Antonio de la Torre, ídolo del América dejó de existir

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: MexSport
Las Águilas del América y la Selección Nacional Mexicana, nuevamente, están de luto. En las últimas horas se confirmó el lamentable fallecimiento de Antonio de la Torre Villalpando.

Antonio es exfutbolista profesional que dejara este mundo a los 63 años de edad y tuvo una grata participación en el futbol mexicano.

La muerte de Antonio de la Torre se informó a través de Twitter

Antonio
AntonioVillalpando era una leyenda de la época gloriosa del Club América. Foto: Club América

Además la escuadra capitalina se despidió de Antonio a través de un sensible comunicado desde su cuenta de Twitter.

 

“El Club América lamenta el fallecimiento de nuestro ex jugador: Antonio de la Torre Villalpando además fue campeón de Liga, CONCACAF y la Copa Interamericana en la década de los años 70’s”.

Gran trayectoria de Antonio de la Torre con las Águilas

Antonio
El futbolista surgido en la cantera de Pumas fue un tremendo elemento en la media de los Cremas. Foto: MexSport.

Vale destacar que Antonio de la Torre Villalpando fue un futbolista que se hizo en la cantera de los Pumas de la UNAM, equipo con el que debutó y en el que logró grandes actuaciones pero se le recuerda más en América.

 

Pero con los azulcremas, de la Torre se convirtió en un titular habitual y logró hacer historia al obtener un título nacional, una Copa de la Concacaf y una Copa Interamericana a lo largo de los ocho años que estuvo ahí.

Recuerdos a nivel internacional

Antonio
Figuras como Carlos Reinoso recordaron a quien fuera su compañero a través de mensajes en redes sociales. Foto: Instagram.

Probablemente entre los recuerdos más memorables que dejó como jugador del América, el más destacado sea el del título de la Copa Interamericana que consiguieron en 1978 frente a Boca Juniors.

 

Antonio de la Torre fue titular en el segundo y tercer partido de la serie, que culminó con un golazo extraordinario de Carlos Reinoso en tiempos extra y que significó un duro golpe para el entonces campeón de Copa Libertadores.