Ana Razo Villela y Roberto Guerrero llevaban millón de dólares en droga (FOTOS)

Ana Razo Villela y Roberto Guerrero fueron detenidos y acusados de guardar miles de pastillas de droga en la sillita del auto de su hijo.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
FOTO Oficina del Alguacil del Condado de Yavapai
  • Ana Razo Villela y Roberto Guerrero fueron detenidos en Arizona con 52,oo0 pastillas de fentanilo en su auto
  • La pareja llevaba la droga escondida en la sillita de uno de sus tres hijos cuando los paró la policía
  • Razo Villela y Guerrero ya están en la cárcel y los tres niños fueron entregados a la custodia del gobierno

Ana Razo Villela y Roberto Guerrero fueron detenidos y acusados de guardar miles de pastillas de droga en la sillita del auto de su hijo. Agentes de la Oficina del Alguacil del Condado de Yavapai (YCSO, por sus siglas en inglés) detuvieron a la pareja, luego de lo que el oficial a cargo pensó que sería una parada de tráfico rutinaria hasta que descubrió las pastillas.

De acuerdo a la orden de arresto de Ana Razo Villela y Roberto Guerrero, consultada por MundoHispánico, la pareja guardaba escondida bajo la sillita de su hijo de seis años y en una bolsa de plástico, un total de 52,000 pastillas del peligroso opioide llamado fentanilo. La pareja fue detenida y los pequeños puestos bajo custodia de trabajo social.

Ana Razo Villela y Roberto Guerrero caen por la droga escondida

Roberto Guerrero, de 26 años, fue detenido por una falta de tráfico por ir a exceso de velocidad y las autoridades descubrieron la droga en su auto escondida. (FOTOS Oficina del Alguacil del Condado de Yavapai)

La tarde del domingo 28 de marzo del 2021 un patrullero del YCSO atisbó a un auto que iba a exceso de velocidad sobre la carretera I-17, que sale desde la ciudad de Phoenix y sube hasta el estado de Utah, y se lanzó para detener el carro y ponerle una infracción. El oficial alcanzó el vehículo casi junto a la salida del pueblo Cordes Lakes.

El agente del YCSO llevaba en su patrulla a un perro entrenado para detectar drogas. El oficial detuvo al vehículo y al acercarse al auto notó que iba una pareja hispana con un niño. El conductor se identificó como Roberto Guerrero y dijo que su esposa era quien lo acompañaba junto a sus tres hijos. Hasta ahí todo parecía normal.

Roberto Guerrero: Una rutinaria parada de tráfico

Ana Razo Villela, de 24 años, dijo ser la madre de los tres niños de 6, 5, y 1 año de edad que iban con ella y su esposo (FOTO Oficina del Alguacil del Condado de Yavapai)

El oficial del YCSO le pidió su licencia y tarjeta de seguro a Roberto Guerrero, quien se los dio, y luego volvió a su patrulla para hacer la multa correspondiente por exceso de velocidad. Hasta entonces todo seguía con normalidad. Fue cuando, y sólo por rutina, bajó a su perro de la patrulla y le pidió que olfateara el vehículo.

Según el patrullero, él ya estaba a punto de darle la multa y devolverle sus documentos a Roberto Guerrero para que siguiera su camino hacia el norte, cuando de repente el can policía avisó al oficial que había olfateado drogas adentro del carro e hizo la señal de alerta para la que está entrenado.

Roberto Guerrero: El perro policía advierte del cargamento

Los patrulleros encontraron la droga, gracias a que los alertó un perro policía, escondida en la parte de plástico debajo de la sillita del auto de uno de sus tres hijos y que llevaban en la cajuela.

Ante la advertencia del perro, el oficial del YCSO le pidió a Roberto Guerrero que bajara del carro y le dijo a la mujer que se identificara y fue entonces cuando ella le dio también su licencia de manejo y el policía comprobó que era Ana Razo Villela. El agente, debido a que la madre llevaba a tres niños, pidió en el lugar a una oficial mujer para revisarla a ella.

Sin embargo, el perro seguía inquieto y marcando que en el vehículo podría haber drogas. Varios agentes del YCSO llegaron al lugar para asistir a su compañero y entre varios comenzaron a revisar el auto. Sin embargo, adentro del carro no encontraron nada, abajo de la unidad tampoco. Pero el perro insistía en que había drogas adentro.

La droga estaba escondida en la sillita de la cajuela

En total los agentes decomisaron 52,000 pastillas de fentanilo y que en las calles de Estados Unidos hubieran tenido un costo de un millón de dólares.

Mientras los oficiales revisaban el auto, Roberto Guerrero y Ana Razo Villela junto con  sus tres niños fueron puestos por separado en la parte trasera de dos patrullas. Los agentes incluso revisaron el motor del carro, pero no pudieron encontrar nada. Sin embargo, el perro insistía y hacía todas las señales de alerta a los policías.

Los agentes del YCSO abrieron la cajuela y encontraron, entre otras cosas, ropa de los niños, de la madre y su esposo. También había varias cajas de zapatos. Todo lo revisaron, incluso la llanta de refacción, entonces advirtieron que en la cajuela iba una segunda silla para sentar a un niño en el carro. A uno de los agentes eso le llamó la atención.

Roberto Guerrero: El arresto de unos padres de familia

Varios agentes llegaron para revisar el auto de la pareja luego de que el perro les advirtió que había droga escondida.

El oficial se dio cuenta que la parte de abajo de la segunda sillita de niño parecía estar hueca y algo resonaba dentro. El perro policía entonces se puso aún más inquieto cuando el agente comenzó a manipular el asiento del menor. Al desmontar las cuatro partes del plástico, los agentes descubrieron la bolsa de plástico con las pastillas azules.

Al hacer las pruebas periciales en el lugar de una de las pastillas los agentes descubrieron que estaban hechas con fentanilo, una droga parecida a la heroína y que está de moda en Estados Unidos, la cual tiene efectos muy poderosos y adictivos en las personas. Ana Razo Villela y Roberto Guerrero entonces fueron detenidos.

Desde Tucson con rumbo al norte

Roberto Guerrero Ana Razo Villela
Todo empezó como una falta de tráfico sin importancia y terminó con los dos hispanos detenidos y sus hijos en custodia del gobierno.

Ana Razo Villela, de 26 años, y Roberto Guerrero, de 24 años, fueron acusados de tráfico de drogas y de poner en peligro la vida de sus hijos, todos menores de seis años. La pareja ya enfrenta su proceso penal en la cárcel del Condado de Yavapai y están a la espera de que el juez dicte cuándo tendrán su primera audiencia por los dos casos considerados muy graves.

De acuerdo con un comunicado del YCSO, el precio de las 52,000 pastillas de fentanilo en las calles de Estados Unidos pudo haber sido de un millón de dólares. La pareja Ana Razo Villela y Roberto Guerrero, sólo dijo que vivían en Tucson, en el sur de Arizona, pero no quiso revelar su destino hacia el norte.

Les retiran la custodia de sus hijos

 

Roberto Guerrero Ana Razo Villela
FOTO Tomada de Facebook

En la orden de arresto de Ana Razo Villela y Roberto Guerrero se detalla que el juez que recibió su caso les retiró la custodia de los niños y los pequeños  fueron puestos a disposición del Departamento de Protección de Menores de Arizona (ADCS, por sus siglas en inglés).

David Rhodes, alguacil del Condado de Yavapai, emitió un comunicado en el que dijo estar conmocionado por el arresto de Razo Villela y Guerrero. “Estoy totalmente conmocionado de que unos padres hayan usado la silla de uno de sus hijos inocentes para esconder esa droga tan peligrosa” dijo Rhodes sobre los niños de 1, 5 y 6 años de la pareja.

“Esta es la realidad de nuestro mundo”

 

Roberto Guerrero Ana Razo Villela
FOTO Tomada de Facebook

“Tristemente esta es la realidad de nuestro mundo hoy en día… gente tratando de ser creativa para esconder sus actividades criminales, pero tienen que saber que no pueden esconder nada de nosotros. Estoy agradecido con nuestro oficial, con el perro, porque rescatamos a estos niños de ese entorno tan peligroso”, finaliza el comunicado.

El Condado de Yavapai, en donde sucedieron los hechos, está en el norte del estado de Arizona y la ciudad principal es Prescott. El condado toma su nombre de la comunidad nativa de los Yavapai y que significa ‘Hijos del sol’, ya que la zona está enclavada en el desierto y junto a una serranía de tierra roja con presencia de nativos americanos.

El fentanilo, una droga muy peligrosa

Roberto Guerrero Ana Razo Villela
Las autoridades de salud en Estados Unidos advierten que el fentanilo es la droga más peligrosa que circula por las calles del país y causa miles de muertes al año (FOTO Administración para el Control de Drogas)

De acuerdo con los científicos y médicos del Instituto Nacional contra el Abuso de Drogas (NIH, por sus siglas en inglés), del gobierno de Estados Unidos, el fentanilo es una droga de la familia de los opioides y que produce los mismos efectos que la heroína, pero de un 50 a 100 por ciento mucho más potente por cada dosis.

El fentanilo es una droga que se usa, con receta médica, para atender pacientes con grandes dolores físicos producto de lesiones graves en accidentes, o que se prescribe en personas convalecientes de cirugías mayores para que les ayude a paliar el dolor intenso.

La droga que causa la muerte

Roberto Guerrero Ana Razo Villela
Una muestra mínima de fentanilo, como la que aparece en polvo junto a una moneda de un centavo, es suficiente para matar a una persona de una sobredosis (FOTO Administración para el Control de Drogas)

Según las estadísticas de la propia NIH el fentanilo es la droga responsable de la mayoría de las muertes por sobredosis en Estados Unidos. Hasta el 2019, el último año del cual el organismo tiene estadísticas, la droga fue responsable de 58 de cada 100 personas muertas por sobredosis de alguna droga.

El fentanilo sintético que se vende en las calles de Estados Unido en pastillas, está hecho en laboratorios clandestinos, y luego se pulveriza por el adicto vertido en papel de aluminio y se puede aspirar o inyectar. Una sola y primera dosis puede causar adicción en el consumir, advierte el NIH, y sumerge al usuario en un sueño plácido.

Etiquetas: , ,
Continua artículo relacionado