Bernie Sanders gana New Hampshire en primarias demócratas

  • New Hampshire es para Bernie Sanders
  • El martes se llevaron a cabo las primarias demócratas en ese estado
  • Pete Buttigieg se colocó detrás de Sanders

 

El senador izquierdista Bernie Sanders ganó este martes las primarias demócratas de Nuevo Hampshire por delante del moderado Pete Buttigieg, según las proyecciones de los medios.

Con un 88 por ciento escrutado, Sanders obtuvo un 26 por ciento, mientras que Buttigieg un 24.4  por ciento.

En tercera posición quedó la senadora Amy Klobuchar (19.8 por ciento), en cuarta la también senadora Elizabeth Warren (9.3 por ciento) y en quinto lugar el exvicepresidente Joe Biden (8.4 por ciento).

Bernie Sanders celebró una victoria más ajustada de lo esperado en un estado en el que en 2016 recibió un 60 por ciento de los votos frente a Hillary Clinton.

“Nuestra campaña no va solo de ganar a (Donald) Trump, va de transformar Estados Unidos”, dijo Sanders ante centenares de seguidores.

La diferencia entre Sanders y Buttigieg es de poco más de 4,000 votos (69.956 a 65.649), un margen que durante gran parte del recuento hizo temer un escenario de empate técnico parecido al de Iowa.

De hecho, según las proyecciones, Sanders y Buttigieg se llevarán 9 delegados cada uno de los 24 que había en juego este martes en Nuevo Hampshire.

Los otros seis serán para Klobuchar al no haber alcanzado ni Warren ni Biden el umbral del 15 por ciento.

Si se confirma este reparto, y sumados los ya asignados en Iowa, Buttigieg lideraría el cómputo global de delegados con 23, seguido de Sanders con 21, Warren con ocho, Klobuchar con siete y Biden con seis.

La noche de Nuevo Hampshire se cobró dos víctimas, el emprendedor Andrew Yang y el senador Michael Bennet, que obtuvieron un 2.8 por ciento y un 0.3 por ciento respectivamente. Con sus campañas suspendidas, el número de candidatos en la liza bajó de 11 a nueve.

Con unos 270,000 votos contados con el 88 por ciento escrutado, la participación aumentó con respecto a las primarias de hace cuatro años, cuando fue de 253,000 votos, uno de los aspectos que los demócratas consideran clave para batir a Trump en noviembre.

Las próximas paradas de las primarias demócratas serán Nevada y Carolina del Sur los próximos 22 y 29 de febrero, dos estados demográficamente más diversos que se anticipa puedan arrojar resultados distintos a los de Iowa y Nuevo Hampshire.

 

La fiesta de Bernie

En los cuarteles de Bernie Sanders en Manchester, centenares de personas seguían a través de la cadena CNN el ajustado recuento.

Solo 5,000 votos separaban a los dos candidatos y todo el mundo temía un escenario de empate técnico parecido al de Iowa, cuando Buttigieg se declaró ganador sin conocer el resultado.

Los temores terminaron a las 22.42 hora local, la CNN anunció que Buttigieg estaba a punto de dirigirse a sus seguidores y en los cuarteles de Sanders estallaron de alegría: iba a reconocer su derrota.

No escucharon el discurso porque lo que sonaba por los altavoces en ese momento era música y no la televisión, pero eso no les impidió abuchear al que se ha convertido en el candidato más odiado para los seguidores de Sanders y corearle “Wall Street Pete”.

Si lo hubiesen escuchado seguramente se habrían enfadado más. Sin citar a Sanders, Buttigieg dijo que “los estadounidenses vulnerables no pueden darse el lujo de reivindicar una ideología pura en lugar de una victoria inclusiva”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+