Arrestan en Georgia a conductor hispano por pisar recio

  • Arrestan en Georgia a conductor hispano por pisar recio.
  • Tras ser abordado por el patrullero, el colombiano se contradijo varias veces.

Un conductor hispano de Georgia se metió en graves problemas con la ley tras haber sido descubierto manejando borracho y con exceso de velocidad.

Tras detener a Eduin Pardo, el oficial de la policía de Norcross le explicó que lo había parado porque iba manejando a más de 20 millas del límite.

Peña solo pretendía darle una multa dependiendo de la justificación que el chofer le diera por haber violado el reglamento de tránsito, pero luego de tener contacto con él, descubrió algo más.

Y es que el olor a licor que emanaba del vehículo lo hizo sospechar de que estaba intoxicado.

“¿Cuántas cervezas tu te tomaste esta noche?”, le preguntó el patrullero. “Solo una”, le respondió Pardo.

Sin embargo, no había pasado ni siquiera dos minutos cuando el conductor de 43 años y origen colombiano le cambió la cifra.

“Fueron dos”, le dijo entonces.

No obstante, justo antes de ser sometido a las pruebas para medir su nivel de alcohol en el organismo volvió a cambiar el número. “Fueron cuatro o cinco creo”, declaró.

Todo quedó grabado en la cámara corporal que el uniformado llevaba colgada en su pecho.

Al final, Pardo no logró superar ninguno de los exámenes reglamentario por lo que fue arrestado y acusado de manejar ebrio (DUI), con exceso de velocidad y fallar en mantenerse en su carril, entre otras infracciones de tránsito.

“¿Qué es un DUI? Y ahora ¿Qué es lo que sigue?”, preguntó Pardo al agente ya cuando estaba esposado en el asiento trasero de la patrulla y con rumbo a la prisión del condado.

“Te voy a llevar a la cárcel de Gwinnett”, le contestó. ¿Cuántos días estaré preso ahí?”, insistió.

“No creo que días, a lo mejor unas cuantas horas hasta que te procesen y de digan cuánto tienes que pagar de fianza para salir”, respondió amablemente el patrullero.

“¿Necesito a alguien para ese trámite o puedo hacerlo solo?”, volvió Pardo a cuestionar a Peña. “Eso depende de si traes suficiente dinero contigo”. “Ah, muchas gracias oficial”.

Lo que Pardo al parecer ignora es que un arresto por DUI es solo el comienzo de un calvario. Por esa falta pueden suspenderle la licencia hasta por un año, lo que significa que perdería su derecho de manejar legalmente.

Además, los costos por una acusación de este tipo pueden superar los 10 mil dólares, en gastos de fianza y honorarios de abogados.

Y por último, en caso de que aún no sea ciudadano de este país, se expone a que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) le abra un proceso de deportación que incluso podría hacer que pierda su residencia permanente, permiso de trabajo o cualquier clase de visa que posea.

También existe la posibilidad de que un conductor borracho se vea envuelto en un accidente, lo que lo complicaría aún más la situación, pues si hay heridos o muertos, la persona fácilmente puede ser acusado de homicidio culposo, que le acarrearían hasta décadas tras las rejas.

Es justamente por todo eso que los activistas proinmigrantes y los expertos en cuestiones legales advierten a la comunidad latina de obtenerse de conducir embriagado. No obstante, parece ser que eso no es suficiente porque todos los fines de semana caen muchos tras salir de fiestas nocturnas.

Arrestan hispano pisar recio

Página: 1 2