Imagen referencial: Shutterstock

Aseguran que mecánico mató a un cliente por pedir devolución del carro

Autoridades mexicanas aseguran que un mecánico mató a un cliente por exigir que le devolviera su auto, ya que no terminaba de repararlo, pero sí le cobraba más dinero por las presuntas nuevas fallas que había conseguido.

Aunque supuestamente el mecánico mató a un cliente en su taller en la colonia San Francisco, en Ciudad Juárez, México, en abril pasado, apenas ahora logró ser detenido por las autoridades, reportó el diario local Vanguardia este jueves.

El presunto homicida fue identificado como Édgar Vázquez Calleros, de 41 años, quien fue detenido el pasado sábado por ser el principal sospechoso de la muerte de Juan Antonio Salas Hernández.

La esposa de la víctima declaró en la Fiscalía que el 10 de abril había acudido junto a Salas a un taller para reparar su carro modelo 2009.

RECOMENDADO: Un Dodge Charger Hellcat blindado será la nueva patrulla (VIDEO)

En el lugar fueron atendidos por Vázquez, quien recibió el vehículo y un día después les comunicó que debía reemplazar un sensor de la trasmisión, por lo que cobraría 2,400 pesos (125 dólares).

Cuando se le pidió al mecánico el sensor retirado, el 12 de abril, respondió que no lo tenía y que cobraría más dinero por tener que “bajar” la trasmisión.

Después, Salas dijo que no pagaría un nuevo monto y le pidió devolverle el carro de inmediato.

Entonces, el mecánico cobró 800 pesos (42 dólares) más por volver a instalar una llanta, la computadora y otras piezas que presuntamente ya había sacado, indicó Vanguardia.

Pero la tragedia llegó más tarde.

En la noche del mismo 12 de abril, la esposa de Salas fue a buscar el auto, y tras esperar hora y media, el mecánico dijo que no lo entregaría hasta que le pagaran la reinstalación de las piezas.

TE PUEDE INTERESAR: Atlanta anuncia que deja de colaborar con ICE

La mujer llamó a la policía, pero nadie respondió.

En poco tiempo llegó su esposo e ingresó al taller, donde al parecer discutió con el mecánico.

La mujer contó a las autoridades que observó cómo su pareja salió corriendo del taller, mientras el mecánico le disparaba por la espalda.

Al final, el mecánico cerró el portón, puso candado y huyó en una camioneta pickup, mientras la víctima se desangraba en el suelo.

Salas murió tras recibir siete balazos, aseguró un agente de la Fiscalía.

Aunque el mecánico no quiso declarar, el juez ordenó dos años de prisión preventiva y fijó una nueva audiencia para la próxima semana.

ES TENDENCIA:

 

Top Stories