12 hechos sobre el asma que toda madre latina debería saber

El asma es una enfermedad que afecta la capacidad de respirar del que la padece. Te ofrecemos estos 12 datos que todas las (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Desde el momento en el que tu bebé entra a este mundo tienes un compromiso intenso con mantenerlo feliz, saludable y seguro. Pero, ¿qué pasa cuando no están saludables? ¿Qué pasa cuando tú y tu hijo enfrentan una enfermedad muy común? Si tú o alguien de tu familia sufre de asma, no estás sola. El Instituto Nacional de Salud reporta: “En los Estados Unidos, más de 25 millones de personas lo tienen. Cerca de 7 millones de estas personas son niños.” Las malas noticias son que es una enfermedad seria y actualmente no existe una cura.

Pero las buenas son que hay tratamientos para manejarla. Como dijo la medallista de oro Jackie Joyner-Kersee: “Una vez que dejé de vivir en negación, puse a mi asma bajo control, y me di cuenta de que es una enfermedad que puede ser controlada.” ¿Así que qué haces cuando te diagnostican? El primer paso es educarte y consultar con un médico para encontrar lo que sea mejor para ti o tu hijo. La información está disponible, sólo necesitas saber dónde buscar. Aquí te dejamos 12 hechos sobre el asma para que empieces.

1. El asma es un problema de salud serio

Una persona con ataque de asma
Shutterstock

Es una condición seria que necesita tratamiento serio. ¿Qué es exactamente? De acuerdo al Instituto Nacional de Salud: “El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y reduce las vías respiratorias. El asma causa períodos recurrentes de sibilancias (un sonido a chiflido cuando respiras), opresión en el pecho, falta de aliento y tos.”

2. Afecta a mucha gente

La Agencia de Protección Ambiental reporta que un estimado de 25.9 millones de personas sufren de ello.

3. El porcentaje es más alto en niños hispánicos

Shutterstock

De acuerdo al EPA, alrededor del 8% de los niños hispánicos en los Estados Unidos tienen asma y el porcentaje es significativamente más alto entre puertorriqueños. Los niños hispánicos también tienen una tendencia superior a ser hospitalizados.

4. El humo de cigarro podría no causar asma pero sí lo empeora

Fumar es un hábito poco saludable para todos. Pero es especialmente peligroso para aquellos con asma. Incluso si no fumas, ser fumador pasivo también puede provocar un ataque de asma, así que ten cuidado y evita el humo de cigarro.

5. La contaminación es un factor al lidiar con tu asma

Shutterstock

Mientras que la contaminación no causa el asma, puede provocar ataques. La contaminación del aire puede venir de muchas fuentes, desde fábricas hasta automóviles. Presta atención a la calidad del aire en tu vecindario, y si son altos, quédate en casa.

6. Los ácaros de polvo pueden afectar

Los ácaros de polvo, que son bichitos que están en prácticamente cualquier hogar, pueden provocar un ataque al entrar a tus vías respiratorias. Los ácaros sobreviven en camas, alfombras, muebles y sábanas. Puedes evitarlos lavando las sábanas al menos una vez por semana.

7. La caspa de las mascotas puede incrementar la severidad del asma

Shutterstock

Sin importar que tan lindo sea tu amigo de cuatro patas, podría ser también lo que ocasionó tu último ataque de asma. Las mascotas que pueden tener caspa en su pelo pueden causar muchos problemas respiratorios. No te preocupes, esto no significa que tengas que abandonar a tu mascota. Limpia todas las superficies en las que esté tu mascota, dale baños semanales e intenta mantenerla fuera del cuarto de tu hijo.

8. Hay tratamientos que pueden ayudar a manejarlo

Que tengas este no significa que tengas que sufrir ni que no tengas opciones. Hay muchas medicinas que pueden ayudarte, ya sea a corto o largo plazo. Los medicamentos a corto plazo alivian los síntomas de un ataque de asma cuando sucede. Los tratamientos a largo plazo ayudan a prevenir ataques y minimizan los síntomas de ataques futuros. Deberías consultar con tu médico primero para decidir qué tratamiento es mejor.

9. El asma contribuye a un costo alto de cuidados de salud

Un dispositivo para tratar el asma
Shutterstock

Los cuidados de salud del asma han incrementado en un 6% entre el 2002 y 2007 y exceden los $50 billones al año.

10. No existe cura

Aunque hay maneras de manejarlo, no hay una cura conocida para erradicarlo por completo. Es una enfermedad para toda la vida y su incidencia está aumentando. A pesar de la falta de una cura, sabemos que la mayoría de las personas que tienen asma pueden controlar sus síntomas y prevenir ataques usando medicamentos apropiados.

11. Te puede dar de niño o de adulto

Una mujer con ataque de asma
Shutterstock

Muchos pacientes son diagnosticados de niños. Pero que no muestres síntomas de niño no significa que no puedas contraer la enfermedad como adulto. De hecho, el asma adulto puede aparecer en tus 50s, 60s e incluso tus 70s.

12. Es una de las enfermedades crónicas más comunes en los niños

El asma en los niños es el tercer motivo de hospitalización entre niños menores a 15 años y un promedio de uno de cada 10 niños en edad escolar tienen asma. Está aumentando más cada día y, sin una cura conocida, es posible que alguien que ames pueda necesitar lidiar con el asma algún día.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado