Arturo Beltrán Leyva: El enigma de la cabeza humana que apareció en su tumba con un extraño mensaje (ADVERTENCIA FUERTE IMAGEN)

  • Macabro hallazgo no es aún revelado del todo
  • Se desconoce quién mandó el mensaje y qué decía
  • Causa temor y desconocimiento el suceso

Hace ya casi diez años sucedió un extraño y escalofriante suceso en la tumba de Arturo Beltrán Leyva, quien fue uno de los capos mexicanos más buscados por las autoridades en México y Estados Unidos, y aún es fecha que poco se sabe de ello, pero el tema no deja de causar incertidumbre en la sociedad.

Fue a través de una página de internet que se dio a conocer que a diez años de la muerte de Arturo Beltrán Leyva, todavía no se disipan las dudas sobre la identidad de quien la mandó a colocar sobre la cripta y el mensaje que venía escrito.

Los restos del narcotraficante mexicano Arturo Beltrán Leyva han descansado desde su muerte en el panteón Jardines de Humaya, pero una fecha ha quedado marcada para las autoridades y la familia, ya que el 18 de enero de 2010, se dio el hallazgo de una cabeza humana y cerca de allí, en la cripta de otro narco, Gonzalo El Chalo Araujo, del Cártel de Sinaloa, fue hallado el cadáver del dueño de esa cabeza, que presentaba huellas de tortura.

En la página de Ifobae se dieron a conocer los hechos, en los cuales se detalla y se recuerda la manera en que fue abatido Arturo Beltrán Leyva.

En ese momento de inmediato se dio aviso a las autoridades de seguridad y se percataron que en la oreja de la cabeza estaba una rosa roja, y el cuerpo fue envuelto con plástico negro, amarrado con una cinta de color anaranjada. Todo esto provocó una movilización sobre el cementerio donde yacen los restos en la tumba de Arturo Beltrán Leyva.

Para ver la cruel imagen dé click aquí. (FUERTES IMÁGENES)

Pero fue tiempo después que se conocieron detalles sobre el suceso de la tumba de Arturo Beltrán Leyva. A través de la Procuraduría General de Justicia del estado de Sinaloa (PGJE) se informó que el hombre que se encontró decapitado fue identificado como Arnoldo Gurrola Guerrero.

En esas fechas, el director de Averiguaciones Previas de la PGJE, Louis Jauss López, dio más detalles de la víctima: tenía 35 años de edad, trabajaba para una empresa de alimentos procesados y tras una búsqueda en la base de datos de las autoridades, se logró saber que no tenía antecedentes penales.

Conforme fueron pasando los días en lugar de destrabarse el tema, iban saliendo más dudas, sin embargo, la fuente informativa confirmó que el cadáver y cabeza que aparecieron en las tumbas presentaba huellas de violencia y lesiones provocadas por alguna arma punzocortante.

Sin embargo, no se estableció porqué aparecieron en la tumba de Arturo Beltrán Leyva ni porqué estaba de esa forma.

Pero un dato curioso no ha dejado de mantener las dudas sobre el hecho, ya que se dijo que el mismo día en que apareció la cabeza humana en la tumba de Arturo Beltrán Leyva, un cuerpo fue abandonado en una funeraria ubicada en el municipio de Navolato, Sinaloa, con huellas de tortura.

En esa ocasión se dijo que el cuerpo tenía una leyenda escrita en el pecho con una “X”, una letra que era utilizada por un convoy de más de 50 sicarios que iban por Sinaloa efectuando ataques a negocios y ejecuciones a su paso.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+