Dos asesores vacunados de Biden y de Pelosi dan positivo por covid-19

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • Un asesor de Joe Biden y otro de Nancy Pelosi vacunados fueron diagnosticados con covid
  • Un juez permite que las universidades hagan que sus estudiantes tengan la vacuna del covid si quieren asistir a clases
  • Representantes de la Unicef piden a países que cuentan con vacunas que donen a países que no tienen

Washington, 20 jul (EFE News).- Un funcionario de la Casa Blanca y uno de los portavoces de la presidenta de la Cámara Baja de EE.UU., la demócrata Nancy Pelosi, dieron positivo por covid-19 a pesar de estar vacunados, informaron este martes fuentes oficiales. Ninguno de los dos afectados, que no fueron identificados, tuvo un contacto cercano con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, o con Pelosi, de acuerdo con esas fuentes.

“Ayer, un funcionario de la Casa Blanca completamente vacunado dio positivo por covid-19 cuando estaba fuera del campus” presidencial, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria. Esa persona se encuentra aislada, con “síntomas leves” y no se han determinado por ahora que haya mantenido “contactos cercanos” con “otro personal” de alto rango de la Casa Blanca, añadió Psaki.

Se reportan más casos en la Casa Blanca

Una prueba positiva de coronavirus
Shutterstock

La portavoz reconoció que en los últimos meses han habido más casos de personal de la Casa Blanca que ha dado positivo por covid-19 pese a estar vacunados, pero no quiso especificar cuántos y únicamente aclaró que ninguno de ellos es un asesor que tenga contacto frecuente con Biden. Tanto el funcionario de la Casa Blanca como el portavoz de Pelosi que dieron positivo estuvieron en una recepción al aire libre en un hotel de Washington la semana pasada junto a una delegación de legisladores estatales de Texas que están de visita en la capital, según el diario digital Axios.

Al menos dos de esos legisladores de Texas dieron positivo este fin de semana, días después de reunirse además con la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, cuyo equipo determinó aun así que no había corrido el riesgo de contagiarse y por tanto no debía de hacer cuarentena. Psaki aseguró este martes que Biden -quien está vacunado- se hace un test de covid-19 “cada dos semanas”, al igual que buena parte de sus asesores, mientras que a los periodistas que tienen acceso al presidente se les obliga a someterse a una prueba rápida el día que vayan a verlo.

Se mantiene los protocolos del covid

Shutterstock

La Casa Blanca no parece dispuesta a cambiar sus protocolos a la luz del nuevo contagio y Psaki aseguró que “los contagios de personas vacunadas (resultan en síntomas que) normalmente son leves”. Desde finales de mayo, tanto el personal de la Casa Blanca como los periodistas que la cubren trabajan desde la estrecha Ala Oeste sin llevar mascarilla, siempre que estén vacunados, siguiendo las directrices de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés).

Después de meses con la capacidad reducida, la rueda de prensa diaria de Psaki ha vuelto a celebrarse con decenas de periodistas en los asientos y pasillos de la pequeña sala, aunque la práctica totalidad de ellos están vacunados, según la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca. También trabajan sin mascarilla los empleados del Capitolio y los reporteros que lo cubren, que en muchos casos volvieron sin embargo a colocarse el cubrebocas este martes tras enterarse de que un portavoz de Pelosi había dado positivo, según informa el diario The Hill. Ese portavoz no ha tenido contacto con Pelosi y tanto él como el resto de personal de la oficina de prensa trabajaron este martes desde casa para extremar las precauciones, explicó un asesor de la presidenta de la Cámara Baja, Drew Hammill, en un comunicado. EFE News

Juez de EEUU permite a universidad exigir vacuna anticovid a sus estudiantes

Shutterstock

Nueva York, 19 jul (EFE News).- Un juez federal de EE.UU. dictaminó este lunes que la Universidad de Indiana podrá exigir que sus estudiantes reciban la vacuna contra la covid-19 antes del inicio del curso este otoño si quieren asistir a las clases. “(…) La Decimocuarta Enmienda permite a la Universidad de Indiana buscar un proceso debido y razonable de vacunación en el interés legítimo de la salud pública de sus estudiantes”, afirmó el juez Damon Leichty en un documento de 101 páginas publicado este domingo.

La sentencia se produce después de que ocho estudiantes presentaran una demanda en la que afirmaban que la política de vacunación del centro educativo era anticonstitucional y que violaba tanto la decimocuarta enmienda de la Constitución de EE.UU. como la ley estatal. Sus abogados alegaban que solicitar a los estudiantes que se vacunen viola su derecho a su integridad y su autonomía corporal, a la vez que subrayaron que la vacuna contra la covid-19 sólo cuenta con una autorización de emergencia de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA).

