Ashley Marks es acusada del asesinato de su hijo con un cóctel de drogas

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
FOTO Departamento de Policía de Houston
Etiquetas: , ,
  • Ashley Marks, de 25 años, está acusada del asesinato de su hijo Jason Xavier Sánchez-Marks
  • La mujer mató al niño, según las autoridades, dándole un cóctel de medicinas y drogas para que se colapsara
  • El móvil del crimen fue para que la mujer cobrara dos pólizas del seguro de vida de su hijo por 100 mil dólares

Ashley Marks fue detenida en Houston, Texas, acusada del asesinato de su hijo Jason Xavier Sánchez-Marks con un cóctel de medicinas y drogas. La División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) detuvo a Marks, acusada del cargo de homicidio capital de uno de sus tres hijos.

Marks, de 25 años de edad, está acusada del cargo grave de homicidio capital de un menor de edad. De acuerdo al Código Penal del Estado de Texas, el delito de homicidio capital es el único que se castiga con la pena de muerte a quien se declare culpable de ese delito luego de enfrentar su juicio.

Ashley Marks es acusada del asesinato de su hijo de seis años

Ashley Marks
Ashley Marks, de 25 años, está acusada del asesinato de su hijo Jason Xavier, de 6 años, y por ese delito la mujer podría enfrentar la pena de muerte (FOTO Departamento de Policía de Houston)

Ashley Marks ya está detenida desde el miércoles 31 de marzo del 2021 en la cárcel del Condado de Harris y enfrentará su proceso penal ante el juez Robert Johnson, de la Corte Criminal 177 de Distrito en el Condado de Harris. El juez ha fijado para el lunes cinco de abril del 2021 como la fecha para la primera audiencia en el caso en contra de Marks.

El cargo de homicidio capital en contra de Ashley Marks se remonta hasta el domingo 27 de junio del 2020, cuando el pequeño Jason Xavier Sánchez-Marks, de seis años de edad, murió de manera repentina. Los médicos del Instituto de Ciencias Forenses (IFS, por sus siglas en inglés) declararon la muerte del niño como homicidio intencional.

Una combinación de medicina, cocaína y metanfetaminas

Ashley Marks
Jason Xavier Sánchez-Marks, de 6 años, murió por un cóctel de drogas y medicinas que presuntamente le dio su madre para cobrar las pólizas de su seguro de vida (FOTO Familia Sánchez)

Algunos de los documentos del caso en contra de Ashley Marks no fueron puestos a disposición del juez Johnson para consulta pública. Sin embargo, el reporte forense en la muerte de Jason Xavier Sánchez-Marks detalla que el menor recibió altas dosis de diversos medicamentos como clorfeniramina un antihistamínico para tratar alergias.

Sin embargo, de acuerdo a la acusación en contra de Ashley Marks la mujer también le dio a su hijo otras sustancias como dextrometorfano, difenhidramina y metanfetaminas, las que le provocaron el colapso que le causó la muerte. Además, los médicos legistas encontraron en el cuerpo de Jason Xavier Sánchez-Marks restos de cocaína.

Avaricia, el presunto móvil del crimen cometido por Ashley Marks

Ashley Marks
Ashley Marks, de pie al fondo de la sala, en el momento en el que llegó ante el juez calificador y quien le leyó su acusación por el cargo de homicidio capital (FOTO Distrito Criminal del Condado de Harris)

La investigación de los agentes de la División de Homicidios del HPD en contra de Ashley Marks detalla que la madre atentó contra la vida de su hijo, presuntamente para poder cobrar la póliza de dos seguros de vida del menor por un total de 100,000 dólares.

En la acusación en contra de Ashley Marks no se detalla si la mujer logró finalmente hacerse con el dinero luego del presunto asesinato del pequeño Jason Xavier Sánchez-Marks. Debido a lo inusual del asesinato, las pruebas forenses en el cuerpo del niño se realizaron hasta tres veces para confirmar la causa oficial de su muerte.

Ashley Marks y un crimen fuera de lo común

Ashley Marks
FOTO Tomada de Facebook

El caso en contra de Ashley Marks es tan impactante que cuando la mujer fue llevada ante el juez calificador que la recibió en la cárcel y el juez de guardia le leyó los cargos, varios de los hombres detenidos en la sala se voltearon sorprendidos para verla luego de escuchar que la joven madre estaba acusada del cargo de homicidio capital de su hijo.

De acuerdo al Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés), actualmente en la cárcel Mountain View Unit, en donde están las condenadas a muerte en el pueblo de Gatesville, tan sólo hay seis mujeres detenidas por ese delito y esperando a que se cumpla su sentencia. Las seis viven apartadas del resto de las reclusas.

