Aplicaciones peligrosas: adicción feroz contra la juventud

  • Conoce cómo funciona 8 aplicaciones peligrosas en el teléfono móvil de tu hijo.
  • Existen otras Apps que puedes activar para tener control sobre tus hijos a la hora de estar con su móvil.
  • El Sexting es una práctica más usada por jóvenes de 18 años para enviar material pornográfico a través de los teléfonos de última generación.

Vivimos en una era donde las nuevas tecnologías de comunicación están la orden del día y el principal menú suculento para la juventud son algunas aplicaciones peligrosas, las cuales son usadas sin control a todo hora.

Y es que drogas, sexting, robos y encuentros sexuales están a un solo clic, sin pensar el riesgo que corre la juventud con la manada de aplicaciones peligrosas.

Una de las preguntas que se teje en relación a este fenómeno tecnológico es sin duda; ¿Conoce usted los riesgos a los que se enfrentan?

Dice una joven que le respondió a un número desconocido y no sabía quién era la persona con quien hablaba,  pero le dije lo que quería, “me dijo cuánto dinero enviar por Vengo. Me dieron una locación para recoger el paquete”.

Con este tipo de conducta una madre queda muy preocupada al conocer las aplicaciones y los riesgos que enfrenta un hijo adolescente todos los días, es posible que los padres desconozca cuáles son esas aplicaciones y cuáles son los delitos que se están cometiendo en los colegios todos los días.

Aplicaciones peligrosas-juventud-padres

Foto/Captura Mundo Hispánico

Conductas inadecuadas con el uso de aplicaciones peligrosas

El intercambio de fotos desnudos o semidesnudos se ha convertido en una tendencia juvenil, lo cual se activa una señal de alerta tras el uso de las aplicaciones peligrosas.

Una investigación revela que el 22 por ciento de las chicas y 18 por ciento de los jovencitos de la escuela admiten haberse tomado fotos desnudos.

Un 11 por ciento de las chicas entre 13 y 16 años admitieron haberse tomado fotos desnudas o semidesnudas.

Y aunque esto parezca moralmente inaceptable, el problema es aún más serio, ya que este tipo de comportamiento es penado por la ley.

El envío y recepción de imágenes y videos con contenido sexualmente explícito de un menor de 18 años puede tener como consecuencia cargos criminales.

Ente los delitos se detallan los selfies en los baños, fotos y grabaciones de encuentros sexuales con o sin consentimiento.

Padres atentos ante las consecuencias

El  uso frecuente de las aplicaciones peligrosas pone en alerta a los padres ante las temibles consecuencias que se derivan de este tipo de conducta que es indetenible.

Por lo tanto, los adolescentes que sean descubiertos haciendo sexting recibirán cargos por producción, distribución y posesión de pornografía infantil.

Por ejemplo, si su hijo tiene una foto de una chica desnuda en su teléfono y llega la policía, él se los va a preguntar a quienes les mandó la foto.

El oficial tiene el deber de revisar todos los teléfonos para descubrir quien mandó la fotografía, aquellos que las tengas podrían ser acusados de pornografía infantil.

¿Qué hacer si recibió una foto indebida?

Si reciben una foto inmediatamente deben borrarla para que al momento de ser interrogados por las autoridades puedan decir: “si me llegó la foto, pero ya la borré de mi teléfono”.

Otro escenario se podría presentar ante el riesgo que implica el uso de las aplicaciones peligrosas.

“Si llega la policía a revisar el teléfono de su hijo adolescente y tiene imágenes de chicas desnudas, es igual que si les da un kilo de cocaína y ellos están ahí parados con la cocaína en sus manos”.

Cuando llega la policía vas a ir a la cárcel por tener en tus manos un kilo de droga, es lo mismo que tener fotos de chicos o chicas desnudos.

Esto es alarmante, hasta los niños  que están en la escuela básica o elemental están recibiendo y mandando fotos desnudos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+