Se espera implementen beneficio por desempleo de $300 a finales de agosto

Se espera implementen el beneficio por desempleo de $300 aprobado por el presidente Donald Trump a finales del mes de agosto.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Se espera implementen el beneficio por desempleo de $300 aprobado por el presidente Trump a finales de agosto.
  • Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), se espera que esta nueva ayuda empiece a ser implementada desde el último fin de semana de agosto.
  • Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, estimó que dichos fondos estarían disponibles en dos semanas.

Se espera implementen el beneficio por desempleo de $300 aprobado por el presidente Trump a finales de agosto.

Hace una semana, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que fijaba una ayuda por desempleo de $400 adicionales.

Esta decisión llegó después de que los legisladores pasaran tres semanas de discusiones en el Senado sin conseguir llegar a un acuerdo.

La ayuda que aprobó el presidente comprende un monto adicional al que regularmente se cancela como beneficio por desempleo.

Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), se espera que empiece a ser implementada desde el último fin de semana de agosto.

De ser así, llegaría justo un mes después de que el anterior beneficio de $600 aprobado en marzo como parte de la Ley Cares expirara.

Se espera implementen beneficio por desempleo de $300 a finales de agosto

La confusión de muchas personas es si serán $300 o $400 dólares como originalmente dijo Trump.

La respuesta está en el apoyo que pueda ofrecer cada estado al programa de desempleo.

Aunque Trump firmó una ayuda de $400, se fijó que solo $300 vendrían de los fondos de la FEMA y el resto de los fondos que tenga cada estado.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, estimó que dichos fondos estarían disponibles en dos semanas, según informó The Hill.

Mientras que el documento de FEMA, que cita al Departamento de Trabajo, estima que podrían empezar a otorgar el beneficio tres semanas después de la firma del presidente.

La orden fue anunciada el 8 de agosto, por lo que se estima como fecha de inicio el 29 de agosto.

Mientras tanto, muchos estados han levantado la voz argumentando que sus finanzas no les permitirá cumplir con lo exigido por el presidente.

Nuevos beneficios de desempleo: ¿Cuánto autorizó el presidente Trump?

Nuevos beneficios desempleo Trump. Este sábado el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva para autorizar una partida de nuevos beneficios de desempleo, pero mientras muchos celebran, otros se preguntan si de verdad se trata de una buena noticia.

Y es que desde el 31 de julio expiró el cheque semanal de 600 dólares de beneficios de desempleo, autorizados por la Ley CARES en marzo pasado, por eso para muchos era urgente que se autorizara una nueva partida en medio de la crisis provocada por el coronavirus.

El nuevo cheque de beneficios de desempleo que entregará el gobierno de Trump será de 400 dólares a la semana, es decir 200 dólares menos que el pasado.

Trump maniobró para que se continúe pagando la asistencia federal adicional de desempleo a millones de estadounidenses que se han quedado sin trabajo durante la pandemia.

Sin embargo, su decreto prevé un pago semanal de 400 dólares, un tercio menos que los 600 dólares que las personas estaban recibiendo.

El Congreso permitió que esos pagos caducaran el primero de agosto, y las negociaciones para extenderlos se atascaron debido a una parálisis partidista en que la Casa Blanca y los demócratas tienen enormes diferencias, según reportó la agencia de noticias The Associated Press.

“Son 400 dólares semanales y lo estamos logrando sin los demócratas”, afirmó Trump, quien solicitó a los estados cubrir 25 por ciento del costo.

Trump pretende apartar 44 mil millones de dólares en asistencia para desastres aprobados previamente para ayudar a los estados a mantener el pago adicional de desempleo por la pandemia, pero el mandatario dijo que las autoridades estatales determinarán la cantidad que aporten o ninguna, así que las entregas podrían ser todavía menores.

nuevos beneficios desempleo
FOTO Twitter

Sin embargo, muchos estados enfrentan déficits debido a la pandemia de coronavirus y podrían tener dificultades para asumir la nueva obligación de pagar el 25 por ciento de los beneficios de desempleo autorizados por el presidente Donald Trump.

Washington financió totalmente la anterior asistencia por desempleo, que entregaba 600 dólares a la semana.

Los demócratas habían dicho que bajarían sus demandas de gasto de 3.4 billones de dólares a dos billones, pero aclararon que la Casa Blanca necesitaba incrementar su propuesta. Los republicanos ha planteado un plan de un billón de dólares, según reportó la agencia de noticias Efe.

FOTO Twitter

Con el poder de su cargo y su pluma, el presidente Donald Trump sorteó el sábado a los legisladores elegidos de la nación y asumió la autoridad para diferir los impuestos de nómina y ampliar una asistencia por desempleo que expiró, tras el fracaso de las negociaciones con el Congreso sobre un paquete de rescate por el coronavirus.

En su club campestre privado en Bedminster, Nueva Jersey, Trump firmó cuatro decretos ejecutivos para actuar donde el Congreso no lo ha hecho, argumentando que debido al estancamiento en Washington se vio obligado a intervenir en momentos en que la pandemia ha socavado la economía del país y puesto en peligro sus esperanzas de reelección en noviembre.

Quizá lo más crucial, Trump maniobró para que se continúe pagando la asistencia federal adicional de desempleo a millones de estadounidenses que se han quedado sin trabajo durante la pandemia. Sin embargo, su decreto prevé un pago semanal de 400 dólares, un tercio menos que los 600 dólares que las personas estaban recibiendo. El Congreso permitió que esos pagos caducaran el 1 de agosto, y las negociaciones para extenderlos se atascaron debido a una parálisis partidista en que la Casa Blanca y los demócratas tienen enormes diferencias.

Los líderes demócratas del Congreso a los que Trump criticó e insultó con apodos en declaraciones previas a la firma de sus decretos, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, catalogaron las medidas de Trump como “insuficientes” ante las crisis económica y sanitaria que enfrentan los estadounidenses. El contrincante presidencial demócrata, Joe Biden, dijo que el presidente había emitido “una serie de medidas mal concebidas” y lo acusó de poner en peligro la seguridad social.

Los decretos ejecutivos podrían enfrentar desafíos legales que cuestionen la autoridad del presidente para gastar dinero de los contribuyentes sin la aprobación expresa del Congreso. Trump se había mantenido principalmente al margen durante las negociaciones del gobierno con los líderes del Congreso, legando las conversaciones de su lado al jefe de despacho de la Casa Blanca, Mark Meadows, y al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

FOTO Twitter

Continua artículo relacionado