, lo hizo la gran clase media estadounidense”.

“Esta vez, reconstruiremos la clase media”, dijo Biden en un discurso en una universidad de Cuyahoga (Ohio). En su intervención, Biden recalcó que, desde su llegada a la Casa Blanca, su Gobierno “ha cambiado el rumbo de una pandemia y una situación económica únicas” y que ahora EE.UU. debe preguntarse qué tipo de economía va a construir para el futuro.

Biden clase media: Una economía de abajo hacia arriba

Biden va por la reconstrucción de la clase media
FOTO The Associated Press

“Creo que este es nuestro momento para construir una economía de abajo hacia arriba y del medio hacia afuera. No una economía hacia abajo”, insistió. Biden dio su discurso poco después de que varios medios estadounidenses adelantaran que presentará este viernes un presupuesto de 6 billones de dólares para el año fiscal 2022

Según informó EFE, dicho presupuesto llevará el gasto federal a su nivel más elevado desde la Segunda Guerra Mundial. El proyecto, que incluye sus dos grandes propuestas desveladas hasta el momento, el plan de inversión en infraestructuras y el de educación y cuidados sanitarios, asume déficit federales de más de un billón de dólares al año en la próxima década.

Biden clase media: Déficit presupuestario

Biden va por la reconstrucción de la clase media
FOTO The Associated Press

En concreto, para 2022 el déficit presupuestario de EE.UU. será de 1.8 billones de dólares, aunque la Casa Blanca espera que las iniciativas presentadas por Biden de subida de impuestos de sociedades para las grandes empresas y las rentas más altas, ayude a contener el desequilibrio de las arcas públicas en los siguientes años.

La propuesta de Biden encarará con toda seguridad la negativa frontal de la oposición republicana en Congreso, donde deberá ser aprobado para ver la luz. Según datos oficiales, EE.UU. tuvo un déficit de 3.1 billones de dólares en el año fiscal 2020 y ya ha acumulado más de 1.9 billones en los primeros siete meses del año fiscal 2021.

Biden clase media: “Estados Unidos está en movimiento”

Biden va por la reconstrucción de la clase media
FOTO The Associated Press

Asimismo, el déficit relativo al Producto Interno Bruto (PIB) del país se disparó a casi el 15 por ciento en 2020, el nivel más alto desde 1945. Sobre la situación económica actual, con un crecimiento del PIB del 1.6 por ciento en el primer trimestre del año, según datos revelados este jueves por la Oficina de Análisis Económico (BEA), Biden señaló en su discurso que EE.UU. “está regresando”.

“El plan económico de Biden está funcionando. Estados Unidos está en movimiento”, agregó. Según The New York Times, el presidente Biden exigirá que el gobierno federal destine seis billones de dólares del presupuesto en el año fiscal 2022 para el plan de infraestructura y que el gasto total del gobierno aumente a 8.2 billones de dólares para 2031.

Biden clase media: La Casa Blanca defiende sus planes de gasto y carga contra los republicanos

Biden va por la reconstrucción de la clase media
FOTO The Associated Press

La Casa Blanca defendió este jueves sus planes de gasto público para controlar la pandemia y crear puestos de trabajo en EE.UU., después de que varios medios estadounidenses adelantaran la propuesta de presupuesto del presidente Joe Biden.

En declaraciones a los periodistas desde el avión presidencial en dirección a Cleveland (Ohio), la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró que el aumento del gasto público es necesario para cumplir con las prioridades de Biden: “Controlar la pandemia y devolver a la gente al mercado laboral”.

Presupuesto de 6 billones de dólares

FOTO The Associated Press

De acuerdo con medios de comunicación estadounidenses, el presidente Joe Biden presentará este viernes un presupuesto de seis billones de dólares para el año fiscal 2022, que llevará el gasto federal a su nivel más elevado desde la Segunda Guerra Mundial.

El proyecto, que incluye sus dos grandes propuestas desveladas hasta el momento, el plan de inversión en infraestructuras y el de educación y cuidados sanitarios, asume déficit federales de más de un billón de dólares al año en la próxima década.

Aumento de impuestos ayudará al equilibrio

FOTO The Associated Press

A pesar de no confirmar las cifras, Psaki subrayó la importancia de estas propuestas para el presente y el futuro de la economía estadounidense. En concreto, para 2022 el déficit presupuestario de Estados Unidos será de 1.8 billones de dólares, según informó la agencia EFE.

Aunque la Casa Blanca espera que las iniciativas presentadas por el presidente Joe Biden de subida de impuestos de sociedades para las grandes empresas y las rentas más altas ayuden a contener el desequilibrio de las arcas públicas en los siguientes años.

Enfrentará negativa republicana

FOTO Archivo

La propuesta de Biden encarará con toda seguridad la negativa frontal de la oposición republicana en Congreso, donde deberá ser aprobado para ver la luz. Actualmente, el Gobierno demócrata y los republicanos en el Congreso se hallan inmersos en complejas negociaciones sobre el plan de infraestructura presentado por el mandatario y valorado en 2,25 billones de dólares.

Antes de subir al avión presidencial, Biden dijo a los periodistas que se reunirá “la próxima semana” con miembros del Partido Republicano para acercar sus posiciones. Con este ambicioso plan, Biden busca ayudar a la mayor cantidad de estadounidenses a alcanzar las comodidades de una clase media.

Aumento del presupuesto federal

FOTO The Associated Press

El nivel de impuestos y gastos en los planes de Biden aumentaría el presupuesto federal para financiar inversiones que, a juicio de su administración, son cruciales para mantener al país como una potencia mundial. “Eso incluye dinero para carreteras, tuberías de agua, internet de banda ancha, estaciones de carga de vehículos eléctricos e investigación de fabricación avanzada”, citó el New York Times.

Según los documentos citados por el medio, el plan también prevé “financiación para el cuidado infantil asequible, la guardería de infantes universal, un programa nacional de licencias pagadas y una serie de otras iniciativas. El gasto en defensa nacional también aumentaría, aunque disminuiría como parte de la economía”.

Propuesta de los conservadores

FOTO The Associated Press

Por su parte, Psaki consideró que la última propuesta presentada por los conservadores plantea unos recortes demasiado grandes en los planes de alivio de la pandemia de la covid-19, que, a su juicio, “podrían poner en peligro la ayuda pendiente a las pequeñas empresas, restaurantes y hospitales rurales que utilicen este dinero para recuperarse”.

Es por eso que considera importante que se pueda dar luz verde a las iniciativas del presidente Joe Biden, la cual el definió como: “Creo que este es nuestro momento para construir una economía de abajo hacia arriba y del medio hacia afuera. No una economía hacia abajo”.