Ambulancias de Los Ángeles no trasladarán a pacientes con COVID con pocas posibilidades de sobrevivir

Foto: Getty / Video: MH
  • Ambulancias del condado de Los Ángeles no trasladarán a pacientes con COVID con pocas posibilidades de sobrevivir
  • “Pacientes adultos en un paro cardíaco traumático y no traumático fuera del hospital no serán transportados”, según un comunicado de la EMS
  • La EMS también ordenó a las ambulancias que traten de conservar al máximo el uso de oxígeno

Ante el aumento desmesurado de casos de COVID-19 en el estado de California, las autoridades sanitarias del condado de Los Ángeles se han visto obligadas a tomar medidas extremas en cuanto a los pacientes con coronavirus.

Los equipos de ambulancias de Los Ángeles recibieron órdenes estrictas de no transportar a aquellos pacientes con covid que tengan pocas o ninguna posibilidad de sobrevivir, informó CNN.

ambulancias los ángeles

Foto: Twitter.

Según el medio reseñado, la Agencia de Servicios Médicos de Emergencia (EMS por sus siglas en inglés) del Condado de Los Ángeles también ordenó a las ambulancias que traten de conservar al máximo el uso de oxígeno.

“Dada la necesidad aguda de conservar oxígeno, con efecto inmediato, el EMS sólo debe administrar oxígeno suplementario a pacientes con saturación de oxígeno por debajo del 90%”, dijo la EMS este lunes.

De acuerdo con la EMS, muchos de los hospitales de Los Ángeles no tienen la capacidad para recibir a pacientes que no tienen posibilidades de sobrevivir.

“Con vigencia inmediata, debido al impacto severo de la pandemia de COVID-19 en los servicios de emergencias médicas y los hospitales receptores del 911, pacientes adultos (de 18 años de edad o mayores) en un paro cardíaco traumático y no traumático fuera del hospital no serán transportados si no se logra el retorno de la circulación espontánea en el terreno”, dijo la agencia en un comunicado emitido a los trabajadores de ambulancias de Los Ángeles la semana pasada.

Asimismo, el comunicado indicaba que todos aquellos pacientes que se estabilicen después del período de reanimación sí podrán ser trasladado a un hospital.

De igual forma, si el paciente “es declarado muerto en el lugar o no se puede restaurar el pulso, los paramédicos ya no transportarán el cuerpo al hospital”.

Y es que el estado de California alcanzó este lunes los 2.441.317 casos confirmados y los 26,665 muertos por coronavirus, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

“Los hospitales están declarando desastres internos y tienen que abrir gimnasios de iglesias para que funcionen como unidades hospitalarias”, dijo la supervisora Hilda Solís, calificando el momento que atraviesa el estado como un “desastre humanitario”.

De acuerdo con la directora de salud pública del condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, cada 15 minutos muere una persona a causa del virus e indicó que a su juicio, la situación sanitaria “empeorará”.

“Es probable que los aumentos en los casos continúen durante las próximas semanas como resultado de las fiestas y las celebraciones de fin de año y de los viajeros que regresan”, dijo Ferrer.

“Es probable que experimentemos en enero las peores condiciones de las que hemos enfrentado toda la pandemia, y eso es difícil de imaginar”, agregó.

Por otro lado, problemas de distribución y logística han demorado la aplicación inicial de la vacuna contra el coronavirus en California, que se desarrolla a un paso que el gobernador Gavin Newsom calificó de “insuficiente”, informó The Associated Press.

El estado intenta realizar la campaña de inmunización masiva “con la urgencia que el momento requiere y la urgencia que reclama la gente”, pero al presente apenas el 1% de los 40 millones de habitantes del estado han recibido la vacuna, dijo el gobernador demócrata.

Las 454.000 dosis de vacuna aplicadas en el estado representan apenas un tercio de las casi 1,3 millones recibidas hasta el momento, de acuerdo con el Departamento de Salud Pública.

En todo el país, las inmunizaciones proceden con una lentitud mayor que lo previsto debido a obstáculos logísticos y distintos enfoques de los estados y distritos. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dijeron el lunes que se han aplicado casi 4,6 millones de inyecciones.