Sin comer y sin poder ir al baño, así es el trabajo de los repartidores de Amazon

La próxima vez que alguien reciba un producto de Amazon, tal vez reflexione sobre las condiciones de trabajo que podría estar enfrentando el repartidor.

Business Insider entrevistó a 31 operadores, quienes señalaron que están sometidos a un horario de trabajo inhumano y no han recibido algunos pagos.

TE PUEDE INTERESAR: Esposa de AMLO le da lección de humildad a Angélica Rivera (FOTOS)

Estos repartidores no trabajan directamente para Amazon sino para algunos de los muchos contratistas que la empresa contrata para los envíos, de acuerdo con el sitio Inc.com.

Un conductor describió haber recibido burlas cuando quería buscar atención médica por una lesión relacionada con el trabajo sin terminar primero sus entregas. Otros dijeron que les negaron el pago de horas extras, aunque trabajaron más de 40 horas en una semana. Algunos dijeron que los cheques de pago no llegaron o que fueron despedidos justo antes de llegar a los 90 días que les permitiría calificar para un seguro de salud.

Otros revelaron que se les pedía entregar de 200 a 300 paquetes durante un turno de nueve horas que se suponía que incluiría una pausa de media hora para almorzar y dos descansos para tomar un baño de 15 minutos.

Una tarea imposible de hacer, ya que para entregar sólo 200 artículos durante ocho horas de trabajo (restando una hora para los descansos), el repartidor tendría que llevar un paquete por cada 2 minutos y 24 segundos.

Ante el temor de perder sus trabajos, los conductores dicen que no sólo se saltan el tiempo para almorzar, sino también para ir al baño por lo que comúnmente orinan en botellas o baldes, en el caso de las mujeres, para no gastar tiempo en buscar un baño.

También dicen que estas condiciones los ha llevado a tener hábitos de manejo peligrosos como exceder la velocidad y pasarse las señales de alto. Un conductor dijo que casi golpea a un niño mientras intentaba cumplir con su horario, aunque disminuyó la velocidad después de eso, y se retrasó en sus entregas.

Pese a utilizar tácticas como estas, muchos conductores no pueden completar sus entregas en un turno de nueve horas por lo que trabajan horas extra, a veces hasta 15 o 16 horas en un día.

Lo que piensa Amazon sobre este trabajo

Al respecto, Amazon indicó a Business Insider que los 31 entrevistados, algunos de los cuales cambiaron de trabajo, no son una muestra representativa de su amplia gama de repartidores.

“Si bien es imposible describir una red de miles de conductores basados ​​en anécdotas, sí reconocemos que las pequeñas empresas a veces necesitan más ayuda al escalar rápidamente”, respondió al medio.

Aunque no confirmó ni negó si algunos conductores entregan 200 o más paquetes por turno, ni explicó cómo sería posible hacerlo en ocho o incluso nueve horas.

La compañía dijo que cuenta con varias opciones para que los conductores reporten maltratos y que toma estos informes en serio e investiga a cualquier contratista que no esté siguiendo sus reglas sobre salarios y horarios razonables.

Pero el problema más grande es la expectativa que Amazon ha creado entre los clientes de que pueden tener cualquier cosa que deseen dentro de las 48 horas sin tener que pagar por un envío expedito. Más de 100 millones de personas se han registrado en el servicio Prime de Amazon, que cuesta 119 dólares por año y ofrece envíos gratuitos de dos o un día en una gran variedad de artículos, de acuerdo con Inc.com.

[anvplayer video=”4487252″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+