Ashley Marks actuó con premeditación

Ashley Marks
FOTO Tomada de Facebook

En la orden de arresto en contra de Ashley Marks la Fiscalía del Condado de Harris, con base a la investigación de los detectives del HPD, asentó que la madre actuó con premeditación al darle a su hijo durante días la combinación de drogas y medicinas para matarlo.

De acuerdo a registros de las cortes civiles del Condado de Harris, cuando el pequeño Jason Xavier Sánchez-Marks fue asesinado por su madre, Ashley Marks, el niño estaba al cuidado de sus abuelos paternos junto con sus dos hermanitos, niño y niña. Sin embargo, los documentos son clasificados y no detallan por qué el abuelo tenía la custodia.

Jason Xavier quería ser bombero

Ashley Marks
FOTO Tomada de Facebook

El pequeño Jason Xavier Sánchez-Marks, luego de que su cuerpo pasó por tres autopsias, fue enterrado en julio del año pasado en Houston, Texas, frente a su familia. El obituario del niño lo describe como un excelente estudiante, amante de los deportes, de grande quería ser  bombero y trabajar en el Rodeo de Houston.

La muerte del niño Jason Xavier Sánchez-Marks causó un profundo dolor en su familia. Sin embargo, ahora que la División de Homicidios del HPD reveló que la presunta asesina es su madre, Ashley Marks, el crimen ha sacudido a toda la comunidad de Houston, Texas, convirtiéndose en la noticia excluyente del día.

La conmoción de la ciudad

FOTO Tomada de Facebook

Por medio de una llamada telefónica, MundoHispánico llamó al número registrado a nombre del padre del niño Jason Xavier Sánchez-Marks para solicitar hacer una entrevista. Sin embargo, la persona que respondió a la llamada declinó hacer ningún comentario sobre la acusación en contra de Ashley Marks.

Como forma de respeto a la familia de Jason Xavier Sánchez-Marks y su duelo, el nombre del padre y el abuelo del niño no serán revelados en esta historia. La Fiscalía del Condado de Harris también declinó hacer comentarios en público sobre el caso que ha conmocionado a la ciudad.

La historia de un filicidio

FOTO Tomada de Facebook

En español el nombre legal del crimen en el que una madre mata intencionalmente a su hijo, o hija, se denomina filicidio y es uno de los delitos menos comunes en los anales de las noticias policiales. En Estados Unidos, uno de los casos más sonados de filicidio lo cometió Susan Leigh Vaughan Smith, en Carolina del Norte.

Smith, condenada a cadena perpetua, lanzó un carro con sus dos hijos, de tres años y 14 meses de edad, al fondo de un lago para que los pequeños se ahogaran en una noche estival de agosto de 1994. Smith estaba casada, pero vivía un apasionado romance extramarital y mató a los niños para que no fueran un obstáculo en su nueva aventura amorosa.

Seis mujeres condenadas a muerte

FOTO Tomada de Facebook

Las seis internas que están condenadas a la pena de muerte en Texas son Kimberly Cagill, Melissa Lucio, Linda Carry, Britanny Holdberg, Darlie Routier y Erica Sheppard. De las seis sólo una está a la espera de ser ejecutada, acusada de dos cargos de filicidio.

Darlie Lynn Routier, cuando tenía 27 años, mató a puñaladas a sus dos hijos, Damon and Devon, de cinco y seis años de edad, con un cuchillo de cocina en su casa de Rowlett, Texas, en un crimen ocurrido en 1996. De manera similar al caso de Ashley Marks, el crimen de Routier estuvo motivado para cobrar las pólizas de seguro de vida de sus dos hijos.

El caso de Edna Rivera Cantú en el Condado de Hidalgo

FOTO Tomada de Facebook

La hispana Edna Rivera Cantú, de 29 años, está acusada de homicidio capital por la División de Homicidios del Condado de Hidalgo. Sin embargo, la muchacha aún está en juicio y su caso no se ha resuelto. Rivera Cantú no está acusada de haber matado directamente a una persona, pero sí de participar en la conjura para que fuera asesinado.

Rivera Cantú es co responsable de la muerte de Fernando Garza Jr. ocurrida el 23 de julio del 2020, cuando ella con engaños atrajo al hombre a su casa para que otros tres hombres lo emboscaran y asesinaran motivados por una venganza. Cuando Garza Jr. fue sacado de la casa de Cantú, por los tres hombres, ella sabía que lo iban a matar.

Regresar al Inicio