Problemas debido a esta situación

Una vacuna para prevenir el coronavirus
Shutterstock

“Lo que está pasando aquí es que el Gobierno te está forzando a algo a lo que te opones completamente y además, tu cuerpo está siendo invadido en el proceso”, explicó el abogado James Bopp Jr., que apuntó que se apelará la sentencia. La Universidad de Indiana anunció el pasado junio por primera vez su plan de requerir a los estudiantes, profesorado y personal del centro que recibieran la vacuna anticovid antes de iniciarse el siguiente curso en septiembre. “Una sentencia de la corte federal ha confirmado el plan de vacunación de covid-19 de la Universidad de Indiana diseñado para la salud y el bienestar de sus estudiantes, profesorado y personal”, dijo por su parte en un comunicado el centro.

“Apreciamos la sentencia rápida y rigurosa que permite que nos podamos centrar en un regreso completo y seguro”, agregó. La de Indiana es solo una de más de 100 universidades de EE.UU. que están exigiendo a sus estudiantes que se vacunen. Históricamente, el Tribunal Supremo de EE.UU. ha permitido a centros educativos públicos imponer campañas de vacunación, mientras que la sentencia del juez Leichty recuerda otras vacunas que se requieren para asistir a centros educativos de Indiana. “Indiana requiere a todos los estudiantes de universidades públicas que estén vacunados de difteria, tétanos, sarampión, paperas, rubeola y la enfermedad meningocócica antes de asistir al centro. Todas estas vacunas, excepto una, se exigen desde 1993”, señala el texto. EFE News

Treintena de embajadores de Unicef pide al G7 que donen vacunas contra covid

Shutterstock

Nueva York, 8 jun (EFE News).- Una treintena de embajadores de buena voluntad de Unicef, entre ellos el piloto Fernando Alonso, el exjugador de fútbol David Beckam o la cantante Billie Eilish, pidieron a los dirigentes de los países del G7 que donen vacunas contra el coronavirus a los países más pobres. “El mundo ha estado un año y medio luchando contra la pandemia COVID-19, pero el virus aún se está propagando en muchos países y produciendo nuevas variantes con el potencial de que todos volvamos al punto de partida”, asegura una carta firmada por 28 personalidades de diferentes disciplinas artísticas y deportivas.

Para los embajadores de Unicef “esto significa más cierres de escuelas, más interrupciones en la atención médica y mayores consecuencias económicas, lo que amenaza el futuro de las familias y los niños en todas partes”. Los firmantes son Ramla Ali, Fernando Alonso, David Beckham, Orlando Bloom, José Manuel Calderón, Sofia Carson, Gemma Chan, Priyanka Chopra Jonas, Olivia Colman, Billie Eilish, Pau Gasol, Whoopi Goldberg, David Harewood, Chris Hoy, Angelique Kidjo, Téa Leoni, Lucy Liu y Juan Manuel López Iturriaga.

Se necesita estar unidos para vencer al coronavirus

Unidos podemos detener al coronavirus
Shutterstock

También firmaron Ewan McGregor, Alyssa Milano, Andy Murray, Liam Neeson, Liam Payne, Katy Perry, Sergio Ramos, Claudia Schiffer, Teresa Viejo y Pink. Todos ellos, instan a los jefes de Estado de los países del G7, que se reunirán entre el 11 y el 13 de junio en Cornualles (Reino Unido), a garantizar un “suministro justo y equitativo” de las vacunas a los países de ingresos bajos y medios. El encuentro del G7 juntará a los mandatarios de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón, y facilitará reuniones bilaterales como la que está programada entre el presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo estadounidense, Joe Biden.

“La pandemia no se terminará en ninguna parte hasta que haya terminado en todas partes, y eso significa llevar las vacunas a todos los países, de la manera más rápida y equitativa posible. La Cumbre del G7 de este fin de semana es una oportunidad vital para que ustedes acuerden las acciones que lleven las vacunas adonde más se necesitan y rápidamente”, reza el documento. Unicef calcula que los países del G7 tendrán pronto suficientes dosis para donar un 20 % de sus vacunas entre junio y agosto, lo que supondría un total de 150 millones de dosis, sin que esto se traduzca en un “retraso significativo” de los planes de vacunación de su población adulta. “Le pedimos que hagan estas donaciones urgentes antes de agosto y que establezcan una hoja de ruta para aumentar las donaciones a medida que aumenten los suministros”, subrayan los firmantes, que concluyen la nota con un grito: “DONEN EL 20% DE LAS VACUNAS DISPONIBLES. PROTÉJANNOS A TODOS. DONEN DOSIS YA”. EFE News